Camino a las PASO: el peronismo va por todo

Camino a las PASO: el peronismo va por todo

Viendo lo que está pasando en las elecciones provinciales (ayer Cambiemos acumuló  su novena derrota consecutiva), el peronismo riojano analiza ir por todo en las próximas elecciones para quedarse con las tres bancas de Diputado Nacional en juego. Sabiendo que el Macrismo tiene un techo cada vez más bajo (28% en las últimas encuestas), saliendo con dos listas el PJ podría quedarse con dos bancas por la mayoría y una por la minoría. 

Redacción de RiojaLibre

Hace algunos días, el prestigioso analista político Rosendo Fraga recordaba un diálogo que se dio cuando Juan Domingo Perón retornó al País tras el fin de su extradición en 1973:

  • Periodista: ¿Como ha hecho usted, que se fue tan mal en 1955, para volver ahora victorioso y aclamado, no solo por sus seguidores, sino hasta por sus adversarios?
  • Juan Domingo Perón: «es muy fácil de explicar, es que los que vinieron después fueron peores»

Aquellas sinceras, y a la vez irónicas, palabras del fundador del espacio político más importante de la historia Argentina, bien sirven para definir lo que viven hoy nuestros ex Gobernantes. Tanto Cristina Fernández de Kirchner, a nivel nacional, como Luis Beder Herrera a nivel provincial, ostentan un importante crecimiento en la consideración popular.

Los ex mandatarios alcanzan hoy el 60% de imagen positiva, y no solo son aclamados por quienes mostraron lealtad en sus peores momentos, sino que aquellos que los desconocían hasta hace unos meses, comienzan a pedir -en off por ahora- por sus nombres en los armados electorales que se avecinan.

Tal como sentenció Perón en aquella entrevista, es el rechazo a ‘los que vinieron después’ lo que aumenta sus posibilidades de volver. La crisis de la figura presidencial es inocultable. Del dato que expusimos en RL el Miércoles pasado, y que habría provocado la ruptura definitiva de Paredes Urquiza con Cambiemos (el 70% de los riojanos NO votará de ninguna manera a un candidato de Marucio Macri), vale destacar que de esos 7 de cada 10 riojanos, 3 admiten haber votado a Macri en 2015.

Es decir, hay un 30% de la población riojana que se ilusionó con el Cambio, pero -como decía Perón- descubrió que los que vinieron ‘fueron peores’. El rechazo a Mauricio Macri no tiene techo, son cada vez más los riojanos -incluso aquellos que confiaron en el Cambio hasta 2017- que no pueden llegar a fin de mes, que debieron dejar de andar en auto por el precio de la nafta, que ven como el changuito tiene cada vez menos productos cuando llegan a la caja, que ya no pueden ‘darse el lujo’ de darle a sus hijos las cuatro comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena). En definitiva, son cada vez más los riojanos que piensan ‘que bien que estábamos cuando estábamos mal’

La oportunidad del Peronismo

Ayer, en las elecciones para Gobernador de Misiones, Cambiemos obtuvo el 17%, y en las de San Juan alcanzó el 33%. El techo del 30% se ha transformado en una constante en los nueve procesos electorales que se dieron hasta el momento en las Provincias del Interior.

Con esos números en mente, el peronismo riojano analiza aprovechar al máximo la crisis que atraviesa la imagen de Mauricio Macri, e ir por todo en las próximas elecciones. Así como en 2015 Macri les ‘regaló’ dos bancas de Diputado a FCR (Héctor Olivares y Karina Molina), este 2019 podría dejarlos con las manos vacías.

Las últimas encuestas que se hicieron en La Rioja, tanto del oficialismo provincial como del Municipio y hasta de Nación, coinciden en que la imagen negativa de Macri en nuestra Provincia supera el 70% . Ese porcentaje le da un margen al PJ para soñar con las tres bancas que se ponen en juego en las PASO y en Octubre.

Las variables para conseguir ese objetivo son muchas: desde una lista híper fuerte del PJ, hasta volver a la estrategia de 2011 y salir con dos listas peronistas que compitan entre sí. Vale recordar que La Rioja renueva tres bancas: Luis Beder Herrera, Karina Molina y Jorge Moretti (reemplazó a Héctor Olivares).

