Aparecen: ,

«Son cuestiones políticas, están metidos concejales»

Tras las quejas de los vecinos, el intendente de Chamical, Daniel Elías, anunció el cierre de la fábrica de asfalto. El jefe comunal vinculó los reclamos de los vecinos «con cuestiones políticas». «Ahi están metidos concejales electos y algunos que suenan para cargos en el nuevo gabinete municipal. No quieren que sigamos trabajando con el asfaltado», dijo.

Tiempo de lectura:2 Minutos, 16 Segundos

Tras los reclamos de vecinos del barrio Angel Vicente Peñaloza de la localidad de Chamical, el intendente de ese departamento Daniel Elías, anunció el cierre de la fábrica de asfalto.

El jefe comunal dialogó con La Mañana de La Red y al anunciar el cierre de la fábrica, vinculó los reclamos de los vecinos con «cuestiones políticas». «Esto se volvió una cuestión política, ahí están metidos los que son electos concejales, algunos que suenan para cargos en el nuevo gabinete municipal en Chamical y no quieren permitir que sigamos trabajando con el tema del asfaltado. Ellos son los que se oponen», afirmó Elías.

El Intendente afirmó que con el cierre de la fábrica -que pertenece al municipio- hay 43 pesonas que se quedan sin trabajo aunque luego admitió que se trata de trabajo precarizado. «Nosotros ya la hemos cerrado a la planta y lamentablemente quedaron 43 familias sin trabajo. Son trabajadores temporarios, son todos contratados», dijo y luego agregó que los operarios tienen seguro pero no supo informar qué tipo de seguro ni de qué empresa. Elías tampoco informó sobre si los trabajadores contaban o no con obra social y con el pago de aportes patronales.

A su vez, el Intendente negó de plano que la fábrica genere contaminación ambiental, tal como denunciaron vecinos del barrio Ángel Vicente Peñaloza. «La empresa cumple con todas las precauciones y normas requeridas. Larga humo porque funciona a fuel oil, es una mezcla más barata que la del gasoil. Pasa que a veces se ahoga la máquina y larga vapor porque todo ese líquido, ese alquitrán, va a unos piletones que están ahi adentro», indicó.

Respecto de la posibilidad de relocalizar la planta para evitar la contaminación, Elías dijo que el traslado no es posible porque «es mucho gasto y mucho tiempo relocalizar la fábrica».

Luego, Elías lamentó el cierre de la planta al sostener que con esta medida se dejó de asfaltar calles de la ciudad de Chamical. «Hace dos o tres años que viene trabajando la fábrica, se vienen asfaltando distintas calles de nuestro departamento. Desde agosto estamos asfaltando y con este cierre hemos paralizado el trabajo que teníamos previsto para varios barrios de la ciudad», dijo.

En este punto, el jefe comunal sostuvo que con la clausura abrupta de la fábrica, se perdieron materiales por un valor que ronda los 700 mil pesos. «Se perdieron 700 mil pesos en materiales que ya no se podrán utilizar y que alcanzaba para asfaltar cuatro cuadras. Se perdieron porque el material del asfaltado se endurece y la gente, unas 15 o 20 personas, no dejaban salir a los camiones», denunció.

Por último, dijo que será decisión de la próxima gestión municipal reabrir o no la fábrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

La coyuntura hace que muchas veces lo que alcanza para ganar una elección no alcance para Gobernar

Hay un sector del espacio del Gobernador electo que impulsa el sectarismo en un extremo que roza el ridículo: 'solo aquellos que sienten el Gitano como una pasión tienen derecho a ser parte del próximo Gobierno, aquellos que acompañamos a Ricardo desde el 2003, cuando asumió la Intendencia'. En el otro polo, una visión más aperturista busca que Quintela piense en grande, con un Proyecto de ocho años de Gobierno para 'todos los riojanos'.