¿Y el el ARA San Juan y la compra de armas a EEUU?

¿Y el el ARA San Juan y la compra de armas a EEUU?

Viendo como se hunde el Gobierno Nacional, el Senador Julio Martínez intenta abandonar a tiempo el barco y salvar su candidatura a Gobernador. En La Rioja, las encuestas más bondadosas con el Presidente le auguran un 74% de imagen negativa (con tendencia a seguir subiendo); y -fiel a su estilo oportunista- Mashasha ya desconoce ser ‘el candidato de Macri en La Rioja’. Sin embargo, hay dos hechos concretos que no le permitirán dejar el Titanic de Cambiemos de manera airosa: ARA San Juan y compra de armas a EEUU.

El último jueves, en RL publicamos que el ‘PJ tiene margen por la altísima imagen negativa de Mauricio Macri en La Rioja’. Un día después, en Chilecito, Julio Martínez se despachó con una frase que sorprendió a propios y extraños: de manera desesperada, negó ser ‘el candidato de Macri en La Rioja’. Fiel a su estilo oportunista, reduciendo la política al mero hecho de interpretar las Encuestas, Mashasha da un raudo cambio de timón, desconociendo su pertenencia al Proyecto de Mauricio Macri.

El Senador Radical tiene una metodología simplista de hacer política: ‘si Macri mide bien, soy Macrista; si Macri mide mal, ya no soy más Macrista’. Si uno ve los resultados, mal no le fue a Mashasha: con ese simplismo (que roza el ridículo) logró ser Ministro de Defensa de la Nación y ganar las elecciones generales en La Rioja en Octubre de 2017.

Ahora bien, este ‘operativo despegue’ que se inicia en el radicalismo riojano para no cargar con el más del 74% de imagen negativa que ostenta el Presidente, no es concebible desde la razón. Desde Abril de 2015 Julio Martínez selló un acuerdo político con el espacio que comanda Mauricio Macri, que lo transformó en el principal referente del Macrismo en La Rioja. De un día para otro, Mashasha no puede salir a desconocer el Proyecto que defendió con uñas y dientes durante cuatro años, y del cual fue parte activa desde el 10 de Diciembre de 2015 hasta el 14 de Julio de 2017.

Por su férrea defensa del Macrismo, y los resultados conseguidos en las elecciones presidenciales de 2015 (La Rioja fue la única Provincia del NOA donde Macri venció a Scioli), Julio Martínez fue premiado con el Ministerio de Defensa de la Nación. #MartínezesMacri no es solo un pegadizo Hashtag que se lanzó desde RL, es la manera sintética de resumir una verdad inapelable: Julio Martínez es parte ineludible del Proyecto Político de Mauricio Macri.

Esta pertenencia –que ninguna campaña marketinera podrá borrar- tiene huellas inocultables en dos casos paradigmáticos: ARA San Juan y Compra de armas a Estados Unidos. En estas dos causas, Julio Martínez deberá –tarde o temprano- exponer ante la justicia su responsabilidad, ya que fue la máxima autoridad del área.

La Desaparición del ARA San Juan será una de las manchas negras de la Gestión de Mauricio Macri como Presidente. La pérdida de 44 vidas por responsabilidad de la inoperancia/ineficiencia de las autoridades a cargo, no podrá borrarse rápidamente de la memoria de los argentinos. En esta tragedia, Julio Martínez es protagonista. El riojano no puede desconocer su responsabilidad.

Es que el último viaje del Submarino, que lo llevó a la desaparición el 13 de noviembre de 2017, no fue el primero en el que el submarino ARA San Juan reportó desperfectos. Antes del último, tuvo al menos otros once, la gran mayoría en la gestión del riojano como Ministro. Este es un dato oficial, que surge de un informe confidencial de la Armada que fue revelado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su presentación al Congreso.

En su penúltimo viaje, iniciado el 1 de julio de 2017, cuando Julio Martínez era Ministro de Defensa, el ARA San Juan tuvo por lo menos menos 10 problemas técnicos de distinta envergadura que quedaron registrados en el informe de actividades de navegación. A ellos se sumaron una serie de desperfectos adicionales que fueron considerados como “menores” por la Armada pero que también figuran como un punto más entre los problemas del submarino.

A su vez, el 2 de febrero de 2017 –cuando Julio Martínez era Ministro de Defensa- un Documento reportó severas irregularidades en el ARA San Juan. Según publicó La Nación, la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, tiene acreditado que, desde el 15 de febrero de 2017, a las 14:15, el ministerio de Defensa, por entonces a cargo del ingeniero Julio Martínez, estaba en conocimiento de que el submarino ARA San Juan tenía «limitaciones» de navegación y que debería ingresar a dique seco para reparar los inconvenientes de navegabilidad que presentaba.

Aquí el Documento en cuestión:

El actual Ministro de Defensa Oscar Aguad –sucedió a Martínez en el cargo- fue citado al Congreso y en dos oportunidades, y ante la insistencia de algunos diputados y senadores, el funcionario negó conocer la existencia de esa lapidaria auditoría. Esto puso en evidencia la impericia de Julio Martínez, que no dejó sentado las irregularidades del Submarino.

Recopilando, el 2 de Febrero de 2017 la Armada hace un informe reportando severas irregularidades en el ARA San Juan. El 1 de Julio, Jullio Martínez autoriza el penúltimo viaje del submarino, donde se reportan 11 fallas. El 14 de Julio, Mashasha deja el Ministerio sin informar a su sucesor (Oscar Aguad) de las irregularidades y fallas que presenta el ARA San Juan. El 13 de Noviembre el ARA San Juan desaparece, provocando la muerte de 44 héroes. La responsabilidad de Julio Martínez es innegable.

Compra de armas a EEUU

Otra de las causas emblemáticas que dan prueba fehaciente de la pertenencia de Julio Martínez al Macrismo es la imputación del riojano por la compra de armamento a EE.UU. El 10 de abril de 2017, la Justicia imputó a los diputados de Cambiemos Eduardo Amadeo, Luciano Laspina y al ministro de Defensa, Julio Martínez, por el extenso listado de equipamiento militar que Argentina solicitó a los Estados Unidos a mediados de 2016, entre los que se incluían aviones de caza, tanques de guerra, misiles de mediano y largo alcance y helicópteros.

El fiscal Franco Picardi fue quien decidió abrir una investigación contra Julio Martínez por los posibles delitos de “fraude”, “violación de deberes de funcionario público”, “abuso de autoridad y perjuicio a la administración pública”, en el marco de la compra del armamento.

A pesar del ridículo cambio discursivo de Julio Martínez, intentando despegarse de la figura de Mauricio Macri, la realidad indica otra cosa. Julio Martínez es Macri, no solo por concordancia ideológica y por el acuerdo político que sostienen desde hace cuatro años; sino por causas delictivas que habitan en la Justicia.

La única verdad es la realidad’, solía repetir el General Juan Domingo Perón, y la realidad es que Julio Martínez fue uno de los 10 funcionarios más importantes del Presidente Mauricio Macri durante dos años, al frente de un Ministerio que carga con dos causas en la Justicia, un de ellas por uno de las tragedias que más conmocionó a los argentinos en los últimos años.

Julio Martínez es Macri por el acuerdo político que se inició en abril de 2015. Julio Martínez es Macri porque es el responsable de que Macri haya vencido categóricamente en 2015 en La Rioja. Julio Martínez es Macri porque defendió las banderas del Macrismo con uñas y dientes. Pero, fundamentalmente, Julio Martínez es Macri por dos hechos reales que no pueden ocultarse ni negarse: ARA San Juan y Compra de armas a Estados Unidos.