El Gobernador NO creó falsas expectativas

El Gobernador NO creó falsas expectativas

El ajuste de Nación para La Rioja (pedimos 5.600 millones en fondos extra y nos dieron la mitad) ya se siente en el bolsillo de los empleados públicos: no habrá tercer aumento ni Bono de fin de año. En el marco de la inauguración de la sede del Consejo Económico y Social, Casas consideró “importante tener nuestra propia casa, donde la sociedad lo vea tangible, real”, el gobernador dialogó respecto a la realidad presupuestaria.

“Cuando uno va tomando medidas que son responsables, acordes al presupuesto, está contemplado el pago del medio aguinaldo”, dijo. Se mostró ansioso por la aprobación del presupuesto 2018 ya que hay un compromiso de 300 millones de pesos más, aunque la realidad indica que el proyecto enviado por el Ejecutivo Nacional marca 0 pesos para La Rioja en concepto de fondos compensatorios.

Consultado por la prensa, el gobernador se refirió al presupuesto 2018, mostrándose “ansioso porque se sancione”. “En el Presupuesto Nacional para el año 2018 están comprometidos 300 millones más con respecto al resto”, dijo en referencia a los fondos compensatorios que durante este año son 2.500 millones y que la Nación comprometió otros 300 millones. Sin embargo, agregó que “también hay una realidad que hasta el momento tenemos 0, porque el presupuesto que ha elevado el Ejecutivo al Congreso Nacional así lo dice”, expresó.

En la ocasión, analizó el 2017 en este sentido. “Creo que dentro de las dificultades, este ha sido un año que hemos posibilitado un 32 por ciento de aumento, cosa que no ha hecho ninguna otra provincia”, resaltó. Así también, sostuvo que si bien La Rioja tiene los sueldos más bajos del país, se corresponden al presupuesto.

El gobernador afirmó que está confirmado el pago del medio aguinaldo. “Son cosas sagradas. Cuando uno va tomando medidas que son responsables, acordes al presupuesto, lógicamente está contemplado el pago del medio aguinaldo”, afirmó.

Recordó la política salarial del Gobierno Provincial, siempre aportando el máximo dentro de las posibilidades presupuestarias y planteó que ahora el contexto es diferente. “No es una cuestión del deseo de uno. Nosotros veníamos haciéndolo operativo todos los años”, sostuvo.