La JP aclara que Beder manda gente

La JP aclara que Beder manda gente

El sábado, el Kirchnerismo festeja con bombos y platillos los 10 años en el poder. Hace tiempo vienen orgnizando una super fiesta y presionando a todas las provincias para que ‘lleven’ gente y hacer un acto histórico por su convocatoria. Beder Herrera no movió un dedo!

El presidente de la JP Juan Manuel Del Moral se comunicó con RiojaLibre y nos manifestó que el sábado si habrá gente del Gobernador en el acto K por el 25 de mayo. En la galería multimedia (abajo) se pueden ver los twets de referentes de la JP al respecto.

Previa:

Hace dos meses que los organizadores trabajan para la “fiesta” de los 10 años K. Buscan que sea una señal de apoyo a Cristina en año electoral. Fito Páez y Silvio Rodríguez, los músicos elegidos para el show. El oficialismo riojano no bajó línea para que vayan a Buenos Aires.

La Casa de las Tejas, que maneja Luis Beder Herrera, se hizo la distraída con la “fiesta” de Cristina Fernández de Kirchner, tras que el kirchnerismo está hace una década al frente del gobierno nacional.

El gobernador no viajó el miércoles a la Capital Federal, como hacía semanalmente, para recorrer despachos de la Casa Rosada y prefirió permanecer en la provincia. Toda una señal política para una provincia que dice depender en un todo del gobierno de Cristina.

Ni en la Casa de Gobierno, ni en la Legislatura, ni en los municipios y menos en la Casa de Todos, sede del PJ, hubo una bajada de línea política, con el fin de movilizarse para acompañar a la jefa de Estado en la Plaza de Mayo.

En ese marco, no será un “25 de Mayo” más para el cristinismo puro ya que el sábado habrá una celebración oficial por los 10 años de kirchnerismo en el poder a partir de la asunción de Néstor Kirchner en 2003 y la sucesión con los gobiernos de Cristina.

Hace dos meses que cada martes, los organizadores de los eventos presidenciales repasan cómo se desarrollará la “fiesta popular”.

Bajo la coordinación del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, hay un equipo político encargado de la convocatoria y otro de la logística.

Los principales convocantes son aquellas agrupaciones de linaje K como La Cámpora, Kolina, Movimiento Evita, Martín Güemes, Unidos y Organizados y el MILES, del infalible Luis D´Elía.

Los intendentes y gobernadores aportarían el resto, además de organizaciones sociales y algunos gremios, ya menores en el reaparto.

Larroque coordinó los micros que pidieron desde el interior del país, previa consulta con Cristina. El secretario de la presidencia, Oscar Parrilli, es quien coordina con algunos intendentes y gobernadores.

La distribución en la plaza sería similar a la de diciembre, cuando La Cámpora no sólo copó las inmediaciones del escenario sino que se extendió a lo largo de la avenida Yirigoyen, la más alta de la donde no entrarían menos de 15 mil personas.

Hay una meta: que la Plaza de Mayo esté colmada y supere los 150 mil asistentes. No puede haber menos, por lo menos, eso dijo un operador K.

La Presidenta concurrirá a las 11 al Tedeum que tomará lugar en la Basílica de Luján, lugar en el que el gobierno nacional a través de fondos ayudó para la realización de obras.

A la misma hora, el arzobispo porteño Mario Poli brindará su homilía ante la presencia del jefe de gobierno Mauricio Macri.

Un gran escenario fue montado frente a la Casa Rosada y por este desfilarán los artistas Silvio Rodríguez, la sinfónica de Venezuela y el rosarino Fito Páez.

Mantener a la “militancia” hasta que Cristina arribe al lugar con el objetivo de hacer un discurso que repasará la “década ganada”.