Un Vicerrector que NO respeta la identidad sexual

Un Vicerrector que NO respeta la identidad sexual

Para el Vicerrector de la UNLaR -José Gaspanello- una persona que decidió cambiar su identidad es ‘un hombre vestido de mujer’. Así lo hizo saber en un posteo que compartió en Facebook, y que generó el rechazo generalizado de toda la sociedad. Lejos de ‘avanzar’, con el debate por la Despenalización del Aborto, Gaspanello retrocede unas cuantas décadas. ¿Qué pasa con los estudiantes Trans de la UNLaR? ¿Deben intimidarse por los dichos del Vicerrector?

El Estado se hace cargo del costo del Tratamiento

El Estado se hace cargo del costo del Tratamiento

La Rioja se prepara para brindar la primera intervención quirúrgica en su territorio, bajo la Ley de Identidad de Género que establece que quienes quieran cambiarse de sexo lo pueden hacer de manera gratuita. El dato curioso es que esta riojana trans (se preserva su identidad) se sacará las mamas, pero por el momento no se pondrá pene. El tercer género ya es una realidad en La Rioja.

Enojo en la comunidad Trans con el Registro Civil

Enojo en la comunidad Trans con el Registro Civil

Ya tienen su DNI con identidad de mujer, pero fueron a votar y en el padrón figuraban con ‘nombre de varón’. Por eso, en algunos casos, tuvieron problemas para votar ante la falta de sentido común del presidente de mesa. Aseguran que es porque en el Registro Civil no se actualizaron los datos. Incoherencias: pedimos que vayan a votar, pero a las que van  los humillamos.

A los 16 años, Samantha decidió cambiar de sexo

A los 16 años, Samantha decidió cambiar de sexo

Desde Aimogasta llega una increíble historia de libertad sexual, que tiene como protagonista a Samantha, de 19 años. Desde que iba creciendo sentía que no era un hombre. A los 16 años decidió cambiar de sexo y ahora es Samanta Palacios. “Tuve mis contras con la sociedad, si salir maquillada o no, pero me sentí plena porque mi familia lo sabía”, explica Samantha. NO TE PIERDAS DOS VIDEOS INCREÍBLES QUE MUESTRAN SU TRANSFORMACIÓN.