#LoMasVistodelAño Última Columna antes del #4J…

#LoMasVistodelAño Última Columna antes del #4J…

El esperado #4J está encima. Quedan apenas seis días, pero todas las encuestas coinciden que  existe un gran porcentaje de indecisos, mayor al 30%. La lista del PJ (Madera-Quintela) tiene su voto cautivo. El Municipio movió su estructura y le garantiza un piso alto a Felipe Álvarez, sin techo a la vista si logró convencer al ciudadano de que representa ‘un cambio en serio’. Quién más arriesga es FCR, que debe revalidar la arrolladora supremacía en el Departamento lograda en 2013 y 2015.

Nota publicada el 29 de Mayo de 2017:

Opinión: votos opositores huérfanos e indecisos

Opinión: votos opositores huérfanos e indecisos

El esperado #4J está encima. Quedan apenas seis días, pero todas las encuestas coinciden que  existe un gran porcentaje de indecisos, mayor al 30%. La lista del PJ (Madera-Quintela) tiene su voto cautivo. El Municipio movió su estructura y le garantiza un piso alto a Felipe Álvarez, sin techo a la vista si logró convencer al ciudadano de que representa ‘un cambio en serio’. Quién más arriesga es FCR, que debe revalidar la arrolladora supremacía en el Departamento lograda en 2013 y 2015.

por-julio-laboranti

Quedan apenas 6 días para que 183.560 riojanos elijamos a 18 Diputados Provinciales, que renovarán la mitad de la Legislatura en la última semana de Noviembre. Sin lugar a dudas, la madre de todas las batallas se librará en Capital, donde 149.437 ciudadanos están habilitados para asistir a las urnas para definir 8 Diputados. Se trata –solo en Capital- de más de la mitad del padrón total de la Provincia. Es por ello que lejos de ser una elección menor, el #4J se comenzará a definir la Gobernación de 2019.

Históricamente, el Interior ha sido el motor principal del peronismo para sostener su supremacía en las urnas. En las elecciones Provinciales (Gobernador, Senador y Diputados Nacionales), es en los Departamentos del Interior donde los candidatos justicialistas sacan la mayor diferencia sobre sus eventuales contrincantes del radicalismo (FCR).

Tanto en 2013 como en 2015, FCR logró equiparar la balanza con el PJ, haciendo elecciones fenomenales en dos Departamentos: Capital y Chilecito. En los últimos comicios se repetía la misma constante: el PJ triunfa en 16 Departamentos, mientras FCR vence solo en 2, pero los de mayor padrón electoral. Dependiendo la diferencia que cada espacio logre en cada uno de sus bastiones, se definía el ganador. En 2013 y Junio de 2015, el PJ arrasó en el Interior y logró el triunfo; en Octubre de 2015 –con la ayuda de Macri candidato-, FCR/Cambiemos  apabulló en Capital y Chilecito, logrando una amplia victoria en la general.

Para las elecciones del Domingo, en el Interior de la Provincia no hay misterios: en rasgos generales, el PJ volverá a demostrar que sigue dominando las urnas, frente a una oposición diezmada en la gran mayoría de los Departamentos, y con posibilidades certeras de conseguir alguna banca solo en dos Distritos: Rosario Vera Peñaloza y Coronel Felipe Varela. Es decir, de los 10 Diputados que se eligen en el Interior, el escenario más optimista para FCR es quedarse con 2 de ellos. Si bien serán dos bancas  nuevas (hoy esas 10 bancas son del Justicialismo), perder 2-8 no parecería ser un resultado para ‘celebrar con bombos y platillos’.

A la hora de sumar los votos de los seis Departamentos del Interior, la victoria del PJ sobre FCR/Cambiemos será apabullante, sacando más de 20 puntos de diferencia, tal como sucedió en los últimos años.

FCR expone su dominio en Capital

En las últimas elecciones para Diputados Provinciales (2013) en el Departamento, Inés Brizuela y Doria (FCR) quedó en la primera posición, venciendo a dos ‘pesos pesados’ del PJ: Alberto Paredes Urquiza y la fórmula Basso-Bosetti. Pero además del triunfo de las elecciones locales, en 2013 la fórmula para Diputados Nacionales de FCR (Martínez-Bordagaray) venció por 20 mil votos al oficialismo (Madera-Álvarez).

Esa fue la gran noticia del 2013: FCR apabulló al PJ en Capital, que le posibilitó lograr un histórico triunfo provincial en las PASO, y luego pelear voto a voto las generales. Llegó el 2015 y la sintonía de FCR con los capitalinos siguió a flor de piel. Si bien Inés Brizuela y Doria no consiguió la intendencia (muchos culpan a la ‘candidata’ como responsable), en las PASO y elecciones Generales (Octubre), los capitalinos volvieron a apoyar en masa a los candidatos de la oposición: Macri Presidente y Olivares Diputado.

Si bien es característico que el ciudadano capitalino (en todas las Provincias) sea el más ‘difícil de persuadir’ para el oficialismo, en La Rioja esa premisa se elevó al extremo. Gracias a la categórica victoria de Macri en la Ciudad de La Rioja (y Chilecito), Cambiemos cantó victoria en la general, siendo La Rioja la única Provincia del NOA donde Daniel Scioli no pudo vencer a Mauricio Macri.

En síntesis, en los últimos años FCR ha hecho de Capital su principal bastión electoral. Pero el Domingo, por primera vez, FCR enfrentará elecciones siendo ‘Oficialismo’ en Nación. Habrá que ver cómo interpreta el ciudadano capitalino, que es ‘opositor por naturaleza’ en su gran mayoría, que quienes antes se decían opositores, hoy sean miembros de un Gobierno Nacional que no se pone colorado al proclamarse ‘pro minero’, y que a su vez es salpicado por varias causas de corrupción en solo 17 meses de Gestión.

