Lalo Herrera intimó a Famatina

Lalo Herrera intimó a Famatina

El Intendente de Famatina se refirió a la intimación de deuda que recibió su Municipio por parte del hermano del Gobernador. Carlos Lalo Herrerra emplazó a Famatina a que le pague los 344 mil pesos que le adeuda a su empresa. Bordagaray aseguró que se trata de un apriete más del Gobierno Provincial.

Durante el mes de julio, el municipio de Famatina tuvo grandes novedades en materia financiera. No se trata del pago de la deuda millonaria que el gobierno provincial mantiene por no enviar los gastos de funcionamiento de la comuna que por ley corresponden, sino todo lo contrario: Mediante una Carta Documento, el hermano del gobernador, Carlos Herrera les intimó a pagar 344 mil pesos.

Se trata del Jardín Núcleo 2 Niño Jesús de Praga, el cual está ubicado en la avenida San Pedro y fue inaugurado el 24 de agosto de 2012.

Pero, casi un año después (con fecha del 1 de julio de este año), emitieron una carta documento con firma del hermano del gobernador, el “ingeniero Carlos Herrera, en su carácter de socio gerente de la razón social Pircas Negras Construcciones SRL”, la empresa a cargo de la obra, intimando y emplazando al municipio a pagar la suma cuantiosa suma de dinero.

La advertencia: “Tornar operativa la cláusula penal convenida en el contrato de locación suscrito por Pircas Negras Construcciones SRL con la municipalidad del departamento Famatina en fecha 9/12/2010”.

Es que hasta el 2010, Famatina aún gozaba de las Partidas Especiales que el gobierno provincial enviaba. Sin embargo, luego de que el intendente expresara públicamente su apoyo a la lucha popular en contra de la megaminería contaminante a cielo abierto, el escenario cambió. Según explicó Ismael Bordagaray “nos fueron dando todas las cuotas y era de acuerdo a los avances de los Certificados. Normalmente, el gobernador nos daba la plata con el esquema de trabajo de siempre. Lalo (su hermano Carlos) le decía y él giraba los montos necesarios para hacer frente mediante Partida Especial al Jardín de Infantes, pero cuando comenzó el conflicto social, no hubo más Partidas Especiales para el Jardín de Famatina”.

Sobre dicha constructora, aseguró que “la mayoría del porcentaje de Pircas Negras, la tiene Lalo Herrera, el hermano de Beder y el otro socio, es el sobrino del gobernador, Raúl Moreno. Esta empresa ganó la licitación para el Jardín, contra otras dos también muy ligadas a ellos, que en realidad, sospechamos que son de ellos… y que las hacen para participar de las licitaciones como siempre, y como cotizan más, Pircas Negras siempre gana. Hicieron un polideportivo en Campanas, por más de un millón y medio de pesos y la refacción de la Hostería también por el mismo valor”.

En el resto de la provincia, también hubo injerencia: “Hicieron el Polideportivo en Castro Barros, el albergue en la capital, viviendas en Chilecito y están haciendo el Centro Cultural y el hospital nuevo. Tienen varias obras. Tienen mucha suerte porque las obras grandes e importantes las gana siempre Pircas Negras”.

El modus operandi: “Utilizan a los municipios como elementos para que ellos puedan hacer los trabajos de construcción y hacen que los municipios contratemos la mayoría de las obras. Directamente, arman los paquetes de licitación y las direccionan en Infraestructura. Uno pide la obra y Lalo te va a ver para hacer el proyecto. Después, traen a Infraestructura y las cotizan. Buscan otras empresitas, llegan los sobres cerrados y se hacen las cosas aparentemente legales, pero ellos saben que el resto de empresas en realidad van a perder. A esas, les dan obritas chicas y ellos, se quedan con las obras grandes”, aseveró el intendente.

Para Bordagaray “los arreglos se hacen en la finca. Nadie te dice es la empresa de Beder, pero si el gobernador está con el hermano en la finca y el paquete de obras surge desde ese lugar, es al menos sospechoso”.

Luego, ratificó que “los gerentes de Pircas Negras son Lalo Herrera y Raúl Moreno”. Y justamente, la Carta Documento lleva la firma del primero.

Así, tal cual expresa ese escrito, Bordagaray admitió que Famatina debe “el Certificado 12 y lo correspondiente al fondo de reparo de la obra porque en toda obra que se hace, queda un fondo que viene a ser ante cualquier problema o incumplimiento que haya. No obstante nosotros el año pasado le dimos un informe porque cuando llegó la primer lluvia, tuvimos una serie de inconvenientes y obviamente no nos atendieron y ahora pretenden cobrar, sin haber hecho ninguna de las refacciones acordadas y pretenden que les paguemos con el Fondo Federal Sojero”.

Pero… ¿por qué con el Fondo Sojero? Porque es lo único que le queda a Famatina, luego de que el gobierno decidiera no enviar más dinero para los gastos de funcionamiento: “Contestamos que no tenemos los recursos. No es que no queremos pagar, sino que no nos encontramos en condiciones. Exigimos el acuerdo que había hecho el gobernador, que la obra sale por Infraestructura, por lo tanto tiene que ser pagada por la provincia. Es un compromiso de él con la empresa de su hermano”.

Asimismo, recordó que la provincia le debe al municipio de Famatina “ocho meses del año pasado de gastos de funcionamiento y seis meses de este año. Son 140 mil pesos por mes que jamás nos dieron una respuesta”, llevando a una deuda de casi $2 millones. “Nos deben casi $2 millones y encima nos aprietan. Esto es el colmo del caradurismo. Se abusan del poder y se burlan de Famatina”.

Aunque “el año pasado hicimos una acción en el Superior Tribunal de Justicia, pedimos audiencia a todo el mundo, presentamos pedidos de informes a la Cámara de Diputados y hasta denunciamos ante el INADI por discriminación… no nos dieron importancia”.

Los motivos de tanta desidia: “Dicen que el reclamo es administrativo y que hagamos un juicio ordinario de deudas que lleva años”. “Hemos agotado todas las vías administrativas, pero Famatina no logra cobrarle al gobierno provincial los casi $2 millones que le deben al pueblo que dicen amar y respetar. Mientras tanto, nos aprietan y nos ahogan financieramente para que, aunque sea por necesidad, nos dejemos pisar las cabezas. Pero eso no va a suceder. Nuestro pueblo tiene dignidad y vamos a continuar viviendo, con o sin el apoyo del gobernador. Hagan lo que nos hagan, no vamos a claudicar”, finalizó Bordagaray.