La odisea de un riojanito en Córdoba

La odisea de un riojanito en Córdoba

El caso fue reflejado por el Noticiero de Canal 12, la señal más vista de la Provincia. Lucas Ezequiel Ortiz Gaitán tiene 9 años, vive en La Rioja pero pasa mucho tiempo en Córdoba. A los 3 años y 10 meses le diagnosticaron «leucemia linfoblástica aguda» y desde ese momento tuvo que venir a Córdoba para hacerse tratar, ya que en su ciudad no tenía esa posibilidad.

Un nene de La Rioja, que se atiende en Córdoba, necesita someterse a quimioterapia. Su mamá está muy preocupada porque aún no consigue la medicación.

«Sufrió un descenso de peso abrupto, irritabilidad, falta de apetito», contó Jamila, su mamá, quien relató con dolor cómo fue el comienzo de esta terrible enfermedad. «Desde hace 5 años es paciente del ‘Hospi’ de Niños», comentó. De esa cariñosa manera se refiere al Hospital de Niños de Córdoba, adonde es atendido por un grupo de profesionales especializados.

El tratamiento, que comenzó con rayos, logró que «Meme»- como apodan a Lucas- se estabilice. Pero el 14 de febrero de este año sufrió una fuerte recaída, que incluyó una operación a donde le extirparon un testículo que tenía células cancerígenas. El 4 de marzo comenzaron los rayos y ahora debe someterse a una quimioterapia. De ahí la preocupación de su mamá que se desvela por su hijo y por conseguir la medicación.

ONCASPAR es la droga que necesitan y según Jamila no se consigue en el país:»Tenemos que pedirle al ANMAT que alguna droguería la compre afuera. Cada ampolla cuesta 115 mil pesos, y son doslas que necesita para comenzar».

+MIRÁ MÁS: Un changarín encontró 500 mil dólares y los devolvió: “A mí la plata me gusta ganármela”

«Meme» tiene a sus papás separados. Su mamá es empleada del Ministerio de Salud de la Rioja y su papá trabaja en la construcción. La mujer, dice que la obra social del personal ladrillero, que tiene su expareja está «moviendo cielo y tierra para conseguirlo».

Mientras tanto arman los bolsos para regresar mañana a Córdoba. El fin de semana viajaron a La Rioja para que «Meme» festeje el cumple con sus amigos y asista por unos días a su clases de balet, porque es bailarín de malambo. El viaje será duro, porque como cuenta Jamila, a su hijo le cuesta dejar su vida en La Rioja: » Ya está más grande y no se conforma con un juguetito, no se quiere ir a Córdoba».