Opinión: para la Política el año todavía NO terminó

Opinión: para la Política el año todavía NO terminó

Aunque muchos ya tengan en ‘pan dulce’ y la ‘sidra o champagne’ bajo el brazo, pensando en las fiestas de fin de año; todavía quedan definirse varias cuestiones de vital importancia para la vida política riojana en el período 2017-2019. Según lo que ocurra esta semana, solo algunos podrán ‘brindar conformes’ el 24 a la noche, mientras que otros quedarán inmersos en la decepción. Semana clave en el Concejo, y el Poderes Ejecutivos Provincial y Municipal.

Redacción de RiojaLibre

A pesar de que el grueso de la Ciudadanía ya dio por cerrado el año, y se enfoca en las fiestas de fin de año y en diagramar sus vacaciones, todavía quedan por resolver un par de cuestiones de vital importancia en materia política. Tanto en el ámbito Legislativo, como en el Ejecutivo, esta semana habrá definiciones que alterarán drásticamente el desarrollo del año venidero.

Indudablemente, la atención y tensión se concentrará en el Concejo Deliberante de la Ciudad de La Rioja. Por estas horas se oficializará la renuncia del Viceintendente Felipe Álvarez, y el Miércoles los ediles deberían definir qué pasará con su reemplazo. Álvarez postergó su asunción en la Cámara de Diputados para cumplir con los dos años de mandato, evitando así –según lo establece la Constitución- tener que llamar a una elección para que la ciudadanía elija con su voto al nuevo Viceintendente.

Una vez renunciado Felipe Álvarez (la dimisión es un hecho), en la próxima sesión el Concejo Deliberante debe definir cuál es su nuevo Presidente y/o Viceintendente. Esta disyuntiva será, precisamente, la primera cuestión a definir por los Concejales: ¿habrá nuevo ‘Viceintendente’ o solo quedará a cargo ‘provisionalmente’ de la Viceintendencia el Vicepresidente Primero del Concejo?.

Aunque puede parecer ‘lo mismo’ (la principal función del Viceintendente es Presidir el Concejo), con la renuncia de Álvarez, dicho ‘detalle’ resulta crucial para la vida institucional del Municipio en la segunda mitad del mandato de Paredes Urquiza como Intendente. Es que si el cuerpo define que ‘ningún concejal jure como Viceintendente’, el cargo será ocupado provisionalmente por quien se encuentre como Vicepresidente Primero del Concejo, y quedará sujeto a lo que decida la mayoría del cuerpo, con el poder de ‘cambiarlo’ cuando se le plazca.

Si bien ese puesto hoy lo ostenta Oscar Luna, vale aclarar que las autoridades del Cuerpo (incluido, claro está, el Vicepresidente Primero) se eligen todos los años en la primera sesión ordinaria. Para el año que viene, el Bloque opositor (conocido como ‘Grupo de los 8’) cuenta con mayoría para imponer al Vicepresidente primero. Es decir, si el Miércoles Oscar Luna ‘no jura’ como Viceintendente, no durará mucho a cargo de la viceintendencia. El 1° de marzo de 2018 el nuevo Vicepresidente Primero quedará a cargo de la Presidencia del Concejo, desplazando a Oscar Luna.

El argumento central de esta postura es que ‘nadie puede definir un cargo ejecutivo que fue elegido por el voto popular’. Como antecedente se citará cuando Carlos Machicote pidió Licencia en la Viceintendencia para asumir como Secretario de Servicios Públicos. Su lugar fue ocupado, primero por Quique Escudero, y luego por la Concejal Cubiló, pero siempre de manera ‘provisional’, sin Jurar en el cargo.

El paredismo tiene una interpretación totalmtente distinta de la expuesta por el bederismo. En primer lugar, aseguran que existe una diferencia clara con el ‘Caso Machocote’: en ese entonces el Viceintendente (Machicote) ‘pidió licencia’, mientras que ahora Felipe Álvarez renuncia al cargo para asumir como Diputado Provincial. En segundo término, la interpretación que se hace en el Municipio del Artículo 5 de la Ley Orgánica Transitoria es taxativa y contundente: ‘cuando el Viceintendente renuncia al cargo, un Concejal debe ocupar su cargo’.

