Nicolás Azcurra es el abogado de la Familia Garay

Nicolás Azcurra es el abogado de la Familia Garay

El letrado aseveró que cuando se «utilizan medios del estado como en este caso esto puede enmarcarse en delitos de lesa humanidad, yo ya lo tengo estudiado», aseveró Azcurra. En la denuncia que presentaron los familiares en la Fiscalía consta que los instructores no le dieron agua a los Cadetes que realizaban intensas actividades físicas con más de 40 grados de calor.

El abogado Nicolas Azcurra dijo que tiene una realación cercana con al familia del cadete Emanuel Garay y manifestó que todavía la causa no esta radicada en el juzgado por lo que desconoce la carátula.

En este sentido, Azcurra manifestó que dos familias más de los alumnos internados podrían contratarlo como abogado por la misma causa.

Consultado a quien irá quien sería el autor el letrado dijo que no conoce a los responsables de la instrucción a la que fueron sometidos los jóvenes por el momento.

Sin embargo, consideró que cuando «utilizan medios del estado como en este caso esto puede enmarcarse en delitos de lesa humanidad».

Azcurra, consideró que «se utilizaron medios estatales para cometer un ílicito, yo ese planeto lo tengo estudiado con el caso Ormeño, cuando se usan medios estatales para cometer delítos, se tratan de delítos de lesa humanidad», » finalizó el letrado.

Escuela de Cadetes: en la denuncia consta que les negaban el agua durante el entrenamiento

El abogado de Derechos Humanos de la Provincia brindó detalles sobre la denuncia que realizó el grupo de familiares de los cadetes que se encuentran internados.

El abogado asesor de la Secretaria de Derechos Humanos de la Provincia, Luis González, comentó algunos datos fundamentales sobre la denuncia que presentaron los familiares de las víctimas ante el Ministerio Público Fiscal y que fue acompañada por la Secretaría.

“Los familiares cuentan lo que los testigos les contaron, era el primer día de clases en el primer año y no reconocieron a los entrenadores”, dijo en principio el letrado en La Tarde de La Red.

De esta forma, aclaró que los autores aun no fueron determinados y que la denuncia se realizó puntualmente en contra de la Escuela de Cadetes de la Policía de la Provincia.

A su vez, González precisó: «Se trató de indagar sobre agresiones físicas, en una de las denuncias quedó asentado que se les obligaba a pedir la baja si tomaban agua».

También contó que algunos de los cadetes sufrieron desmayos en el turno de la mañana y otros por la tarde, sin tener descanso en todo el desarrollo de los ejercicios.

En la misma línea, el abogado confirmó que en la denuncia se encuentra asentado que Emanuel Garay, que se encuentra en delicado estado de salud, estuvo varios minutos convulsionando en el piso sin asistencia.

Finalmente, González señaló que ya se habían dado rumores sobre las condiciones y los tratos que reciben los cadetes durante el entrenamiento de la Escuela. «Existieron comentarios en anteriores gestiones, pero nunca hubo una presentación formal como en este caso», aseguró.