«Es culpa de un minúsculo grupo de activistas»

«Es culpa de un minúsculo grupo de activistas»

Mediante un comunicado de prensa Seargen SA informó que no se irá de Chilecito, aunque admitió que debió desafectar a sus empleados. Culpan al Municipio de Chilecito y al “minúsculo grupo de activistas políticos”, por la cesantía de los empleados de la firma y aseguran que volverán cuando tengan la habilitación. «Vamos a seguir informando y teniendo contacto con la comunidad», aseguran.

El comunicado expresa “queremos informar que a raíz de la decisión tomada por el Municipio de Chilecito de denegarnos la habilitación y de clausurar nuestras oficinas sin aviso previo, y luego de casi un año de trabajo ininterrumpido, nos vemos obligados a suspender nuestras actividades, y en consecuencia cerrar nuestras oficinas, cesanteando nuestros empleados en la localidad”.

De esa manera “hemos iniciado el procedimiento de crisis ante la Secretaría de Trabajo, motivada por la clausura ordenada por el Municipio y, por las expresiones radiales de funcionarios, afirmando que no podemos ni siquiera continuar con nuestro trabajo en los vecindarios”.

“Suponemos que este minúsculo grupo de activistas políticos que hoy cortan las rutas y que siguen con su postura de no dialogar ni escuchar fundamentos técnicos, científicos ni legales de la actividad minera, deberán estar satisfechos por lograr que, a través de métodos extorsivos, estas familias de Chilecito pierdan sus trabajos y así confirmar que sus esfuerzos por llevar a la pobreza, a la mediocridad y a la decadencia al pueblo de Chilecito están dando sus frutos”.

Sin embargo “queremos confirmar a la comunidad que SEARGEN no se va. En efecto, hemos presentado el correspondiente recurso de apelación ante la Resolución del Municipio y además en función de la respuesta que nos proporcionen las autoridades, vamos a solicitar una nueva habilitación comercial para trabajar y dar trabajo en la comunidad. Tan pronto estas acciones nos devuelvan los derechos que constitucional y humanamente merecemos, volveremos a instalarnos en la comunidad con el habitual sentido de transparencia y sinceridad que caracterizó nuestro trabajo”.

“Nuestros más de 3500 hogares visitados, nuestras más de 1700 firmas de apoyo recibidas, nuestros más de 300 currículos presentados, nuestros más de 1100 vecinos que solicitaron asistir a charlas informativas, nos animan a continuar con nuestro esfuerzo de hacer de Chilecito un lugar de progreso y desarrollo”.

Asimismo, “la sonora respuesta de repudio que el pueblo de Chilecito les ha dado a los numerosos intentos de los activistas anti mineros de convocar a acompañarlos en sus impunes e ilegales manifestaciones violentas, nos anima a afirmar que SEARGEN ha logrado construir una relación de confianza con la comunidad que, aunque embrionaria, es innegable y creciente. De allí la urgencia y la intensidad de estos activistas, pues solo temen que nuestra presencia los exponga aún más como los grandes mentirosos de esta historia”.

“Queremos informar que pronto estaremos de vuelta y, que tan pronto tengamos la habilitación comercial pertinente, nos comprometemos a contratar nuevamente a los empleados que hoy quedan en la calle por razones ajenas a nuestra voluntad”.

“Hasta que recuperemos la habilitación municipal, vamos a seguir informando y teniendo contacto con la comunidad, interactuando con la prensa y comunicándonos con el vecino a través de nuestra página de Facebook y nuestra página web así como los grupos de WhatsApp pertinentes”.

Finalmente, «agradecemos el fuerte apoyo que los vecinos de Chilecito y las zonas aledañas nos están brindando».