Peretti salió a bancar a Ricardo Darín: «Susana, Mirtha, Cristina o Vidal, ¿no maltrataron a sus compañeros?»

Peretti salió a bancar a Ricardo Darín: «Susana, Mirtha, Cristina o Vidal, ¿no maltrataron a sus compañeros?»

El actor opinó sobre el conflicto entre sus colegas y dijo que para él todo remitía a un problema laboral que también él podría tener. Diego Peretti se metió en el conflicto entre Valeria Bertucelli y Ricardo Darín, luego de que la actriz acusara al actor de maltratarla en el trabajo mientras hacían juntos la obra Escenas de la vida conyugal.

«No entiendo bien lo que dice ella, pero lo que interpreto es un problema laboral que tengo y tendré yo. Es muy complicado. La discusión se confunde. Me parece desacertado», dijo el actor de Los Simuladores en diálogo con Perfil, al ser consultado sobre la denuncia pública de la mujer del cantante Vicentico.

«¿Nunca maltrataste? —le preguntó entonces el actor al periodista—. Mujeres como Susana Giménez, Mirtha Legrand, Cristina Fernández de Kirchner o María Eugenia Vidal: ¿no maltrataron a sus compañeros alguna vez por el estrés del trabajo?».

Peretti entiende que el contexto influyó en lo que sintió Bertucelli respecto a la actitud de Darín: «Una obra de Ingmar Bergman no ayuda. La susceptibilidad de los actores es muy grande. Nos exponemos monumentalmente frente al público, poniendo el corazón. ¿Creés que Norma Aleandro y Alfredo Alcón no habrán discutido con ese texto? Trabajé con Alcón y cuando se enojaba, siempre con razón, era terrible. Lo avalo porque era un artista y te avisaba una, dos, tres veces, hasta que explotaba».

Luego, contó su experiencia trabajando con Darín: «Fue el productor y director del teatro Regina cuando hice Submarino amarillo, luego en la película La señal. Eran lugares de poder importante y el recuerdo que me dejó, más allá de su rigurosidad laboral, es que tenía una gran paciencia para tratar a técnicos y colegas»

Y continuó, hablando sobre la susceptibilidad del artista y los conflictos laborales que surgen a partir de allí, según su mirada. «Todo me provoca miedo, se confunde el trabajo. Los actores a veces debemos llorar entre nosotros, para que esté vivo, después pedimos disculpas por habernos patinado. Esto debe pasar en todos los ámbitos. En una obra como la que hago ahora hay una descarga con el humor… pero con Bergman… no… Trabajé en la educación, en la salud, y viví maltratos de todo tipo».

En una entrevista con Luis Novaresio en julio de este año Bertuccelli dijo dicho que había sufrido los «destratos» de su compañero en la obra que protagonizaron juntos en 2014. Semanas más tarde brindó detalles de su denuncia pública al hablar de insultos y «un empujón de más».

«Hicimos muchísimas funciones, pero me ha pasado de estar en una escena muy difícil de hacer, donde yo tenía que caer al piso partida del llanto y a la mitad de eso él estaba al costado del escenario, en bambalinas por supuesto, la única que podía escucharlo era yo, puteando a los gritos. Obviamente eso atenta contra tu trabajo. Traté de hacerlo como pude porque pensé que se había caído una luz o algo y cuando terminé y le pregunté qué pasaba. Me dijo: ‘Es que están tosiendo, te distraen, son unos hijos de puta'», contó Valeria, y luego recordó que en la última escena de la obra en la que había un empujón, el actor lo hizo con más fuerza de lo estipulado.