‘El Gitano es el único que puede ganarle a Julio’

‘El Gitano es el único que puede ganarle a Julio’

Dicen que cuando no hay claridad en las filas propias, es bueno saber qué se piensa en el bando contrario para a partir de allí comenzar a encaminar el rumbo. Si el PJ riojano sigue esta teoría, el beneficiado sería Ricardo Quitnela, ya que Julio Martínez y su entorno íntimo solo temen enfrentar al Diputado capitalino el próximo 27 de Octubre. Por los otros posibles candidatos (Florencia López, Beder, Rejal) ‘cruzan los dedos’ para que los consagren.

Redacción de RiojaLibre

‘Dice un sabio refrán bélico que cuando ‘tu enemigo se está equivocando, no debés interrumpirlo’, y eso es lo que está pasando en Casa de las Tejas; desde la Enmienda, la Consulta, y ahora la fecha y sistema electoral, todas son buenas noticias para nosotros, solo esperamos que también se equivoquen en la definición del candidato y lo dejen afuera al Gitano’.

En ese párrafo se puede sintetizar lo que se piensa en el entorno íntimo de Julio Martínez. Con encuestas en mano, el Frente Opositor asegura que la única fórmula a la que temen competir es la de Ricardo Quintela-Teresita Madera. ‘Es la única que realmente mide, y que pegada a Fernández-Fernández será muy difícil vencer’, aporta nuestra fuente de peso dentro del martinismo.

Distintas son las sensaciones si los otros precandidatos en consideración son finalmente consagrados. ‘Al Beder lo respetamos, pero tiene un techo muy bajo, será un final apasionante; con cualquier otro que elijan Julio es favorito, Florencia no mide, sería la mejor candidata para nosotros’, agrega.

Cada vez falta menos para las definiciones, y en la oposición no dejan nada librado al azar. Incluso, algunos se aferran a la frase ‘el que ríe último ríe mejor’, y no miran con malos ojos perder por mucho en las PASO. Es que en ese escenario, Casas resultaría enaltecido, con legitimidad para elegir a quien quiera como candidata a Gobernadora.

Parece loco, pero una derrota categórica en las PASO nos podría abrir la puerta para la Gobernación’, se entusiasma sorprendentemente un martinista.