Esta disyuntiva trae aparejado un segundo factor: el reemplazo del Concejal que asumiría como Viceintendente. Si se impone la postura del Grupo de los 8, ningún Concejal debería asumir, ya que ningún edil asumiría la Viceintendencia dejando su cargo vacante. Al respecto, se había pergeñado una ‘diablura’ desde el Grupo de los 8: dejar que Oscar Luna renuncie a su banca, y en el momento de Jurar como Viceintendente, judicializar el tema, pero con Luna ya ‘renunciado’ debería asumir Alfredo Menem en su lugar. ‘Un bocón habló antes de tiempo, y esto ya no se podrá hacer’, confió a RL uno de los 8.

Por su parte, si se impone la interpretación del Paredismo, Oscar Luna jurará como Viceintendente, dejando su banca vacante. El bederismo luchará para que asuma Menem, suplente en la lista de Luna. El paredismo asegura que debe asumir el ‘suplente del Concejo’ y no de la lista. El ‘suplente del Concejo’ (según el Sistema D’hondt quedó 16 en la elección de 2015) es el radical Álvaro Recalde, hoy funcionario municipal.

Más allá de cuál sea el desenlace de esta novela, queda claro que se avecina un año donde el Concejo será noticia ‘más de una vez’ por cuestiones políticas, que inciden directamente en la vida cotidiana de los vecinos; como por ejemplo, la quita de la tasa de inducción en 20 alimentos que tiene prevista el Grupo de los 8 en la próxima sesión. Además, se eliminará la Tasa del Rodado y se cambiará –para el año que viene- la Tasa Municipal en la boleta de EDELaR: ya no será proporcional (20%), sino fija y tipificada por Comercio o Vivienda.

En el orden Provincial, también existen algunos movimientos en el ámbito legislativo. Si bien –a diferencia del Concejo- las autoridades no están en duda, algún desplante del Vicegobernador y las ansias de protagonismo de los ‘nuevos’ amenazan con diezmar el poder indiscutido que hasta hoy ostenta Marcelo Del Moral, presidente del Bloque del PJ.

Por el momento, el Gobernador Sergio Casas respalda a Del Moral y su ‘tropa’, pero –paralelamente- los ‘pesos pesados’ que entraron hace algunos días aseveran que la misión que les encomendó Casas es ‘lograr que Bosetti vuelva a presidir las sesiones’. Para ello, deberán persuadir al diputado castrense de ‘hacer concesiones’, dilapidando parte del poder que comenzó a construir el 15 de Junio. Por ahora, resulta difícil que Del Moral ase deje persuadir.

Cambios en el Ejecutivo

Tanto en el Gabinete Provincial como en el Municipal se esperan movimientos, con rotaciones de funcionarios, y ‘nuevos nombres’ fruto de los últimos resultados electorales. Obviamente, también habrá ‘heridos’, donde se posarán las miradas para ver si la gravedad de dichas heridas no generan que abandone su espacio político en busca de nuevos horizontes.

El entorno cercano al Gobernador no descarta que sea esta semana cuando se anuncien los ‘ansiados’ cambios en el equipo de Sergio Casas para sus últimos dos años de Gestión. Sin embargo, otras ‘fuentes de poder’ sostienen que se dilatará todo para las vacaciones: ‘recién en Febrero habrá novedades’. Los cargos ministeriales donde reina la incertidumbre son el Ministerio de Gobierno y el Ministerio de Desarrollo Social.

¿Habrá reestructuración en Gobierno? ¿Seguridad tendrá, como sugirió Claudio Saul, su propio Ministerio? ¿Vuelve Kito? ¿Asume finalmente Yoma? ¿Se animará el Gobernador a ‘tocar’ a su amiga Griselda Herrera para cumplir con las demandas de Intendentes y Diputados? ¿Será su lugar ocupado por Beba Soria? ¿Desaparece la UECCyS? ¿Chamía, Basso y Oviedo serán contenidos por el Gobernador como les pidió Del Moral y compañía? Preguntas que solo Casas sabe las respuestas. Habrá que armarse de paciencia para conocerlas.

En el Palacio Ramírez de Velasco, el Intendente aseguró que antes del fin de semana se conocerán los cambios en su Gabinete, aunque adelantó que ‘no serán traumáticos’. Habrá que ver qué concepción tiene Paredes Urquiza de la palabra ‘traumático’: ¿el arribo de Cacho Luna o Guillermo Galván al Gabinete puede ser considerado traumático? Por lo pronto, seguramente APU cumplirá con cubrir cargos que quedaron vacantes, como la Presidencia de la Agencia de Deportes, que era conducida por el ahora Concejal Matías Soria.