La inflación supera el 45% y el Dólar roza los $50

La inflación supera el 45% y el Dólar roza los $50

‘Se puede mentir a pocos mucho tiempo, o se puede mentir a muchos poco tiempo’, reza el sabio refrán. Mauricio Macri y sus representantes riojanos -con Julio Martínez a la cabeza- le mintieron a la ciudadanía durante tres años y medio. Ahora, con la cruel realidad como principal adversario, el Presidente se enfrentará a las urnas. Las encuestas anticipan una dura derrota.

Redacción de RiojaLibre

La gente ya no confía en el Macrismo, el Cambio que vino a proponer hace cuatro años fracasó. Veamos los objetivos que se planteaba el Presidente Mauricio Macri en septiembre de 2016:

Llegó el momento en el que Macri deba ‘dejar’ su Gobierno, y el Dólar no está a $23,53, sino que araña los $47. En cuanto a la inflación, aquel 6,5% que estimaba Macri es solo una quimera: la inflación interanual supera el 50% desde hace varios meses.

Los números son inapelables: Macri fracasó. Lo saben sus representantes riojanos, por ello tanto Felipe Álvarez como Julio Martínez ‘esconden’ a su candidato a Presidente en los actos, en las propagandas, y en la ‘entrega de votos’. El cambio fracasó, el riojano sabe que el Macrismo fue una mentira que tardó 4 años en desvanecerse.

De las promesas de campaña, Cambiemos cumplió solo dos. Una ONG cercana al gobierno de Mauricio Macri presentó un informe donde analizó cuántas promesas de campaña cumplió el Gobierno de Cambiemos. El resultado: sólo 2 de 20. El trabajo fue realizado por Chequeado, una organización que tiene muchos vínculos con Casa Rosada.

Entre las principales mentiras del macrismo, sobresalen:

  • «Los trabajadores no van a pagar más Impuesto a las Ganancias».
  • «Construir 3 mil jardines de infantes»
  • «Crear trabajo»
  • «Pobreza cero»
  • «Inflación de un dígito»
  • «La computadora en primer grado»
  • «Un millón de créditos hipotecarios»

En materia económica, social y laboral, el resultado de la gestión de Macri es pésimo: en tres años, empeoró todos los indicadores. No hay cifra que no haya empeorado en relación a 2015, último año de administración de Cristina Fernández de Kirchner. Lo sorprendente ahora es que el reconocimiento de la realidad llega desde organizaciones cercanas a Cambiemos.