Beder le quitó el respaldo a la Diputada

Beder le quitó el respaldo a la Diputada

Hace unas semanas, el Gobernador tomó una decisión: Adriana Olima no será más su ‘representante’ en Famatina. El sucesor de la diputada ya tiene nombre y apellido: junto a ciudadanos pro mineros, Turra recorre las casas ofreciendo obras a cambio de que se olviden de «El Fama no se toca»

Tal como te lo anticipamos hace dos semanas, la diputada prominera por Famatina, Adriana Olima, podría renunciar a su banca para descomprimir la situación social en ese departamento, por un pedido o presión de un grupo de diputados ultrabederistas de la Legislatura riojana.
El suplente de Olima es el profesor Horacio Juncos, de perfil bajo y sin la soberbia y permanente ataque a los famatinenses de la cuestionada diputada.
Más allá de estas intrigas legislativas, la represión policial del 11 de mayo trajo consecuencias negativas al Gobierno de Beder Herrera, y la diputada Adriana Olima sería el «chivo expiatorio», señalándola como culpable del malestar social en ese departamento, aunque todos saben que obedeció órdenes del gobernador.
En Famatina, según consultas de FM América a los asambleístas, desde hace dos semanas ya se sabe que Olima no maneja más el aparato monetario para compra de voluntades, y también consideran que se viene la renuncia de la diputada.
Ya apareció un reemplazo para Olima, es el ingeniero agrónomo Roberto Turra, de Chilecito, que se hizo cargo del aparato político bederista en Famatina, y con la «Juventud Peronista», ofrece casa por casa arreglos en las viviendas y electrodomésticos, a cambio de que retiren los carteles «El Famatina no se toca», aunque no tiene éxito en este tema.
Roberto Turra es de perfil bajo, no le gusta la exposición mediática, y considerado el «candidato de Beder» a intendente municipal, en las elecciones del año 2015, otro dato más que a Olima le están sacando el cambio.