Opinión: la Carrera al 2019 larga tras el Mundial

Opinión: la Carrera al 2019 larga tras el Mundial

Si bien es cierto que la tentación de aventurar con los posibles candidatos a Gobernador se hace difícil de resistir, falta mucho para que se lance formalmente la carrera hacia la Gobernación. Hasta el Mundial, solo será tema para los medios y el ‘juego pre electoral’; pero los protagonistas y -sobre todo- los armadores políticos, recién después del Mundial comenzarán a definir sus estrategias y nombres. 

Claro está que el término ‘estar en la Palestra’ nada tiene que ver con la ‘Paleta de Pintor’ que ilustra esta columna. Aunque con la segunda es más sencillo sintetizar gráficamente el escenario que vive el PJ, el primero es un vocablo griego que puede traducirse como “luchar” y se transformó, en el latín, en palaestra. A nuestra lengua, el concepto llegó como palestra y se emplea para nombrar al sitio en el que, en la antigüedad, se desarrollaban luchas.

La palestra, por lo tanto, era el espacio donde se enseñaba a luchar y se realizaban combates. Esa definición tiene mucho más que ver con lo que vivirán los pre candidatos a Gobernador, más que con la inacción de simples colores en una Paleta de Pintor.

Habiendo cumpliod con esa aclaración, nos metemos de lleno con lo que pasará en la política pre electoral riojana. Quienes entienden en la materia aseguran en la política la ansiedad no es una buena consejera. Este año no será la excepción a la regla. En La Rioja, a pesar de que varios ya se hacen los rulos imaginando y diagramando su campaña a Gobernador -tanto en el oficialismo como en la oposición- recién después del Mundial será tiempo para comenzar formalmente la carrera política hacia la Gobernación 2019.

No se trata de un vano vaticinio de RL, sino de la creencia de los ‘armadores políticos’ más importantes de la Provincia. A saber: Febrero es el mes del Carnaval, y cualquier noticia política -por más importante que sea- será opacada por la Chaya. Marzo es el mes del regreso a clases, la agenda política y social es marcada por un nuevo inicio lectivo (protestas, paros, canasta escolar). A partir de Abril, no solo La Rioja, sino el País y el Mundo, entra en una fiebre incontrolable llamada ‘Mundial’, donde todo girará en torno a los pies de Messi y compañía.

Es por ello que recién a fines de Julio, principios de Agosto, se lanzará formalmente la carrera hacia el 2019, donde cada espacio deberá definir su candidato. Sin embargo, no habrá que esperar tanto para empezar a conocer algunas definiciones cruciales, que nos irán dando una pauta sensible de cómo será dicha carrera interna en cada partido.

Por ejemplo, es un hecho que las elecciones serán desdobladas: como en 2015 los riojanos votaremos para Gobernador, Intendentes y Concejales en la primera mitad del año, y para Presidente y Diputados Nacionales en Octubre.

Por otro lado, más allá de rumores y trascendidos que se fueron propagando en el oficialismo, en la cúspide más alta del Partido Justicialista descartan la reelección del Gobernador Sergio Casas. ‘La Constitución lo prohíbe, el PJ debe reconquistar su relación con el ciudadano de clase media, y claramente reformar la constitución va contra lo que quiere la ciudadanía’, se escuchó decir a una altísima autoridad partidaria.

Vale destacar que esta posible reforma para habilitar la reelección nunca estuvo en consideración del propio Casas. ‘El Gobernador es el primero en respetar la Constitución, no lo veo de ninguna manera permitiendo que la Cámara lo haga’, confió a RL uno de los funcionarios más cercanos a la máxima autoridad ejecutiva de la Provincia. Ergo, a pesar de que para muchos sea ‘el mejor hombre con el que hoy cuenta el PJ’, Sergio Casas NO está entre los nombres que disputarán la candidatura del PJ a partir de Julio.

Otro ‘excluido’ es el ex Gobernador Luis Beder Herrera. En este caso no por un impedimento constitucional, sino por voluntad propia. Beder le sigue jurando y perjurando a su entorno más cercano que no será candidato en 2019.

Sin las únicas dos figuras capaces de sintetizar a todo el PJ riojano en carrera, se abre el juego para un par de nombres, muchos de ellos protagonistas en las elecciones del año pasado, y otros que se ganaron el lugar por destacarse considerablemente en cuanto a la gestión y trabajo diario.

En un primer lote de estos pre candidatos que se medirían en una interna partidaria (todavía no está definido si será a fines de 2018 o principios de 2019) tres nombres no están ausentes en ninguna charla o análisis electoral del próximo año: Tere Madera, Ricardo Quintela y Marcelo Del Moral. En Off, estos tres dirigentes manifiestan sus claras intenciones de aspirar a ser el sucesor de Sergio Casas, y aseguran tener los antecedentes y méritos suficientes para serlo.

