#ElInterpretador El Escenario del PJ hasta las Internas

#ElInterpretador El Escenario del PJ hasta las Internas

A partir de bautizamos a nuestra columna semanal de opinión como #ElInterpretador, ya que nuestro fin es ‘interpretar’ los complejos movimientos políticos para contártelos de la manera más simple y clara posible. Durante la jornada del Viernes se pudieron observar gestos y movimientos claves que ratifican esta teoría. Indudablemente, la foto más importante fue la de Casas y Beder juntos, desmintiendo cualquier tipo de trascendidos sobre un posible distanciamiento. Sin embargo, la falta de Quórum  para el Congreso evidenció un encendido enfrentamiento entre casistas y bederistas. El objetivo conjunto: copar la agenda, recuperando el protagonismo perdido ante Cambiemos.

La lógica no existe en la Política. Quienes busquen coherencia científica en el análisis político nunca podrán obtener la conclusión deseada. Lo sucedido el último viernes así lo demuestra, una vez más. Dos datos certeros, matemáticos e inapelables tuvieron lugar para que dos lecturas totalmente antagónicas tengan validez y legitimidad a la hora de exponer sus argumetnos:

  • De 72 Congresales, solo asistieron 23 que avalaron la convocatoria bederista del Congreso. La categórica mayoría que impidió el Quórum responde al Casismo.
  • En dicho Congreso, el Propio Sergio Casas se hizo presente respaldando al Presidente del Partido, Luis Beder Herrera.

Para esas dos variables no existe una única conclusión. Los dirigentes casistas priman la importancia de la primera premisa, haciendo hincapié en el incuestionable gesto de fortaleza que dio el espacio, demostrando que ostentan el manejo del Partido. En el otro polo, los dirigentes bederistas restan importancia al primer punto y se focalizan en la segunda premisa: ‘ahora todo va a cambiar, el Propio Casas les demostró que el Casismo no existe’.

Aunque parezca difícil de creer, ambas interpretaciones son valederas, con argumentos sólidos para su interpretación.

El Casismo

Primeramente vale poner nombres a quienes se destacan en la conformación de este grupo. Como principales operadores aparecen los funcionarios chileciteños Ariel Puy Soria, Fernando Rejal y el oriundo de Guandacol Oscar Chamía (último ‘arrebato’ al bederismo), y como cara visibles (posibles candidatos) se posiciona a Ricardo Quintela y Teresita Madera. Otros funcionarios (Gastón Mercado Luna, Guido Varas y Griselda Herrera entre otros) apoyan esta corriente, pero el verdadero poder territorial lo aportan los Intendentes de la Liga de los Llanos más uno.

Para que fracase el Congreso del Viernes fueron vitales la postura que tomaron las ‘cabezas’ de esta Liga: Cristian Pérez, Hugo Páez, Carlos Romero y Daniel Elías. Las ausencias de congresales de Chepes, Villa Unión, Olta y Chamical fueron determinantes para impedir el Quorum.

La locreada sabatina de este sector no escogió un lugar al azar: Chilecito. En el terreno de Silvia Gaitán, Rejal, Puy y Griselda Herrera (chileciteños) celebraron como un ‘triunfo’ que solo 2 de 8 Congresales del Departamento dijeran presentes el Viernes en la Casa de Todos. Otro dato para tener en cuenta es que en Capital hubo 11 ausencias (Quintela y Tere Madera hicieron lo suyo): Chilecito, Capital y la Liga de los Llanos más uno lograron boicotear el Congreso del PJ. Otro triunfo del casismo: los dos congresales del Departamento de Marcelo Del Moral (Castro Barros) tampoco dijeron presentes en el Congreso (¿ruptura Pedraza-Del Moral?).

Hasta las 11:55hs del Viernes reinaban la alegría, euforia y hasta brindis incluido en el ‘casismo’: había fracasado el Congreso y el bederismo evidenciaba debilidad. Pero cuando se estaba ‘descorchando’ el Champagne llegó una foto de la Casa de Todos que ‘congeló’ a todos: Sergio Casas ingresando junto a Beder Herrera al Congreso. El Boicot al Bederismo se transformaba en una ‘opereta’ contra el propio Gobernador, quien comenzó su discurso diciendo ‘lamentablemente no hay Quorum’.

Con la cabeza un poco más fría, por la tarde noche del Viernes, una pieza fundamental del Casismo le confió a RL: ‘Sergio no nos dejó en Off Side, fue a salvar a Beder de que lo linchen mediáticamente, y está perfecto; acá la cosa no es contra el Beder, a quien todos reconocemos como el creador de este Proyecto y le debemos todo, la cosa es contra sus operadores que le venden el ‘buzón’ que tienen el manejo de todos los compañeros  y no les responde nadie’.

