Lo importante son las bancas, no los nombres

Lo importante son las bancas, no los nombres

En la previa del cierre de listas, La Rioja vivió una especie de psicosis en cuanto a la definición de los candidatos que participarán en Junio. Sin embargo, en este espacio nos proponemos un análisis más amplio, haciendo foco sobre la cantidad de bancas que logrará cada espacio de los 18 lugares que se renovarán en Junio. En una síntesis que hacemos sobre cada Departamento, llegamos a la cifra final que hace prever una gran ventaja para el PJ: 13 a 5.

por-julio-laboranti

Se acabó el misterio. La incertidumbre por los ‘nombres’ que completan las listas para consagrarse como candidatos llegó a su fin. Se acabaron las especulaciones y operaciones políticas-mediáticas, y llegó el momento de la verdad. Ahora, todos aquellos que lucharon a destajo por un lugar en las listas, deberán ponerse a consideración del pueblo, y enfrentar la cruel realidad que arrojan las urnas.

En la presente columna no individualizaremos, sino que en un análisis más macro, anticiparemos cuántas bancas se quedará cada espacio político, haciendo hincapié sobre aquellos lugares que todavía están en disputa. Veremos Departamento por Departamento, cuáles son las chances reales de cada espacio y candidato para obtener las bancas en juego.

En el Interior: 8 bancas para el PJ y 2 para Cambiemos

En los seis Departamentos del Interior, donde se renovarán 10 bancas, la victoria será abrumadora para el justicialismo. Sin embargo, Cambiemos tendrá motivos para festejar: porque las 10 bancas que se ponen en juego actualmente están en manos peronistas, y la oposición se quedará con dos de ellas: una en Chepes y otra en Villa Unión. Veamos cómo es el escenario en cada uno de los Seis Departamentos, que vuelca el resultado 8 a 2 a favor del PJ.

  • Vinchina: la banca está asegurada para el peronismo. Ariel Oviedo irá por la reelección, pero tiene las de perder frente al candidato del oficialismo. El tándem Noemí Barrera (Intendente)-Pedro Carrizo postula a Roberto Osorio para arrebatarle la banca a Oviedo.
  • Facundo Quiroga: en Malanzán la banca también está garantizada para el PJ. El Diputado Juan Romero tiene todo el apoyo del Intendente Mauro Luján e irá por la reelección. En frente tendrá a un eterno rival de Luján, el ex Intendente Rocier Busto. Finalmente, el Dr. Luis Rey no será candidato por Cambiemos.
  • Sanagasta: otro Departamento donde la banca se disputará entre justicialistas. Federico Sbíroli irá por la reelección, pero esta vez tendrá que luchar contra el oficialismo municipal, que tiene todas las de ganar. Por estas horas se está definiendo, iría el propio intendente José Aparicio como candidato.
  • Castro Barros: el ex Intendente Marcelo Del Moral, y actual presidente del Bloque del PJ, logrará su reelección por amplia diferencia.

En los dos Departamento restantes es donde habrá mayor ‘diversión’ para los que le gusta el combate y la guerra en las urnas. En ambos, el PJ cederá una banca a Cambiemos.

  • Villa Unión: Juan Amado será candidato por Cambiemos y se quedará con una banca. En el PJ, quien aparece por arriba del resto es el ex Intendente Hugo Páez, quien también tiene garantizado su arribo a la Legislatura. La última banca en juego la disputarán los tres actuales Diputados (Justicialistas) Roxana Tejada, Claudia Domínguez y Oscar Chamía. Si bien se bregó por una alianza Tejada-Domínguez, no hubo éxito; y los tres cuentan con las mismas chances el 4 de Junio.
  • Chepes: escenario similar a Villa Unión. El candidato de Cambiemos (Daniel Miranda) tiene su lugar asegurado. Entre los candidatos justicialistas, el ex Intendente Claudio Saúl aventaja al resto, por lo que asegura la segunda banca. Y la tercera banca se la disputarán otros dos candidatos peronistas: Alejandra Oviedo y Flecha Godoy (candidato de Mario Guzmán Soria).

En Capital la oposición pone 4 bancas en juego

En las elecciones de 2013, FCR logró quedarse con cuatro bancas y el PJ con las otras cuatro. Es por ello que si bien es un escenario adverso para el justicialismo en los últimos años, en este distrito tiene ‘menos presión’ que en el Interior.

Hace cuatro años, FCR fue con 7 colectoras; pero en Junio Cambiemos irá con una sola lista. Será difícil que –con una sola lista- la oposición logre meter cuatro Diputados. Para conseguirlo, estaríamos hablando de más de 32 mil votos, cuando recordemos que Brizuela y Doria -en 2013- ganó la elección con 19 mil votos.

El objetivo del PJ oficial es alzarse con 3 bancas, soñando con la posibilidad de hacer una elección brillante y llegar a 4. En 2013 el PJ fue con 17 Colectoras, sumando –todas juntas- alrededor de 35 mil votos. La estrategia de Luis Beder Herrera es reducir lo máximo posible esa fragmentación de votos en Junio, para poder vencer a Cambiemos. ‘Hay que ganar, como sea, para ir a negociar a Nación con un triunfo del PJ y derrota de Martínez en La Rioja’, confió a RL una fuente muy cercana al ex Gobernador.

El mayor escollo en la estrategia del ex Gobernador es la lista del paredismo. El espacio conducido por el Intendente Alberto Paredes Urquiza se quedará con una gran porción de esos 35.000 votos justicialistas en 2013. La lista encabezada por Felipe Álvarez tendrá como piso un Diputado adentro, con la posibilidad de agregar uno más. Tres Diputados adentro sería un gran triunfo para el paredismo.

Los actuales Diputados Lucía Ávila y Walter Cruz irán por la proeza de renovar sus respectivas bancas, esta vez sin el apoyo de la estructura de FCR, sino con el ‘nombre’ del candidato como arma más importante. El Diputado Enrique Picana Rodríguez haría lo propio por una alicaída lista del bosettismo.

Salvo algún batacazo, podría especularse que PJ y Cambiemos pelearán arriba, con 3 Diputados para cada uno. El Paredismo hará fuerza por no quedarse afuera de la lucha central, aspirando a bancas. Ávila, Cruz y Picana intentarán romper ese esquema arrebatando alguna de esas bancas.

En Capital el escenario no es tan claro como  en el Interior, pero –entendiendo que es el paredismo el que aclara que ‘son peronistas’- la repartija de bancas sería 5 a 3 a favor del justicialismo.

Los números finales –en la previa- hablan de 13 a 5 bancas a favor del PJ. Es decir, el justicialismo perdería una sola banca de las 14 que pone en juego. Para otro capítulo quedará analizar los sectores internos (bederismo, paredismo, bosettismo, casismo puro, etc.) que quedan mejor posicionados en esas 13 bancas logradas.

Si el 4 de Junio arroja esos resultados finales, quedará en cada uno interpretar quién ganó la elección: por ejemplo, el PJ podría perder la elección en Capital, pero se quedaría con 13 de las 18 bancas en juego. Pero, lo seguro, es que con esa conformación de la Legislatura, Julio Martínez tendrá muy pocos motivos para festejar, ya que el justicialismo se garantizaría mayoría absoluta hasta el 2021.