El Gerente de Hilados brindó cifras alarmantes

El Gerente de Hilados brindó cifras alarmantes

Cuando se cerró la planta de la fábrica Unisol en Sanagasta, los operarios que quedaron sin su fuente laboral colgaron un cartel ‘implorando’ el cierre de las importaciones. Legos de escuchar al Pueblo, el Presidente Mauricio Macri viajó a China y firmó convenios que profundizan aún más la apertura de importaciones y competencia desleal con la industria riojana. 

Jorge Alberto Carante, gerente de la fábrica Hilados, expresó que “estamos tratando de salir adelante en esta situación coyuntural que nos toca vivir desde fines del 2015 y durante todo el 2016”.

Contó también que en 2016 el consumo cayó en un 15%, “en Argentina se consumen 12,5 kilos de ropa que implica unos 500 mil kilos al año y en 2016 cayó a 400 mil, además de haber caído la actividad”. Esto generó, explicó Carante, que muchas empresas tengan que suspender o desvincular personal, teniendo en cuenta que en Argentina hay 20 mil empresas textiles que generan 400 mil puestos de trabajo.

Siguiendo con las estadísticas, planteó que en el país se consumía un 50% de prendas nacionales y un 50% importadas y hoy la realidad manifiesta que se está consumiendo alrededor de un 30% de prenda nacional y un 70% de prendas extranjeras, por lo que el impacto negativo para la industria nacional es importante. Carante relacionó esto con el precio y con lo costoso que resulta producir en el país debido al alto costo impositivo. “Está entrando producto de Asia que sustituye industria nacional, obviamente las personas buscan precio y eso nos juega en contra”, afirmó.

Por último, dijo que la empresa está luchando para no tener que despedir personal y buscando la manera de salir adelante mediante políticas activas que reviertan la situación.