Necedad al palo! Quintela niega la crisis de los taxis y dice que solo quieren sacar ‘rédito político’

Necedad al palo! Quintela niega la crisis de los taxis y dice que solo quieren sacar ‘rédito político’

El Intendente capitalino se reunió con un secot de los taxistas que reclaman por el fin de las licencias truchas. Omitió hablar sobre las licencias truchas y reafirmó que el Municipio es el único que tiene autoridad para emitir las licencias.

El intendente de la capital, Ricardo Quintela recibió, en audiencia, a los miembros de la cooperativa “Encuentro Blanco” del servicio de taxistas, junto a un grupo de taxistas independientes, con quienes analizó la actual situación que atraviesa esa actividad. Entendió que se trata de un escenario “donde algunos quieren sacar réditos políticos” y ratificó que es el municipio el único responsable de otorgar las licencias “evitando cualquier tipo de anomalías”. El viernes recibiría al Centro Propietario de Taxis.o
Quintela acompañado por el secretario de Servicios Públicos Carlos Machicote, recibió a un grupo importante de choferes y propietarios de taxis; allí con cifras en la mano, explicó que en la Capital hay 433 chapas autorizadas, y que de acuerdo al último censo deberían existir aproximadamente 490 licencias de taxis; aunque adelantó que se decidió que por este año no se van a otorgar más “chapas” autorizadas.
Con la prensa dijo que la reunión fue con un grupo de trabajadores taxistas, aunque no son los que iniciaron la protesta la semana anterior, auguró que todos los problemas se deben solucionar mediante el dialogo “respetuoso y maduro, sin llegar a tomar medidas extremas”; remarcó que se clarificaron los números y sentenció que “no es correcto con lo que se dice por ahí; hay quienes quieren sacar provecho de esta situación”. Adelantó que autoridades del centro propietario de taxis solicitaron audiencia y se confirmó que el próximo viernes 3 de mayo se reunirían en el despacho del intendente.
Explicó que la ordenanza estipula un taxi cada 450 habitantes, y en el 2010 (censo) eran 189 mil habitantes, y hoy seamos más de 220 mil lo que correspondería unas 490 chapas “que el municipio tiene las facultades para entregar”; sostuvo que en la actualidad hay 414 licencias otorgadas de las cuales 4 de ellas están con problemas judiciales y existen 23 permisos que están circulando, “lo que hace un total de 433 chapas habilitadas para trabajar”.
Quintela remarcó que La Rioja es una de las pocas provincias que no tiene manejo de intermediación es decir, empresa otorgantes de licencias; “aquí lo maneja de manera exclusiva el municipio, evitando un sistema cuasi mafioso que en La Rioja no se da”; señaló que a aquellos que pedían licencias para entregar (entre ellos el centro propietario de taxis) les dijimos que no.
No obstante, el jefe comunal les informó a los trabajadores del volante que se decidió que por este año es que no se otorguen más permisos y “se tratará de darle solución a unos 10 taxistas que tienen inconvenientes”.Consultado sobre los controles, el intendente confió que si el municipio debe aplicar la ordenanza “a rajatabla” no quedarían más de 120 autos circulando; “muchos de los que hablan, si aplicamos la ordenanza les tenemos que retirar la licencia en forma inmediata; muchos están en falta, pero aplicamos la razón, entendiendo la situación que están pasando; solo nos ajustamos a que eso suceda lo menos posible; pero muchos de los que hoy están siendo utilizados, por algunos políticos, tratando de sacar provecho, de una situación difícil por la que atraviesan, nos pedían por favor que los dejemos funcionar”; Quintela fue más allá y dijo que “deberían darse cuenta que la grave situación económica que pasa nuestra provincia, suceden porque no se distribuyen los recursos; esos recursos se concentran en pocas manos, y si esos recursos estarían en los trabajadores, todas las actividades, vinculadas al sector del comercio, estarían distintas”.
Luego se le consultó si tenía previsto recibir a los taxistas que se manifestaron, el jefe comunal señaló que espera reunirse cuando “ellos quieran”; “todos son amigos, son compañeros, no tengo nada en contra de ellos”; y en cuanto a los taxistas que no participan de las protestas y que son discriminados “vamos a buscar la forma de que tengan una base para que circulen, no es posible que el motivo de castigo (por no protestar) sea sacarlo de modulación, de los que prestan este servicio. Todos deben modular. Queremos sincerar la actividad”.
Finalmente dijo que todos los taxistas que se manifiestan “necesitan, quizás más que cualquiera, y no conlleva ninguna mala intención, solamente están mal asesorados, y soy amigo de muchos de ellos. Creo que hay un error, y existe una mala intención de utilizar políticamente a nuestros trabajadores, para sacar un rédito espurio”.
La otra voz
Por su parte, el titular de la cooperativa Encuentro Blanco, José Ibarra, que agrupa a los trabajadores taxistas, dijo “intentamos esta reunión, y quedamos bastantes conformes. Nunca nos dijo no. Hay choferes independientes, y estamos representando a todos. Después nos reuniremos con esas 10 personas que están ilegales, para ver si les podemos dar una solución”.
Sostuvo “esto lo manejan políticamente. El día que el otro grupo hizo el corte, se bajó una persona en la casa de gobierno y nos afirmaron que les dieron quince mil pesos. Pararon, y en media hora fueron a hacer un asado.” Denunció Ibarra.
Dijo “creo que Galván (el diputado provincial) está equivocado, habla mal y me siento dolido. Esto es un juego político. Nosotros lo vamos defender porque nos da una fuente de trabajo”, cerró Ibarra.