Un dato que no se debe dejar de mencionar y que potencia esta noción de ‘acting’ de Casas: los dos congresales de San Blas de Los Sauces (que obviamente responden al Gobernador) también pegaron el faltazo el Viernes.

El Bederismo

Yo soy el más bederista de todos’, disparó Sergio Casas ridiculizando a quienes en su nombre habían presionado para que 49 congresales no se presenten al Encuentro convocado por las autoridades bederistas. Para el bederismo, dicha frase debe ponerse por encima de cualquier análisis o especulación sobre lo sucedido el Viernes: ‘nosotros pensamos lo mismo que Casas, somos los más bederistas de todos’.

Antes de continuar, pongamos también nombres propios en este bando para clarificar un poco el panorama. Las caras más visibles (posibles candidatos si Beder no se deja convencer) son la Intendente ‘más exitosa’ Silvia Gaitán y el poderoso Presidente del Bloque de Diputados Marcelo Del Moral. El grueso del Bloque de Diputados (con las claras excepciones de Quintela y Madera), los ‘cien por ciento’ leales a Beder Raúl Larraín y Diego Mazzuchelli, el Presidente del Congreso Provincial Lito Asís, el ex bosettista Ciro Montivero, ex Intendentes con ‘peso propio’ (Lázaro Fonzalida, Nicolás Martínez, Claudio Sául, etc.), los funcionarios Ricardo Guerra, Dante Herrera y Fede Bazán entre otros, son parte de una extensa lista que se auto denominan ultra bederistas, y reconocen al ex Gobernador como único líder del Proyecto que Gobierna la Provincia desde el 2007.

Ante el fallido Congreso del Viernes, el bederismo respondió con una frase lapidaria: ‘ellos se mueven en las sombras y son dueños de los congresales, nosotros somos dueños de los votos, y eso es lo que importa en las elecciones’. La excelente elección de Silvia Gaitán en Chilecito durante 2017, la hegemonía de Del Moral en Castro Barros y el rotundo triunfo de Saúl en Chepes el #4J justifican sólidamente tan drástica respuesta de los bederistas.

Para el bederismo, además de la presencia de Sergio Casas en la Casa de Todos, lo más importante sucedió luego del encuentro. El Gobernador aceptó la invitación de su ‘amigo’ y fue a almorzar a su casa. Además de Casas y Beder, completaban la mesa de comenzales Silvia Gaitán y Marcelo Del Moral. Según cuentan, el Gobernador extendió su frase en la sede partidaria (‘soy el más bederistas de todos’) mostrando su incredulidad y descontento con los dirigentes que parecen darle la espalda al ex Gobernador. ‘Acá todos te debemos lo que somos a vos, vos nos diste todo’, se escuchó decir.

El Viernes por la tarde tanto casismo como bederismo prometían que la sangre llegaría al río. Los dirigentes casistas aseguraban que el ‘fiasco’ en el Congreso ameritaba la inmediata renuncia de Lito Asís y la ‘rediscusión’ de la Presidencia del Bloque en el PJ. En el bederismo, tras el almuerzo en casa del Dr., anticipaban que se venía una ‘caza de brujas’ cortando fondos a quienes habían presionado a congresales para ausentarse boicoteando al propio Gobernador.

Pasaron las horas, y todo se fue tranquilizando. El líder natural del espacio, que nunca pierde la tranquilidad y calma necesaria para comandar, fue persuadiendo a los suyos de que ‘siempre es bueno que la dirigencia del PJ se mueva, para bien o para mal’. Lo que sucedió el  viernes fue solo el primer round: bederistas y casistas seguirán enfrentándose disputando el poder -territorial primero y luego en las urnas-, pero siempre sabiendo que Casas y Beder son inseparables y ‘no se tocan’.

El agua no llegará al río (renuncias), salvo que alguno se deje llevar por la euforia y no entienda que ‘Casas y Beder no se tocan’. Llegado el momento, ambos sectores se enfrentarán en las urnas (internas) y quien gane irá de Gobernador y quien pierda de Vice. Mientras tanto, el objetivo inmediato estará cumplido: copar la agenda política, recuperando el protagonismo perdido en manos de Cambiemos durante los últimos meses. El debate en todas las ‘mesas de café’ dejará de ser ‘Mashasha o APU’, la discusión pasará a ser ‘bederistas vs casistas’.

Al respecto vale retornar al almuerzo entre el Gobernador y el Presidente del Partido. Uno de ellos no se habría sonrojado al disparar a quemarropa: ‘sería tiempo de llamarlo a Alberto, sentarse a hablar, negociar el punto de coparticipación que quiere y que juegue para el lado de ‘los dueños de los votos’; creo que ya tiene claro que allá (Cambiemos) no va a ser candidato a Gobernador’. Quien escuchaba asintió. El diálogo con el Intendente capitalino es inminente.