Aparecen: ,

La víctima había denunciado un asalto por verguenza, pero luego contó lo sucedido

1

El hecho se comenzó a perpetrar en la Plaza 25 de Mayo. Un abuelito de 65 años, luego de cobrar parte su salario en un Banco, se dirigía a otra entidad bancaria, cruzando la Plaza 25 de Mayo. Fue entonces cuando escuchó a una mujer ofrecer sexo a cambio de dinero a una persona. Esperó y le dijo a la mujer ‘yo te pago’. La mujer lo llevó en moto a un descampado detrás de Estadio de Vargas, y aprovechó para robarle 80 mil pesos.

Tiempo de lectura:38 Segundos

Redacción de RiojaLibre

Luego de concretar el primer diálogo con la mujer, el Abuelito le dijo: ‘voy a la Farmacia, buscame por ahí’. Fueron en la moto de la mujer hasta un Descampado en el Barrio de Vargas, cerca del conocido Supermercado. Cuando el abuelo se baja lo pantalones, la mujer ve que se le cae un fajo de billetes, lo agarra y sale corriendo.

El abuelo intenta seguirla, pero tropieza en el camino. Sin plata, el abuelo debió volver hasta su Domicilio caminando.

Primeramente, esta persona de 65 años denunció en la Comisaría Segunda un asalto, pero luego admitió ser él quien inició el diálogo con la mujer y contó lo sucedido.

La policía habría logrado identificar a la mujer, y está buscándola intensamente.

One thought on “La víctima había denunciado un asalto por verguenza, pero luego contó lo sucedido

  1. Che! No sean pelotudos! Tiene 65 años, si bien puede ser abuelo pero, no para tildarlo de abuelito. Si tuviera 80 años si podrían decirle abuelito pero, no con 65!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

"Transformamos los aplausos de reconocimiento para los médicos en beneficios concretos"

Luego de una suspensión de más de dos meses por la pandemia de coronavirus, hoy la Cámara de Diputados sesionó con modalidad remota por primera vez en la historia del Congreso de la Nación. En esta primera sesión de modalidad telemática, se aprobó el proyecto de ley que Álvarez venía promoviendo de forma personal desde el inicio de la pandemia: eximir del pago de ganancias al personal de la salud, fuerzas de seguridad y otros trabajadores esenciales, que debieron seguir trabajando durante las medidas de aislamiento social obligatorio.