El calderonismo ‘disfruta’ las mieles del poder

El calderonismo ‘disfruta’ las mieles del poder

Cuando el 8 de Octubre de 2013 alrededor de 50 mil riojanos coparon la Plaza 25 de Mayo para terminar con el reinado de Tello Roldán, no se imaginaron que los resultados de esta histórica lucha serían ver a todos los funcionarios calderonistas recorriendo los lugares más paradisíacos y exuberantes del mundo. Si nos frivolizamos, podríamos decir que es una edición especial del Pasando Revista; si caemos en la cruel realidad, concluimos que se trata de una mega estafa a los 50 mil riojanos que estuvimos presente en la Plaza. Entrá a la nota y MIRÁ LAS FOTOS!!!

Redacción de RiojaLibre

Nos dijeron que se venía una ‘nueva UNLaR’, que se había derrocado ‘el régimen tellista’, que la Democracia volvía a la Universidad, pero la cruel realidad es bien distinta: Calderón por tercer mandato consecutivo como Rector, perpetuándose en el poder, y sus funcionarios -muchos de ellos ciudadanos comunes que no tenían donde caerse muerto- oficiando de ‘neo millonarios’, recorriendo los lugares más exorbitantes del planeta.

Veamos solo algunas (la lista es interminable) de las postales que comparten los ‘funcionarios calderonistas’ en las redes sociales:

CRISTIAN OLIVA, sub secretario de Ciencia y Tecnología de la UNLaR, de vacaciones en el caribe colombiano:

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie y traje

Eduardo Campazzo, ex Decano de Exactas y actual funcionario de la UNLaR, en Johanesburgo y Ciudad del Cabo:

Marcelo Martínez, ex titular de la Secretaría Académica y actual Decano de Exactas:

Magalí Morales, representante de la Sede Catuna:

José Gaspanello, Vicerector:

Miram Azcurra, ex Junta electoral y actual secretaria administrativa sociales:

  • Daniel

    Pero si todos éstos y mas también eran unos impresentables antes de la toma. No los estafaron. Estafa es la que le hicieron a Tello votándolo y después negando que lo hicieron.. En todo caso considérense cómplices sin derecho a beneficios. No digan que nadie les avisó, además el sentido común no se aprende en un aula.