Nazareno Rippa viajó a ver al Indio Solari

Nazareno Rippa viajó a ver al Indio Solari

El joven riojano contó que “aunque tenía la entrada, no me la pidieron para entrar”. “Fue una fiesta hermosa, todos cantamos nos quedamos sin voz, estuvimos adelante, vimos lo que sucedió que había gente en el piso pero luego de ayudarlos se levantaban, pero algo así nadie esperaba, todos disfrutamos, y que pase algo así es muy triste y nos conmueve”, explicó.

Nazareno Rippa viajó en un contingente de tres colectivos que partieron de nuestra provincia para ver el recital en Buenos Aires.

El joven relató que partieron desde la vieja Estación los tres colectivos que los llevaban a Buenos Aires. Cada vez que se acercaban al lugar donde se realizaría el recital el flujo de gente era cada vez mayor, Nazareno también dijo que si bien él tenía la entrada en los controles que pasó para ingresar no se la pedía, por lo que cualquiera podría haber ingresado sin ticket y acotó que tampoco revisaban las mochilas.

Otra de las particularidades que tuvo este recital fue que la gente que estaba adelante estaba muy apretada, “por ejemplo cuando se quería hacer el pogo, para que se abra un poco para hacer el circulo, no se podía porque la gente estaba muy apretada”, dijo el joven.

“Yo creo que la euforia y la felicidad que uno tiene lo vuelve un poco inconsciente, creo que ninguno de mis amigos ni yo sentimos seguridad, lo que si se estaba muy apretado y era difícil salirse de ese lugar de concentración en el medio”, respondió Nazareno sobre si sintieron temor en el lugar.

Nazareno dijo que no le pareció muy extraño que no les pidieran las entradas ya que en Mendoza tampoco fue muy estricto el control.

“Recién a 10 cuadras del lugar del recital te podías mover, porque era una marea de gente, colapsó el barrio aledaño”.

El joven dijo que vio varios jóvenes que estaban en el piso a los cuales al parecer les faltaba el aire, y que recién alrededor de una hora y media después cuando llegaron al colectivo les informaron que había personas que murieron en el recital.

“Fue una fiesta hermosa, todos cantamos nos quedamos sin voz, estuvimos adelante, vimos lo que sucedió que había gente en el piso pero luego de ayudarlos se levantaban, pero algo así nadie esperaba, todos disfrutamos, y que pase algo así es muy triste y nos conmueve”.

Nazareno dijo que lo que los lleva a seguir al Indio Solari es la música y sus letras y a mística que envuelve los recitales de su ídolo, lo que los lleva a peregrinar a cada uno sus shows.

El joven también manifestó que no está de acuerdo con quienes dicen que la culpa de lo que les paso es de las victimas ya que no es así porque muchos de ellos no estaban ni alcoholizados ni drogados y ese mismo día había llovido y estaba muy barroso el lugar por lo que un resbalón podría haber dejado a cualquiera debajo de la marea de gente.