Objetivo: potenciar el malestar en la ciudadanía

Objetivo: potenciar el malestar en la ciudadanía

Según informan fuentes desde Buenos Aires allegadas al Gobierno Provincial, el Ministro de Defensa de la Nación estaría utilizando sus contactos dentro del Gabinete, para entorpecer el envío de fondos extracoparticipables a La Rioja. Si se demora la transferencia, podría correr riesgo el pago de sueldos a los empleados públicos. 

Redacción de RiojaLibre

Alguna vez calificamos en RL a Julio Martínez como ‘el Nerón Riojano’. Fue cuando su espacio entorpecía la gestión del Gobierno Provincial por la devolución del punto de coparticipación y los 4500 millones en concepto de fondos extracoparticipables. Para los ‘cerebros’ y asesores de Mashasha, ‘mientras peor le vaya a La Rioja, mejor le irá a Martínez’.

Resulta difícil pensar que un espacio político ‘festeje’ o potencie que los riojanos –entre otras cosas- no tengan aumentos de sueldo, pero es así. En ese entonces, el Ministro de Defensa fue el ‘abanderado’ de operar para trabar el envío de estos 4.500 millones, mandando a decir a sus secuaces (Diputados Nacionales y referentes de FCR) que ‘con 1850 millones alcanza y sobra’. Mashasha ayudó al Gobierno Nacional a retener una buena cantidad de dinero para la Casa Rosada (Capital Federal).

WhatsApp Image 2017-03-15 at 00.44.12

Pero además de los ‘porotos’ que suma dentro del Macrismo, Martínez se ve beneficiado en su carrera electoral con esta discriminación de Nación a La Rioja. Obviamente, no contar con 2.650 millones (4.500 que pretendía Casas menos 1.850 que nos enviarán) afectará directamente en la calidad de vida de los riojanos. Sin aumento de sueldos, sin obras necesarias, sin la posibilidad de satisfacer las necesidades básicas de las clases más vulneradas; se presume que el ‘clima social’ en La Rioja durante el 2017 estará bastante ‘caldeado’.

Si los riojanos están descontentos, sumergidos en la Pobreza y enojados con el Gobierno Provincial, quien más se beneficia es Julio Martínez, líder natural de la Oposición en la Provincia. Se puede llegar a entender que los dirigentes políticos tengan ambiciones, pensando a largo plazo (Gobernación 2019) y actuando en consecuencia, pero cuando esas ‘ambiciones’ van en desmedro directo del bienestar de la ciudadanía, la delgada línea que separa esas ambiciones del ‘golpismo’, lisa y llanamente, se confunde y distorsiona. ¿Hasta dónde es capaz Mashasha de agitar el clima social para allanar su camino a la Gobernación? ¿Estaremos en presencia de un Nerón riojano?