Brizuela Cáceres pone en riesgo a Martínez

Brizuela Cáceres pone en riesgo a Martínez

¿Qué tienen en común Julio Martínez y Diego Maradona? Aunque parezca increíble, existe una letal coincidencia entre el futbolista y Mashasha; pero -para desgracia de los radicales- es negativa. El ‘entorno’ que rodea al Diputado Nacional hace peligrar su triunfo en las elecciones.

Redacción de RiojaLibre

En las peores épocas del astro futbolístico Diego Maradona, había una frase que se repetía en todos los rincones del país –y del mundo-: “El problema es el entorno”. Sucede que llega un determinado momento donde una persona pública no depende -solamente- de si mismo, sino que tiene la influencia inocultable de su entorno. Lo que hacen las personas que lo rodean incide directamente en las conductas de la persona pública.

Un escenario similar está padeciendo el Diputado Julio Martínez. Es indudable que es el político con la mejor imagen positiva de la provincia (gracias a sus atinadas definiciones con respecto a la Megaminería y el Kirchnerismo), pero su ‘entorno’ pone en riesgo el triunfo (que parecía asegurado) de su espacio en las elecciones de Octubre.

¿Quiénes son ‘su entorno’? Nos referimos a ciertos personajes oscuros que rodean a Martínez, que cuentan con la enemistad de una gran porción de la sociedad riojana. Podríamos nombrar una par de estos actores, pero puntualizaremos este artículo en Jorge Brizuela Cáceres.

Brizuela Cáceres es –según un par de relatos que recolectamos- “un pobre diablo que se cree el mejor periodista del mundo y no se da cuenta que no lo quiere nadie”. Oficialmente, Jorge Brizuela Cáceres es quien le maneja la prensa al Diputado martinista Juan Amado; aunque no sería el único ingreso económico que este pseudo periodista recibe de un político: “Cobra de Martínez y de Inés, aparte de lo que saca del Comité Capital”, nos asegura una de nuestras fuentes.

Además, Brizuela Cáceres trabaja actualmente como docente en el IFDAC Prof Alberto M Crulcich y también lo hizo en el ISFT Ing Otto Krause. Ambos institutos son dependientes del Gobierno Provincial. ¿Por qué aclaramos esto? Porque el cinismo de Brizuela Cáceres no tiene límites. Ante una nota de RiojaLibre en la que comparamos a la Alianza de De la Rúa-Chacho Álvarez con la de Martínez-Bordagaray, reflotó el carácter autoritario de JBC y nos increpó en nuestra página de Facebook: “¿Cuánto te paga Beder?”. Le contestamos que “nada”. Ahora, con el dato que aportamos recientemente, nos gustaría que nos conteste él cuándo le paga Beder y Walter Flores.

Más allá de estos vericuetos, vale destacar que la labor de Brizuela Cáceres como Docente deja mucho que desear. Eso lo deducimos después de acercarnos al Instituto donde brinda clases y consultar a sus alumnos. “Es muy autoritario”, “si no pensás igual que él olvídate de aprobar”, “se cree que es el dueño de la verdad y se equivoca cada dos por tres, pero no se lo podés decir porque se vuelve loco”, “es común que te censure o te haga quedar en ridículo en plena clase”. La lista de críticas es interminable, pero una constante se repite en todas ellas: nadie se anima a dar nombre. ¿Por qué? “Si se llega a enterar que lo criticamos no aprobamos más”. Esa es la pluralidad que lo distingue a JBC.

Hablar de escándalos y papelones es materia común en la vida de JBC. Actos de censura, autoritarismo y absolutismo se repiten en la historia de este personaje. Nos llamó particularmente la atención uno de los relatos: “Este tipo no respeta ni la memoria de los desaparecidos. Mi tío fue una víctima de la dictadura, despareció cuando tenía 20 años; en un cruce que tuve con él (JBC), muy suelto de lengua me dijo: ‘algo habrá hecho para que lo hagan desaparecer’. Me costó mucho reponerme. Ahí me di cuenta que Brizuela Cáceres es de esos nazis encubiertos que justifican los delitos de la dictadura”

Las enemistades y bochornos de Jorge Brizuela Cáceres también se dan con figuras públicas. El Diputado Provincial Guillermo Galván afirma que tiene una cuestión personal con este personaje y que en algún momento lo saldará ‘como hombres’. A ese grado de virulencia llegan los enfrentamientos que mantiene JBC. Según pudo averiguar RiojaLibre, Brizuela Cáceres se habría metido con la hija el Diputado, molestándola por mensajes teléfonicos y difamando a su padre, asegurando que Galván tenía una doble vida.

Todas estas actividades lejos están de una conducta correcta para un Periodista, pero este soberbio ‘Licenciado’ se cree el máximo tribunal que tiene la capacidad de decidir quién hace periodismo y quién no en La Rioja. Precisamente él, que combina el periodismo militante de sus trabajos en la UCR con el supuesto periodismo Objetivo que ejerce en Datarioja. Se reconoce como un seguidor de Jorge Lanata; le dejamos unas palabras de su ídolo -en un debate con el filósofo Tomás Abraham- para que las repase: “Estoy en contra del periodismo militante. No uso la profesión para trasladar una visión”. A su vez, Abraham agregó: “Se dice militancia pero son sectas: hablan para si mismas, tienen la verdad y la cuidan”. ¿Parece que le estuvieran hablando a usted Sr Brizuela Cáceres, no?

Además de atormentar y censurar alumnos, perseguir a las hijas de sus rivales políticos y hacer del periodismo un ‘comercio’, JBC también se caracteriza por sus comentarios vulgares, pedantes y misóginos. Veamos algunos ejemplos:

jbc

Este comentario es en la página de TN sobre la cantidad de gente que asistió a una marcha antiminera. La canción a la que se refiere JBC de Besuit dice: “le mete a este sistema, el dedito en el culito y como sangra, y no es el culo, sino el que sangra y se retuerce, es el gran culo de este mundo”. Todo un caballero el Licenciado para referirse a una dama, ¿NO?

jbc1

Nosotros nos preoucupábmos porque JBC criticaba a RiojaLibre; parece que su soberbia no tiene límites y -además de ser misógino- se anima a enserñarles a los muchachos de TN.

 

No hace falta ser un genio para entender que este tipo de ‘entorno’ no le conviene al candidato de Fuerza Cívica Riojana. Es en este tipo de personajes es donde podremos encontrar la explicación a la división terminal que padece la UCR riojana. Seguramente, Martínez tendrá sus razones para mantener a JBC en su ‘entorno’. Habrá que ver si no se arrepiente en la noche del 27 de Octubre.