Los pre candidatos fuertes del Quintelismo

Los pre candidatos fuertes del Quintelismo

La gran lucha del 2015 será la gobernación, pero también se definirá la el mando del Departamento más grande de la Provincia. El espacio que comanda el actual Intendente goza de un predominio absoluto en las urnas. Por el momento, Quintela no ‘bendijo’ a ningún heredero. En esta columna te contamos los dos dirigentes Q que se perfilan como los sucesores: Carlos Machicote y Hugo Vera.

Por julio laboranti

Mucho se ha venido hablando de los posibles candidatos y pre candidatos a la Gobernación, pero poco se ha profundizado sobre el lugar que dejará vacante Ricardo Quintela en Capital. El Departamento Capital hospeda a casi el 60% de los habitantes de toda la Provincia, constituyéndose como un caudal de poder codiciado por todos los dirigentes políticos. Para tener una real dimensión de la importancia del manejo de la Capital, vale recordar que –según el último censo en 2010- la Ciudad de La Rioja posee 180 mil habitantes mientras que el segundo Departamento (Chilecito) tiene apenas 49 mil.

Quintela es una prueba latente del poder político que puede construir un Intendente capitalino; sobre el poder económico, una vez sancionada la Ley de Coparticipación Municipal, será aún mayor la incidencia del próximo mandatario. Esto significa que quien se convierta en el próximo comandante del Palacio Ramírez de Velazco, automáticamente se instará como uno de los tres dirigentes políticos más importantes de la Provincia.

A diferencia de lo que sucede a nivel provincial, en Capital existe un líder político que ostenta una ventaja abrumadora sobre los demás dirigentes y espacios. La Ciudad de La Rioja es el punto de partida con el que cuenta Ricardo Quintela para aspirar a la Gobernación; hasta sus más viscerales opositores utilizan una frase que denota la preponderancia indiscutida del Intendente en Capital: “el problema del Gitano es el Interior, nadie duda de que gana en Capital, pero no se puede ganar una Gobernación solamente con la Capital”.

Tal es el dominio del quintelismo, que líderes anti Q que soñaron siempre con la Intendencia ya desistieron de sus aspiraciones en el Departamento para el 2015: Néstor Bosetti y Tere Madera ya confirmaron oficialmente sus intenciones de ser pre candidatos a la Gobernación. Dichos dirigentes –ultra opositores al Gobierno Municipal- se perfilaban como posibles candidatos a Intendentes por el Bederismo, pero la altísima intención de voto del quintelismo en Capital desalienta todo integrante del arco opositor. La misma suerte estaría por correr Guillermo Galván, que dejó trascender sus aspiraciones a la Gobernación. Es decir, existe la sensación de que es en vano meterse a luchar una batalla imposible en terreno del Gitano.

Alberto Paredes Urquiza parece ser el único decidido a luchar por la Intendencia, pero –a sabiendas del predominio Q- intenta por todos los medios hacerlo en concordancia con el Quintelismo, y no posicionado en la oposición. Si el Gitano decide luchar por la gobernación por fuera del oficialismo, conformando un frente opositor, será un gran problema para el actual Secretario General de Gobierno.

Por su parte, Inés Brizuela y Doria también desliza tímidamente sus ansias de aspirar a la Intendencia. Pero sabe perfectamente que no lo conseguirá de ninguna manera si no lo hace con el Quintelismo jugando para su lado. Al igual que Paredes Urquiza, las posibilidades de Brizuela y Doria están sujetas –directamente- al lugar que decida ocupar Quintela en la lucha por la Gobernación.

El candidato Q

No es casualidad que los dos únicos pre candidatos definidos a la Intendencia sean quienes hayan terminado arriba en las elecciones del año pasado. Tampoco es casualidad que tanto Brizuela y Doria como Paredes Urquiza (primero y segundo en la elección del 2013 respectivamente) hayan sido los candidatos donde -presumiblemente, por ‘oposición’ a Bosetti- fueron a parar los votos quintelistas. El razonamiento que habrían hecho Bosetti y Madera es: “Si sin jugar públicamente nos metió una paliza, cómo enfrentarlo cuando aparezca su cara en las boletas”.

Consecuentemente, cuando el espacio del Intendente defina y difunda públicamente el candidato ‘bendecido’ por el Quintelismo, la intendencia será cosa juzgada. Quintela goza del poder que Beder Herrera perdió en la Provincia: al dirigente que señale con su dedo, la dirigencia de su espacio apoyará en masa, convirtiéndolo en su sucesor.

En ese sentido, y según pudo averiguar RiojaLibre, existen dos referentes del espacio que corren con gran ventaja sobre el resto: Hugo Vera y Carlos Machicote. El ex Diputado Provincial y el actual Secretario de Servicios Públicos gozan de la confianza plena del Gitano y cuentan con aval del espacio casi en su totalidad; en algunos sectores internos más y en otros menos, pero son dos nombres que no poseen enemigos internos. Si mañana Ricardo Quintela bendice a Carlos Machicote como su sucesor, nadie podrá cuestionar la legitimidad del titular de Servicios Públicos para quedarse con el cargo. El escenario se repite si el bendecido es Hugo Vera. Quien completaría este tridente exclusivo es Armando Molina, aunque –más allá de lo que diga públicamente- se presume que el vice tiene en su cabeza dejar ese lugar para ‘Huguito o Carlos’, y acompañara al Gitano en la Casa de las Tejas.

La lucha por ser el candidato bendecido del actual Intendente se reduce precisamente a eso: buscar la bendición gitana. Resulta en vano salir por los barrios a buscar adhesión propia, porque los seguidores del espacio parecen ser 100% fieles al líder natural del espacio. Por ello, la pelea entre Machicote y Vera se reduce a lograr el mayor consenso de la dirigencia y militancia quintelista. Por el pronto, podría esgrimirse que Machicote cuenta con una luz de ventaja en el poder Ejecutivo, mientras que Vera suma porotos en un sector de la dirigencia histórica y en la juventud.

No debe olvidarse que Machicote está en gestión. En su contra, todo funcionario que tiene un cargo es blanco contaste de críticas. A favor, dos de los mayores logros de la Gestión Quintela dependen de su área: el Sistema de Recolección de basura EASY y los Munibus.

Si bien es cierto que Carlos Machicote y Hugo Vera son los favoritos para heredar el sillón de Quintela, no es menos certero que hay otros dirigentes cuyas ambiciones están a flor de piel. Existe un grupo de funcionarios y referentes del espacio que sueñan con tener la chance de pelear la Intendencia; a priori, se trataría se sueños débiles que difícilmente se concreten, pero habrá que ver que depara el destino

A menos de un año de las elecciones, el panorama en la Intendencia es mucho más incierto que en la Gobernación, porque el espacio con mayor peso ni siquiera ha mostrado sus cartas. Sin embargo, esa incertidumbre puede convertirse en certeza de un día para el otro, cuando Ricardo Quintela ‘bendiga’ públicamente a su heredero. ¿Será antes de fin de año?