Las histórica y apabullantes victorias –en Capital- de FCR en 2013 y 2015, tuvieron su basaron en dos ejes fundamentales, reconocidos por los propios referentes de FCR:

  1. Rechazo tajante de la ciudadanía a la explotación minera del Famatina, y a cualquier tipo de desarrollo minero en La Rioja, como por ejemplo Angulos, donde solo se iban a desarrollar movimiento de áridos.
  2. Repudio a las SAPEM, señaladas como ‘foco de corrupción’ por Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria.

Hoy tenemos un Gobierno Nacional que es el principal impulsor del Desarrollo Minero en La Rioja –incluso por encima de la Casa de las Tejas-, y que destaca las SAPEM como una idea revolucionaria, pidiendo a provincias vecinas que las imiten y vendiéndolas al mundo como ‘ejemplo de autosuficiencia’ financiera de las economías regionales.  Mal que le pese a muchos, hoy Cambiemos profesa y defiende a capa y espada, esas dos políticas (Megaminería y SAPEM) que el riojano capitalino tanto cuestionó, y se opuso fervientemente con su voto.

Votos huérfanos

Para enfrentar esta elección crucial, el espacio liderado por Julio Martínez definió imitar la estrategia del 2015, con lo excelentes resultados conseguidos por Olivares: dos desconocidos por la ciudadanía como máximos candidatos. Ni Inés Brizuela y Doria (ni siquiera aparece en el voto), ni el popular concejal Sebastián Cutrona: Gustavo Galván y Alfredo Brígido son los candidatos de FCR.

En la previa, pareciera que Mashasha no tuvo en cuenta dos factores fundamentales a la hora de definir su estrategia:

  1. FCR ya no es oposición. Al ser oficialismo, el elector necesita que le muestren qué hicieron en estos 17 meses. Para votar ‘desconocidos’ o ‘apolíticos’, pareciera existir otras alternativas, verdaderamente opositoras, tanto a Nación como a Provincia.
  2. Macri NO es candidato. La elección del 2015 no la ganó Héctor Olivares, la ganó Mauricio Macri. FCR pudo darse el lujo de vencer al PJ con un ‘desconocido’ porque la gente votó para ‘presidente’ por sobre los Diputados Naciones. El Domigno solo se eligen Diputados Provinciales, no habrá colectoras, ni para arriba ni para abajo.

En este escenario, existe una gran cantidad de capitalinos ‘indecisos’: saben que son opositores, pero no tienen claro quiénes representan esa oposición. A seis días de las elecciones, las encuestadoras coinciden en que entre un 30 y un 40 por ciento todavía no definió el voto. El PJ tiene su voto cautivo (alrededor del 30%), pero también dependerá de este 40% de indecisos para ver cuál es el resultado final del comicio. En la medida que ese caudal de votos indecisos vaya en masa para una sola lista, las posibilidades triunfo del PJ se reducen notablemente. Por el contrario, si ese  40% se divide en varias listas, o define votar en blanco o no ir a votar’, el PJ asegurará el triunfo.

Por el lado del Municipio, habrá que ver si sus candidatos lograron convencer al elector que representan ‘un cambio en serio’. Si Felipe Álvarez lo logró, se nutrirá de un gran porcentaje de ese 40% de indecisos, y le alcanzará para pelear bien arriba, y por qué no, pensar en revalidar el triunfo de Paredes Urquiza en 2015.

Se estima que la gran mayoría de ese 40% formaban parte del caudal de votos opositor con el que contaba FCR, que le permitía resultados aplastantes en Capital. Si es así, cada uno de esos votos que no vaya para la fórmula Galván-Brígido, serán un voto menos para FCR, en comparación con 2013 y 2015.

Lucía Ávila, ultra crítica tanto al Macrismo como al Bederismo, aparece –a priori- como la heredera natural de esos votos opositores. Sin embargo, Nuestra Tierra no contó con las herramientas suficientes para llegar a todos los rincones de la Ciudad, haciendo conocer a su candidata. La actual Diputada cuenta con una gran ventaja: FCR se va desvaneciendo progresivamente. La renuncia de Bordagaray al PAMI volvió a poner al Frente en terapia intensiva.

El famatinense está decidido a ser candidato a Diputado Nacional, por ‘dentro o por fuera’ de FCR. Si cambiemos vence el domingo –sin presencia del espacio de Bordagaray en la lista- el razonamiento será que ‘no hace falta contar con su ayuda’ y se seguirán eligiendo los candidatos en una mesa chica dentro de la UCR y el PRO. Si Cambiemos pierde, será un llamado de atención, y se permitiría unas PASO abiertas en FCR, con la participación de Bordagaray y todos los espacios que son parte del frente. Consecuentemente, pensando en su candidatura de Octubre, a Bordagaray le conviene que Galván-Brígido pierdan el Domingo. Por concordancia ideológica, los votos capitalinos de Borda –que no son pocos- fluctuarían para Lucía Ávila.

Faltan pocos días y nada está definido. La gran cantidad de indecisos hace que la elección se mantenga expectante hasta el último minuto. Quizá no haya que esperar el recuento de votos para descubrir al gran ganador; los más osados se animan a vaticinar que sabiendo el porcentaje del padrón que asistió a las urnas (cerca de las 17hs del Domingo), ya habrá certezas sobre el resultado. Si vota menos del 65% del Padrón, el PJ ya podrá ir cantando victoria, si la asistencia supera el 70%, la lucha se extenderá hasta altas horas de la noche, con probabilidades certeras de ‘batacazos’.