Iván Álvarez le envió una carta al Papa Francisco: «Le pido que me de fuerzas»

Iván Álvarez le envió una carta al Papa Francisco: «Le pido que me de fuerzas»

El Candidato a Diputado Provincial por Nueva Generación le envió una misiva al sumo pontífice. En primer lugar, ‘El Terrible’ Álvarez le agradeció por «renovarle la fe en Cristo», y luego le pidió la bendición y que le diera fuerza para llevar adelante los valores ‘cristianos’. Lee la carta completa en esta nota.

Esta es la carta que Iván ‘El Terrible’ Álvarez le envió al Papa Francisco:

Francisco, antes que nada, quiero agradecerle el haber renovado mi Fe con el mensaje que brota del corazón de un gran cristiano.
Como Joven, me inspiro a renovar la fuerza y enfrentar con valentía los propósitos del amor de Cristo.
Mi nombre es Ivan Alvarez, soy Campeón Mundial de Full Contact, un deporte de contacto cargado de muchos valores y sobre todo honor.

Viendo la necesidad de la gente, junto al grupo de personas que me acompañan en mi carrera deportiva, decidimos dejar de ser meros espectadores y convertirnos en actores del cambio que queremos realizar; Queremos transformar la política como un valor de ayuda al prójimo, cargado de fraternidad, amor y solidaridad . por que » Lo preocupante no es la perversidad de los malvado sino la indiferencia de los bondadosos» ( Martin Luther King) .

Estoy convencido de que poniendo estos valores como bandera lograremos sembrar la semilla que germine los corazones de miles de cristianos, para transformar la realidad.

Yo solamente lo molesto con la intención de que este pidiendo por mi a Cristo, para que me de fuerzas, llevando adelante estos valores, protegiéndome de las tentaciones y las cosas del mundo, pido su bendición para empezar este camino de la mano de Jesucristo, me tenga presente en sus intenciones ya que sera una ardua lucha.

Le pido también que rese por nuestra Rioja querida, y por todos los argentinos, para que tengamos paz, trabajo y prosperidad. Por ultimo yo estaré rezando por usted y pidiendo a Dios, le siga dando la fuerza para llevar adelante el evangelio.
Le dejo un gran abrazo lleno de esperanza y mucha fe.

Iván Álvarez