Un proceso que dejará heridos irrecuperables

Un proceso que dejará heridos irrecuperables

Cuando parecía que estaba todo encaminado para la Ley de Lema, durante la siesta del Lunes retomó fuerza la idea de una elección Interna para el 1 de Septiembre. Esta metodología de elección tiene más contras que pro: saturará al elector con una elección más, el tiempo es insuficiente, y -lo más importante- no existen garantías de que quienes resulten derrotados, trabajen ‘a pleno’ el #27O por quien los fustigó duramente hasta el 1 de Septiembre.

Redacción de RiojaLibre

Tal como te contamos ayer en #Elinterpretador, el Consenso fracasó. Ahora bien, quedan dos caminos para elegir al candidato del PJ: Internas o Ley de Lemas. Hasta ayer a la siesta, parecía un hecho que el sistema elegido era la Ley de Lemas, ya que hubo consenso casi pleno (solo Quintela se opuso) para convocar a una sesión especial para el Miércoles a las 20hs y tratar la Ley de Lemas.

Sin embargo, horas más tarde se dejó correr la versión de que Casa de las Tejas prefiera una elección Interna el día 1 de Septiembre. El trascendido no es cien por ciento veraz (Casas no dio su opinión todavía), pero si es cierto que algunos actores de Gobierno impulsan una Interna. Se trataría de los mismos que en Diciembre del año pasado iniciaron el camino hacia la fallida Enmienda Constitucional.

Una elección Interna el 1 de Septiembre tiene importantes ‘contras’ para el Gobernador y el PJ. Primeramente, de confirmarse -ante la falta de tiempo para campaña- las PASO quedarán en segundo plano, y los pre candidatos se enfocarán cien por ciento en el 1S. El ‘no hay Octubre sin Agosto’ que se intentó impulsar desde el Casismo, se transformará en un claro ‘lo único que importa es el 1S’. Con Ley de Lemas el escenario es distinto: la competencia se retrasa hasta Octubre, y los precandidatos a la Gobernación necesitarán un triunfo del Frente de Todos en Agosto que potencia a su Lema (Frente de Todos) para el 27 de Octubre.

Otro factor negativo es que se agrega ‘una elección más’ en el calendario electoral, corriendo el riesgo de saturar al elector. Tras la elección provincial del 27 de Enero (que finalmente NO sirvió para nada), la paciencia del riojano parece estar al tope… ¿Cómo reaccionará con un proceso electoral más?. Con Ley de Lemas, no se agrega ninguna fecha ni elección: todo se elige el 27 de Octubre.

Pero, indudablemente, lo que transforma en ‘suicidio’ a una Interna partidaria es la ‘reacción’ de los derrotados. El oficialismo sabe que #Escontodos no es un simple hashtag: el PJ riojano necesita que todos los sectores empujen para el mismo lado para garantizar la continuidad en el poder.

Una interna el 1 de Septiembre aniquilará el #Escontodos. Tras 30 días de feroces ataques, y una elección que dejará a varios derrotados (habrá al menos cuatro pre candidatos), es inviable pedirle a quienes resultaron perdedores (sobre todo a los seguidores de estos pre candidatos) que voten días más tarde por quien los fustigó y atacó hasta el 1 de Septiembre.

Acordar una ‘elección limpia, sin ataques’ es una quimera. Aún sin interna partidaria, los distintos sectores en competencia se atacan fuertemente en las redes, sobre pasando el límite de lo ‘personal’, y llegando -el jueves último- a sillazos por el aire que transformaron en un papelón nacional al acto que encabezó el mismísimo Gobernador.

En el PJ se conocen bien: saben que habrá fuertes ataques, operaciones y hasta ‘jugadas desleales’ en el escueto camino hacia el 1 de Septiembre. Quienes resulten derrotados ese día (más aún si es por un escaso margen), no trabajarán a pleno el 27 de Octubre. ¿Alguna vez, tras una derrota, un político hizo autocrítica y felicitó genuinamente al ganador? NO, el 1S a la noche será el turno de las excusas, las acusaciones de ‘favoritismo’, la ‘bronca’ por que el/la rival contó con ‘la caja’, etc…

Será entonces cuando aparezcan dos alternativas para los derrotados: hacer la plancha o migrar hacia ‘amigos’ o ex aliados que hoy están en el frente opositor.

Con el nivel de enfrentamiento que existe hoy entre algunos pre candidatos, es una ‘locura’ pensar que tras un proceso electoral con derrota incorporada, ‘apoyen’ a quien fue su contrincante, a quien les ganó.

La Ley de Lemas evita ese inconveniente, ya que no hay tiempo de ‘reacción’. Todos podrán ir por la gloria el 27 de Octubre, y seguramente quienes pierdan quedarán desolados y decepcionados, pero el Gobernador ya estará elegido; solo les quedará esperar que pase el tiempo para ‘calmar’ la bronca de su tropa, y luego integrarse al Gobierno electo.