Lucas Silva fue imputado: su ex novia mostró fotos

Lucas Silva fue imputado: su ex novia mostró fotos

Otra vez la UNLaR es noticia por una denuncia escandalosa. Esta vez involucra a un referente no docente de la oposición, Lucas Silva Vega. El joven no docente fue acusado de violencia de género. En este sentido, su ex pareja lo denunció en la Comisaría Séptima y lo dio a conocer públicamente a través de las redes sociales, donde mostró fotografías de distintas lesiones en su cuerpo. MIRÁ LAS FOTOS!!!

“Hoy me tocó a mí, mañana podés ser vos”, fue la frase que eligió la joven de 24 años para titular el extenso escrito que explayó a través de su cuenta personal de Facebook. En él, relató un hecho de violencia en la cual Lucas Silva Vega (foto) sería el agresor.

Asimismo, remarcando que su vida estaría en riesgo, comentó que hace tiempo se encuentra separada del no docente. Sin embargo, señaló que en varias oportunidades, habría sido acosada por este joven, quien rondaría su domicilio con frecuencia, parándose en las esquinas de manera amenazante. Siguiendo esta línea, relató que el martes pasado estaba en su casa con dos amigos, esperando el delivery de una pizza que encargaron. En un momento, suena el timbre y, cuando abre la puerta, descubre que era su ex: “Era Lucas, totalmente desquiciado, gritándome, y, en ese mismo momento, me pega un ‘sopapo’, y después otro y siguieron. Yo intentaba soltarme y él, entre golpes, me preguntaba quién era mi amigo”, manifestó la mujer, y añadió: “Me ahorca y me acorrala contra las rejas de mi casa, mientras me repetía de quién era ese auto, que iba a matar al que esté conmigo. Me agarra de los pelos y me zamarrea, sigue golpeándome, me empuja y, gritando que lo iba a matar, ingresa desquiciado a mi casa. Cuando ve a mi amigo, lo saluda como si nada, le da la mano, me mira y sigue gritando, tira y rompe todo en mi casa”.

Seguidamente, la joven señaló que logró hacerlo salir y cerrar la puerta. Asimismo, pensó que el angustiante momento había terminado, pero volvió a tocar el timbre y le pidió a sus amigos que por favor no abrieran la puerta, y continuó: “Siento que salta las rejas de mi casa. En ese momento, llegó con su hermano, Marcos Silva Vega. Comienzan a golpear la puerta con piñas, a pegar patadas en la cerradura para abrirla, mientras yo gritaba desde adentro que se vayan, que iba a llamar a la policía”.

Una noche eterna

La desesperante noche que relató la joven parecía no terminar. La misma, comentó que tanto su ex pareja como su ex cuñado, habrían forcejeado todas las aberturas de la casa para lograr entrar, con insultos y amenazas de muerte de por medios.

Seguidamente, indicó que logró llamar a la Policía y, al escuchar esto, “Lucas, desesperado, comienza a decir que se vayan. Tengo a todos mis vecinos de testigos del mal momento que vivimos por este tipo enfermo”, manifestó la damnificada, agregando que, al retirarse del lugar, los agresores habrían arrojado un block de cemento contra la puerta del auto de uno de sus amigos, para luego darse a la fuga. A su vez, según remarcó, 50 minutos después habría llegado la Policía.

Amenazas

Por su parte, la damnificada señaló que al día siguiente del violento encuentro, tanto ella como los amigos que estuvieron presentes en la reunión, comenzaron a recibir amenazas del hermano de Silva Vega. Las mismas, quedaron asentadas en la ampliación de la denuncia que realizó en la Comisaría Séptima.

A su vez, comentó que se comunicó con la madre de los presuntos agresores, quien habría pedido que saque la denuncia contra sus hijos y se habría ofrecido a pagar la reparación del auto dañado, pero luego no se habría vuelto a comunicar: “Nunca me preguntó si estaba bien o si necesitaba algo, ella ampara la violencia encarnada en sus hijos. Yo sí quería una disculpa y, equivocadamente, la llamé reiteradas veces y jamás atendió”.

Para finalizar, la joven dio a conocer su profundo temor por lo sucedido y manifestó su deseo de “vivir tranquila y ser feliz”, por lo que concluyó: “Quiero caminar tranquila, quiero estar segura en mi casa”.