Aterrador relato en ‘Historias y Mitos Riojanos’

Aterrador relato en ‘Historias y Mitos Riojanos’

La historia fue publicada por “Historias y Mitos Riojanos” donde una pareja de novios, tuvo una experiencia paranormal en la plaza ubicada en avenida Perón y Bazán y Bustos. “En ocasiones no podía distinguir si se trabaja de un hombre o mujer, cambiaba y no entendía tampoco lo que decía. Miré a mi pareja aterrada, sorprendida…”, cuenta en el relato.

Una mujer, en forma anónima, cuenta su experiencia con detalles de una aparición asombrosa de un fantasma. La mujer cuenta:

VI ALGO PARECIDO A UNA SOMBRA BLANCA PARADA CON SILUETA HUMANA EN LA PLAZITA POR AV PERÓN Y CALLE BAZAN Y BUSTOS

Esto me pasó hace un par de semanas atrás y tenía pensado publicarlo en el grupo, pero no me animaba y me acordé de que se pueden enviar las historias para que se publiquen como anónimas.

Estuve trabajando hasta tarde porque me desempeño como enfermera en la maternidad entones mi pareja me fue a buscar y como ambos no habíamos comido decidimos comprar comida en un local céntrico y nos paramos en la plazoleta donde está una Virgen por calle Abel Bazán y Bustos y Avenida Juan Domingo Perón, esa plazita tiene unos banquitos blancos y nos quedamos allí.

Estuvimos en el lugar un buen rato, además hacía calor y nos pusimos a conversar. De repente mi novio me dijo que comenzaba a tener dolores de cabeza y lo curioso es que yo también, acomodé las cosas y limpiamos el lugar y de la nada empecé a escuchar como si alguien cantara en voz baja, desde un primer momento me di cuenta que no se trataba de mi novio porque conozco muy bien su voz obviamente.

Esa voz era rara, como decir…en ocasiones no podía distinguir si se trabaja de un hombre o mujer, cambiaba y no entendía tampoco lo que decía. Miré a mi pareja aterrada, sorprendida y el me miró fijamente a los ojos entonces entendí que él también escuchaba esa cosa. Me dijo que en voz baja que no diga nada y me hizo seña para que subamos a la moto, se dio vuelta metiendo la mano en su bolsillo para sacar la llave, yo caminaba detrás y fue ahí cuando sentí como alguien pusiera su mano en mi hombro derecho.

Me aterré al ver que no había nadie cuando giré la cabeza, pero al fondo en la parte más oscura de la plazita pude ver como si una especie de sombra, humo blanco se levantaba desde el suelo y tomaba forma de la silueta humana. Esto comenzó a moverse rápidamente de un lado a otro. Mi novio me tomó de la mano, subimos a la moto y nos fuimos a mi casa. Esa noche no pude dormir, estuve con malestar y donde tuve la sensación de que alguien había puesto su mano en mi hombro tenía un leve dolor, sentía la piel con más temperatura en esa parte y también tuve pesadillas durante varios días.

Nunca antes me había pasado algo similar, en cuanto a mi pareja el me solía contar que sus padres que viven en un campo había visto cosas, escuchado ruidos extraños, pero jamás había vivido una situación de tales características. Para serte sincera me dio mucho miedo y cada vez que paso por el lugar (tratamos de evitarlo) siento malestar y miedo, trato de no mirar hacia esa plaza no importa si es de día o noche, pero esa cosa me asustó.