Aparecen: , , , ,

50 mil razones para confrontar con medios y periodistas conservadores

En la política nada es casualidad, todo obedece a una causa que motiva los comportamientos y/o actitudes. Lo que sucede con el Gobernador en medios nacionales no es la ‘excepción a la regla’. Quintela no evita confrontar ideológicamente con los medios que están identificados claramente con un determinado sector político; por el contrario, lo hace convencido. En esta columna te explicamos el por qué.

Tiempo de lectura:7 Minutos, 40 Segundos

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Por-julio-laboranti.jpg

En las últimas elecciones para Gobernador, redondeando los números, Ricardo Quintela obtuvo 100 mil votos, Julio Martínez 70 mil votos y Luis Beder Herrera 50 mil votos. Es imprescindible tener estas cifras en la cabeza para comprender el profundo debate político que el Gobernador intenta plantear ante la Ciudadanía.

Hay una realidad inapelable, que la reconocen tanto desde el oficialismo como desde la oposición: desde Febrero Ricardo Quintela ha ganado lugar en los medios nacionales, ocupando varias veces las portadas de los medios audiovisuales y las Tapas de los Diarios de mayor tirada a nivel nacional. Es cierto que en todas las ocasiones, desde los medios más conservadores se aprovechó para ‘castigar’ al máximo mandatario riojano.

Se observan dos interpretaciones disímiles al respecto. Algunos sectores y referentes opositores aseguran que ‘al Gitano no se lo está cuidando bien, en solo cinco meses ya recibió varios cascotazos desde los medios más importantes’. Por otra parte, otros argumentan una vieja premisa política/comunicacional: ‘que se hable bien o mal es secundario, lo primordial es que se hable’.

El Gobernador sabe que cada vez que aparece en los medios nacionales lo castigan, y lo sigue haciendo no por mero masoquismo, sino porque eso lo ayuda a ‘fijar posiciones’ a nivel local

Sin embargo, desde este humilde espacio nos proponemos analizar una tercera corriente de interpretación: el Gobernador sabe que cada vez que aparece en los medios nacionales lo castigan, y lo sigue haciendo no por mero masoquismo, sino porque eso lo ayuda a ‘fijar posiciones’ a nivel local.

El manual de la Comunicación Política divide al elector en cuatro grandes grupos:

  • El ‘voto duro’ es el que te ha votado históricamente, y lo hará con seguridad en la próxima elección.
  • El ‘voto blando’ es el que ideológicamente está cerca de tu postura, es probable que te vote dependiendo la coyuntura.
  • El ‘voto posible’ es el que está más cerca de votar a tu adversario, pero no está definido y puede ser persuadido.
  • Y el ‘voto imposible’ es el ‘voto duro’ de tu adversario, el que no te votará de ninguna manera.

Visto desde la perspectiva del oficialismo, los cien  mil votos que obtuvo Quintela el pasado 27 de Octubre conforman el ‘voto duro’: históricamente votaron al PJ, y lo harán en las próximas elecciones. Los 70 mil votos de Julio Martínez se enmarcan dentro del ‘voto imposible’: riojanos que eligieron al radicalismo y al macrismo, que ideológicamente están en las antípodas del Gobernador. Ahora bien, lo que realmente interesa es descifrar dónde se encuadran los 50 mil riojanos que eligieron a Beder Herrera en la última elección.

Mes a mes, Casa de las Tejas realiza encuestas ‘midiendo el humor social’ y consultando por la imagen y la Gestión del Gobernador. En el análisis fino de dichos estudios, se deduce que la gran mayoría de esos 50 mil votos que obtuvo Beder en Octubre del año pasado pertenecen al denominado ‘voto blando’: ideológicamente están cerca –o son- del PJ, pero por la Coyuntura votaron a otro candidato.

La gran mayoría de esos 50 mil votos que obtuvo Beder en Octubre del año pasado pertenecen al denominado ‘voto blando’: ideológicamente están cerca –o son- del PJ, pero por la Coyuntura votaron a otro candidato

Es aquí donde debe buscarse la explicación a las apariciones del Gobernador en los medios nacionales. Si se reflexiona unos minutos, preguntándose qué medios o qué periodistas ‘lo castigaron’, y qué medios y/o qué periodistas de alguna manera ‘lo defendieron’; concluiremos que ‘lo castigaron’ medios y periodistas que históricamente no han ocultado su enfrentamiento al peronismo (La Nación, Clarín, TN, Alfredo Leuco, Jorge Lanata, Nicolás Wiñazky, Pablo Sirvén y Luis Majul entre otros), y ‘lo defendieron’ medios y periodistas que vienen ‘bancando’ el Proyecto Nacional y Popular: (C5N, El Destape, Víctor Hugo Morales, Juan Amorín, Roberto Navarro entre otros).

Retrocedamos algunos meses y/o años, y veremos que los mismos que hoy castigan a Quintela ‘le pegaron duro’ a Beder Herrera (Clarín, Lanata, etc.), y los mismos que ‘defendían’ a Beder, hoy le dan lugar a Quintela para que haga su descargo (C5N, Navarro, Amorín, etc.).

Los mismos medios que hoy castigan a Quintela ‘le pegaron duro’ a Beder Herrera (Clarín, Lanata, etc.), y los mismos que ‘defendían’ a Beder, hoy le dan lugar a Quintela para que haga su descargo (C5N, Navarro, Amorín, etc.)

