Beder y Cristina insisten con la Minería

Beder y Cristina insisten con la Minería

A pesar de aparentar un repentino desinterés sobre la Megaminería en Famatina, el Gobernador y la Presidenta tienen la firme convicción de explotar a cielo abierto el cerro de Famatina. Te presentamos una síntesis de la resistencia de los asambleístas. Imágenes y videos!

Sin miedo a equivocarnos, podemo afirmar que la muestra más grande dignidad de La Rioja en los últimos años es –sin duda- la lucha y resistencia que el pueblo de Famatina ejerce día a día en Alto Carrizal.
Para entender semejante gesto de independencia y supervivencia, nos debemos remontar hasta el 2006. Fue en ese entonces, cuando aparecieron los primeros indicios concretos de que el Cerro de Famatina quería ser explotado por una Multinacional. La palabra ‘Megaminería’ comenzaba a sonar entre los pobladores, y el entonces vicegobernador Luis Beder Herrera utilizó políticamente la incipiente lucha para derrocar al Gobernador Angel Maza.
La Barrick Gold manifestó públicamente sus contactos con Maza y Beder Herrera logró su cometido. Pocos meses después, los riojanos fuimos testigos del acto canallil más abrupto de la última década: quién meses antes se proclama antiminero, ahora pregonaba la bandera de la explotación minera con la excusa del ‘progreso’ (ver videos en Galería de Medios).
Lo cierto es que la pueblada de los famatinenses dio sus frutos y Barrick Gold debió abandonar sus sueños mineros en territorio riojano. Por un tiempo, el traicionero Gobernador debió postergar sus proyectos Megamineros, y fue en enero de 2012 cuando la inquebrantable voluntad del pueblo de Famatina se volvió a hacer presente para expulsar de sus tierras a otra Multinacional: Osisko Main Group.
Habiendo pasado un año electoral (el 2011, donde en las tres elecciones el espacio político del Gobernador obtuvo pésimos resultados en Famatina y Chilecito), Beder Herrera estaba dispuesto a pagar cualquier costo político y tenía la firme decisión de invadir suelo famatinense para concretar su proyecto minero. Sus asesores políticos le recomendaron que lo haga en pleno verano, para que no se obtenga mucha repercusión en los medios de comunicación (nacionales, ya que casi la totalidad de los locales están comprados); pero hubo un detalle que no tuvieron en cuenta: la inmensa vitalidad y dignidad de los luchadores de Famatina.
Los días 11 y 12 de enero del 2012 quedarán en la historia de La Rioja como el período en el que renació el orgullo territorial y la defensa de la vida de los patriotas y caudillos del siglo XIX (ver fotos en Galería de Imágenes). El pueblo de Famatina salió a las calles y prohibió el paso de las maquinarias de Osisko, mostrándole al mundo que la voluntad famatinense de no permitir la megaminería a cielo abierto estaba más viva que nunca.
Durante todo el año, con menor o mayor magnitud, Beder Herrera intentó quebrantar la voluntad de los asambleístas. El ‘Todo vale’ fue la base de su campaña: persecuciones judiciales, seguimiento y espionaje a docentes y asambleístas y compra de voluntades estuvieron a la orden del día. Sin embargo, acercándose el fin del 2012, el categórico apoyo que todos los riojanos manifestaban hacia Famatina, obligaban al Gobernador a desistir.
Comenzó el 2013 y una incógnita envolvía a todos los riojanos: ¿Se haría presente –nuevamente- la necedad de Beder Herrera en su persistencia con la Megaminería; ó entendería el mensaje de todo un pueblo que le grita NO al saqueo y la explotación de la naturaleza y le dice SI a la vida?
Muchas veces, las ansias nublan la razón y confunden el entendimiento. Los deseos de que un político apele al sentido común, y desoiga los intereses multinacionales y las posibilidades de engordar sus cuentas bancarias, hacen confundir el entendimiento de la verdadera esencia de los políticos riojanos: el crecimiento personal por sobre el de toda una comunidad.

cristhian luna

Sin tanta difusión en la maquinaria mediática que lo obedece ciegamente, pero con un convencimiento interno bien fuerte, el proyecto megaminero de Beder Herrera en Famatina sigue más latente que nunca. El viernes primero de Marzo el Gobernador pronunció su discurso de apertura de sesiones ordinarias en la Legislatura, y determinó cuáles serán los ejes de su gestión durante el presente año.
La megaminería a cielo abierto tuvo un lugar protagónico e –indirectamente- atacó a los asambleístas que mantienen una guardia en Alto Carrizal. Literalmente, Beder Herrera manifestó que La Rioja “necesita más técnicos y no tantos bohemios (que, a su criterio, son los que predominan en Famatina)”.
Desde RiojaLibre, estamos convencidos que mientras Beder Herrera esté en el poder, el peligro de la Megaminería seguirá siempre latente. No hay que confundirse cuando leemos o escuchamos en sus medios de difusión masiva (El Independiente y Radio Fénix) que “la megaminería ya fue, se les acabó el verso, ya está; no hinchen más con eso, no va a haber Minería en Famatina”. No se resignaron, no entendieron; no es más que una campaña más de distorsión de la realidad que rige en el Gobierno Provincial.

Dos cosas buscan con esas falacias incongruentes:

1. Desprestigiar el valor de una lucha digna y tenaz como pocas, convirtiéndola en un ‘ardid político’. Tratando de un ‘verso’ a un principio inquebrantable de una sociedad, intentan reducir su significado a una simple maniobra política, buscándoles padrinos como Julio Martínez, Ismael Bordagaray o –hasta- Ricardo Quintela. No llegan a comprender que semejante lucha trasciende cualquier maniqueo político.
2. Relajar y confundir al luchador. Con mentiras y operaciones mediáticas buscan convencer a los famatinenses (y a la sociedad toda) que se dan por vencidos, para lograr que los ciudadanos bajen los brazos. Con un pueblo relajado y olvidado de la causa, en el momento menos pensado, volverán a la carga; y cuando nos querramos acordar, quizás sea tarde. Existe un grupo de luchadores (esos que día a día acuden al puesto de Alto Carrizal y entienden como nadie el meollo del conflicto) a los que nunca podrán confundir; sin embargo, estas campañas difamatorias van dirigidas al ciudadano común.
Con el presente informe, Rioja Libre solo quiere homenajear al Pueblo de Famatina, que con condiciones de lucha ínfimas y en evidente desventaja, supo enfrentar a las esferas más altas de poder. A su vez, es menester resaltar que la lucha todavía no terminó. Mientras Beder Herrera sea gobernador, la amenaza de la Megaminería a cielo abierto siempre estará presente.

gandhi