Es un hecho que Sergio Casas encabezará la lista oficial del PJ, pero para terminar de definir la estrategia electoral, habrá que esperar que la Corte resuelva el amparo presentado sobre la reforma electoral Macrista.

El Ejecutivo Nacional, por decreto, prohibió las colectoras: es decir, cada candidato a Diputado Nacional debe ir con un solo candidato a Presidente. Sin embargo, existe un amparo en la Corte al respecto, que reza que un Decreto no puede estar por encima de la Ley Electoral, y si la Corte le falla en contra al Gobierno, todo quedaría como estaba.

Si el Decreto que elimina las Colectoras no prospera, Sergio Casas podría ir en las boletas de Fernández-Fernández y en las de Urtubey y demás candidatos de Alternativa Federal. Recordemos que el mandatario riojano tiene una excelente relación con su par salteño, como así también con Juan Schiaretti. En este escenario, el PJ saldría con una sola lista a Diputados Nacionales, con varias colectoras para Presidente, con el objetivo de llegar al 67% y meter las tres bancas.

En Casa de las Tejas confían que Fernández-Fernández y Alternativa Federal -con el empuje de la estructura del Gobierno local- juntos pueden alcanzar el 70% de los votos, garantizando así las tres bancas para la lista de Sergio Casas.

La UCR riojana padecería la situación que le fue útil en 2015. Allí, el PJ -con Beder Herrera a la cabeza- se vio obligado a ir con una sola lista del oficialismo Nacional (Scioli), contra una lista opositora (Olivares) que llevaba al menos cinco candidatos a Presidente (Macri, Sanz, Carrió, Massa, Stolbizer). Ahora se daría la situación inversa: la boleta de la UCR (Gabriela Rodríguez) con una sola lista a presidente del oficialismo nacional (Macri), contra la lista de Casas con varios candidatos a Presidente opositores (Fernández, Massa, Urtubey, Lavagna).

Ahora bien, si el Decreto de Macri se ratifica, eliminando las colectoras, Sergio Casas deberá elegir un candidato a Presidente. Por lo que miden en La Rioja, es un hecho que la lista oficial será Fernández-Fernández Presidente y Sergio Casas Diputado Nacional.

Es con este panorama que el Peronismo analiza salir con dos listas, para meter dos bancas por la mayoría y una por la minoría. Para que esto sea posible, Casas debería ganar la elección duplicando al tercero, y en segundo lugar debería quedar la lista muleto del peronismo que llevará a Urtubey como Presidente.

Por ejemplo, si las elecciones terminasen de la siguiente manera, la lista de Casas se queda con dos bancas y la de Del Moral con una:

  1. Fernández-Fernández / Sergio Casas 45%
  2. Urtubey / Marcelo Del Moral 22%
  3. Macri / Gabriela Rodríguez 21%

En un escenario con tres listas (dos peronistas y una radical), se abrirá una danza de nombres sobre los candidatos de la lista muleto. Como saldrá a competirle a Sergio Casas, quedarían afuera quienes en los últimos meses se han autodefinido como ultra casistas (quintelismo, maderismo, rejalismo, etc.). Del Moral o Saúl son algunas de las alternativas. La lista muleto contaría con el apoyo del Municipio Capital y las oposiciones peronistas en cada Departamento. Incluso, no habría que descartar que sea el propio Intendente capitalino quien se ponga al frente de esa lista.

Si la lista muleto logra cautivar al elector opositor en Capital, venciendo a Cambiemos en el Departamento más grande de la Provincia, tendría garantizado el segundo lugar, ya que además gozaría del respaldo de parte de la estructura del PJ en el Interior.

Todavía falta mucho para el 22 de Junio, día en el que vence el plazo para anotar a los candidatos, y muchas cosas pueden pasar en el medio. En el viaje que mañana Sergio Casas y Luis Beder Herrera emprenderán -por separado- a Buenos Aires comenzarán a aparecer las definiciones.