Mashasha coloca ‘gente de confianza’ en puestos claves

Mashasha coloca ‘gente de confianza’ en puestos claves

Tal como te lo anticipó RL, el ex Diputado Provincial Juan Amado es el elegido para ocupar la delegación nacional más codiciada. Es que el dirigente de Villa Unión (con esto, candidato puesto en 2017 -Diputado- y 2019 -Intendente-) será el encargado de las Obras Nacionales en La Rioja. El Plan Belgrano tiene previsto la inversión de más de 16 mil millones de dólares en programas de infraestructura.

La confirmación llegó de la mano del ministro Julio Martínez en horas de la tarde. El dirigente del departamento Felipe Varela y ex diputado provincial se hará cargo de la delegación provincial. El Plan Belgrano tiene previsto la inversión de más de 16 mil millones de dólares en programas de infraestructura. Además, estipula otros proyectos de corte social y productivo.

Tras conocer la novedad, el ministro riojano Julio Martínez indicó “estamos muy contentos por ésta designación, conocemos de su gran capacidad y la formación profesional para poder estar al frente del Plan Belgrano, una importantísima política de estado que nuestro presidente llevará a cabo para el norte argentino”.

Además Martínez expresó “para La Rioja será importante que se busquen, principalmente las obras de infraestructura hídrica que nuestra provincia necesita para desarrollar sus actividades productivas”.

En sus primeras declaraciones, tras darse a conocer la noticia, Amado expresó “estar agradecidos de todo el apoyo recibido por Fuerza Cívica Riojana y al ministro Julio Martínez por confiar en mí para poder representarlos. Vamos a trabajar a destajo para estar acorde a los requerimientos que éste importante plan tiene para nuestra provincia”.

El Plan Belgrano
El Plan Belgrano consiste en una inversión en infraestructura de 16.000 millones de dólares en diez años, con un fondo de 50.000 millones de pesos en los primeros cuatro años, planeando una solución habitacional para 250.000 familias, atención inmediata a los afectados por la casi pobreza extrema, y subsidios para las economías regionales para crear incentivos laborales estables y no parciales en el tiempo.

Además de La Rioja, son nueve las provincias adheridas al Plan Belgrano para su desarrollo: Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, pertenecientes a la zona NOA; Formosa y Chaco correspondientes a la zona NEA y las Misiones y Corrientes correspondientes al norte de la zona mesopotámica.