El gran desafío del PJ será no repetir la paupérrima elección que hizo en Octubre del año pasado en Capital. Si el justicialismo logra reducir esa diferencia adversa de 18.000 votos a menos de 8.000, logrará retener la gobernación sin mayores sobresaltos. En un análisis estrictamente numérico, hay que reconocer que la oposición desde hace varios años (2013) viene demostrando su amplia superioridad en Capital, merodeando los 50 mil votos; pero el #22O ese ‘merodeo’ se convirtió en ‘superar ampliamente’ la barrera del medio centenar: Julio Martínez cosechó 55.000 votos en Capital.

Para asegurar la Gobernación, el PJ debe conseguir que el candidato opositor vuelva a bajar la barrera de los 50 mil, y -en un escenario óptimo- no logre superar los 45.000 votos. Aunque resulte paradójico, es con este análisis cuando los nombres de Tere Madera y Ricardo Quintela sacan una luz de ventaja por sobre el resto.

Es que, tras el #22O en el PJ se instauró la premisa de que ‘el problema es Capital’; pero para combatir ese problema muchos creen que la mejor opción es poner ‘un candidato de Capital para seducir a los capitalinos’. De esto se agarran los justicialistas capitalinos para justificar el desastre de Octubre: NO hubo un candidato del Departamento Capital entre los candidatos titulares de la Lista.

En cuanto al otro nombre que aparece en todas las ‘servilletas’ (Del Moral), es el nombre que surge naturalmente de la Cámara de Diputados. Este año no habrá cambios en las autoridades del Bloque; Marcelo Del Moral seguirá siendo el Presidente del Bloque Mayoritario, conservando el gran caudal de poder que supo conseguir en 2017. ‘Si el Gobernador y/o el Presidente del Partido escuchan a la Cámara, apoyaremos a Marcelo (Del Moral), y sería raro que el candidato sea otro Diputado (Madera o Quintela) cuando desde la Cámara se está respaldando a Marcelo’, sostuvo a RL un importante legislador cuando fue consultado al respecto.

Las posibles sorpresas

El ‘antecedente Sergio Casas’ hace que una centena de dirigentes justicialistas se ilusionen con ser el Próximo Gobernador de todos los riojanos. Si nos remontamos a principios de 2014 (un año y medio antes de la elección de 2015) ni siquiera el propio Casas imaginaba que él sería el candidato. La falta de popularidad y construcción política que ostentaba el entonces Vicegobernador, lo corrían de cualquier análisis político de cara al 2015.

Con esa apostilla tan fresca, son muchos los que hoy ‘no están en la palestra’, pero no renuncian a su sueño de llegar a la Gobernación. Sin embargo, una verdad inapelable destruye esos Castillos de arena: Casas estaba en la Palestra de Beder, pero el entonces Gobernador no lo expuso, protegiéndolo hasta último momento.

Consecuentemente, es posible que aparezca un nombre que sorprenda a varios -como lo hizo Casas en 2015-, pero dicho nombre tiene que estar en la Palestra de Beder y/o Casas. En ese sentido, aparece un segundo lote de candidatos, que si bien no tienen la popularidad de los otros, el hecho de ser señalados por el dedo del Gobernador -o el ex- lograría que toda la dirigencia del Interior les colecte votos, volcando la interna en su favor; tal como pasó en 2015 con Sergio Casas.

De este lote, Ricardo Guerra es a quien todos temen. Se sabe que es un discípulo incuestionable de Luis Beder Herrera, y cumple con los requisitos básicos -como lo hacía Casas en 2015- para ser el Candidato: nombre limpio sin causas de corrupción y -sobre todo- lealtad inquebrantable. Pero atención con un segundo nombre que viene tomando fuerzas desde mediados del año pasado: Federico ‘Kibu’ Bazán.

Como te lo anticipó RL a fines de Noviembre, el Gerente de Banco Rioja ha ganado un lugar privilegiado en la confianza del Gobernador, acompañándolo en casi todas las actividades de la Agenda gubernamental. Por su parte, es uno de los ‘preferidos’ de Beder Herrera, por lo que estar en la Palestra para los dos armadores del PJ puede ser decisivo. A Guerra y Bazán pueden sumarse otros funcionarios, como por ejemplo Juan Luna y/o Juan Velardez, ambos con excelente desempeño en sus áreas.

En la oposición también habrá que esperar hasta después del Mundial para definir cómo se definirá al candidato. Aunque exista un campaña en la UCR para consagrar a Julio Martínez como candidato antes de tiempo, hay una verdad inapelable que ningún martinista puede negar: las buenas relaciones que APU sigue construyendo en Nación. Si el Intendente capitalino logra cimentar dirigencia del peronismo disidente en el Interior, sus chances de ser el candidato de Cambiemos aumentarán sustancialmente.

La Casa Rosada quiere sumar una Provincia más al mapa amarillo; y si para ello debe apoyar a un Intendente del peronismo disidente no dudará en hacerlo. Confiarse en que Macri respaldará a Mashasha solo por ‘simpatía partidaria’ es un error garrafal e infantil en el que FCR no caerá.

El juego está abierto, pero la verdadera carrera política hacia 2019 arranca después del Mundial, Dios quiera horas después de que Leo Messi levante la Copa del Mundo en Moscú. Los ansiosos deberán armarse de paciencia.