El candidato opositor tiene motivos para festejar

El candidato opositor tiene motivos para festejar

La derrota de Juntos por La Rioja el último Domingo fue un duro golpe para las aspiraciones de Julio Martínez a la Gobernación, pero a la hora de analizar los números friamente, Felipe Álvarez tuvo más motivos para sonreir que para llorar. Es que, sin ayuda de APU, logró 37.850 votos en Capital, el doble de lo que obtuvo cuando fue candidato en 2017. Hubo 1.200 capitalinos que se tomaron el trabajo de cortar el voto para elegir a Felipe Diputad y Fernández-Fernández Presidente.

Redacción de RiojaLibre

Está claro que en Política dos más dos no siempre es cuatro. La Política no es una ciencia exacta, y en la correcta interpretación de los datos está el secreto para advertir lo que se viene.

En ese marco, el candidato de Juntos Por La Rioja tiene varios motivos para festejar en la elección del Domingo, a pesar de la clara derrota ante Sergio Casas. El primer dato a destacar es que, sin ayuda del paredismo, Felipe logró hacer una buena elección en Capital, quedando a solo cinco mil votos de la figura que -indiscutiblemente- más mide en la Provincia, el Gobernador Sergio Casas.

A su vez, si se tiene en cuenta que en su última experiencia electoral (Junio de 2017), Felipe Álvarez había conseguido 18 mil votos (como candidato a Diputado Provincial en Capital) con todo el aparato del Municipio apoyándolo; los 37.850 votos de ayer duplican su caudal electoral. La figura de Felipe sigue creciendo en Capital, e indudablemente será uno de los referentes que -desde su banca en el Congreso- se mantendrá vigente camino a 2023.

Otro dato para tener en cuenta es que Felipe logró más de 1.200 votos que su candidato a Presidente en Capital. Esto ratifica la idea de que Mauricio Macri fue un ‘lastre’ muy pesado a la hora de que el riojano defina su voto. En el Frente de Todos la situación fue al revés: hubo casi dos mil capitalinos que votaron a Fernández-Fernández, pero cortaron boleta para no votar a Casas y elegir otro candidato a Diputado Nacional (1.200 a Felipe):

El desafío del ex Viceintendente será tener como piso estos guarismos para Octubre. Felipe sabe que si APU termina siendo candidato a Intendente por Juntos por La Rioja, la elección en Capital mejorará considerablemente. Si no se da ese escenario, los números del Domingo servirán como comparación con el #27O para saber con certeza quién es el dueño de los votos -en Capital- en el Departamento más grande de la Provincia.