Se trata de una cuestión ideológica. Los 50 mil riojanos que votaron a Beder Herrera para Gobernador en Octubre ‘no se espantan’ con las denuncias de corrupción contra Boudou y Cristina; por el contrario, votaron a un candidato que públicamente se mostró junto a esos actores. Son 50 mil riojanos que –en su gran mayoría- tienen clara su ideología bien definida, que no la cambian por un informe periodísitco.

Estas apariciones de Quintela en medios nacionales NO espantan al ‘voto duro’: esos 100 mil que lo eligieron como Gobernador, en su gran mayoría lo  hicieron por que siempre votan al PJ, esté quien esté como candidato; muy poco les importa si aparece en TN o no. Por otra parte, cierto es que los ‘cascotazos de TN, Clarín y La Nación’ alejan aún más a los 70 riojanos que votaron por Mashasha: es un elector alejado ideológicamente del peronismo y que ‘consume’ cuasi adictamente los contenidos de estos medios.

Ahora bien, lo que realmente importa es la reacción de los 50 mil electores que optaron por Beder en Octubre: lejos de espantarlos, el ‘ensañamiento’ de periodistas y medios conservadores, los acerca al actual Gobernador.

Así lo reflejan las números. Según pudo saber RL, las encuestas marcan un crecimiento de la imagen positiva del Gobernador. Uno de esos estudios se hizo en los días subsiguientes a dos apariciones de Quintela en los medios nacionales (declaración sobre médicos y fuerte enfrentamiento con Wiñasky, y distorsión sobre presos por violencia de género): el riojano no ‘se dejó influenciar’ por los ataques de estos medios al Gobernador, por el contrario, su imagen positiva subió.

Conmigo o contra mi

Esta batalla ideológica también ayuda al Gobernador a ‘fijar posturas’ límites adentro de la Provincia, uniendo a propios y dividiendo a opositores. Gobernar para los que menos tienen vs Gobernar para los que más tienen, esa es la disputa de fondo que plantea Casa de las Tejas. Este enfrentamiento ideológico excede el partidario, que en ciertas ocasiones llega a confundir al elector, sobre todo al capitalino.

Lo que realmente importa es la reacción de los 50 mil electores que optaron por Beder en Octubre: lejos de espantarlos, el ‘ensañamiento’ de periodistas y medios conservadores, los acerca al actual Gobernador

Inés Brizuela y Doria ganó las elecciones de Octubre y se transformó en la primera Intendenta mujer de la Ciudad de La Rioja. Nadie puede discutir eso. Sin embargo, no se debería perder de foco el contexto: lo hizo frente a tres candidatos que dividieron el voto ‘peronista’. Tanto Tere Madera como Paredes Urquiza y Néstor Bosetti se autoproclaman peronistas: frente a los 38 mil votos (radicales y  macristas) que logró Inés, hubo 70 mil votos peronistas que se dividieron en tres candidatos.

Inés no tuvo un crecimiento considerable con respecto a los votos que obtuvo en  2015: la gran diferencia fue que en aquella oportunidad el peronismo se dividió en dos candidatos a Intendente (APU y Hugo Vera) y en 2019 lo hizo en tres (Madera, APU y Bosetti).

Con esta disputa ideológica, el Gobernador pretende clarificar la segmentación partidaria del voto, convirtiéndola en ideológica: ‘los que respaldan mi ideología y los que la confrontan’. En este primer tramo, Néstor Bosetti fue el primero en definirse: confronta al Gobernador. Este año y medio le servirán al capitalino para tener muy claro que votar a Bosetti es votar a la oposición del Gobierno Provincial.

Inés no tuvo un crecimiento considerable con respecto a los votos que obtuvo en  2015: la gran diferencia fue que en aquella oportunidad el peronismo se dividió en dos candidatos a Intendente (APU y Hugo Vera) y en 2019 lo hizo en tres (Madera, APU y Bosetti)

No habrá capitalinos que concuerden con la ideología del Gobernador y a la vez voten por la lista del ex Vicegobernador, que seguramente será candidato a Diputado Provincial.  En ese marco, Tití disputa el voto ‘opositor’, de esos 70 mil riojanos que eligieron a la oposición (Julio Martínez) en 2019.

En este escenario, cada ‘opereta’ de Fénix contra Quintela ayuda a la estrategia del Gobierno Cada en nota en contra del Gobernador en Fénix, aleja aún más a Tití de la ‘ideología peronista de Quintela’, y lo acerca al Municipio, con Inés saliendo al menos dos veces por semana en la emisora. Si continúa está lógica, en 2021 Bosetti será un problema de Inés; será la Intendenta la que deberá convencerlo para que vaya tercero o segundo en su lista, y no le ‘robe’ votos yendo con lista propia.

Desde esta columna lo venimos anticipando desde hace varios meses: el conflicto Casa de las Tejas-Fénix es político, no comunicacional. El Quintelismo está convencido de que ‘no les conviene’ tener a Tití adentro. Hay una batalla ideológica en marcha, y claramente Bosetti no está en el mismo bando ideológico que el Gobernador.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

¿La heredera? El increíble parecido entre Pampita y su sobrina Brisa, que acaba de cumplir 18 años

Dada la cuarentena total que rige en el país la joven y su tía no pudieron verse en este día tan especial. Por eso la foto que la modelo utilizó para acompañar su salud es de hace un tiempo. En ella se las ve a las dos abrazadas, en bikini con lentes de sol y una sonrisa asombrosamente parecida.