Reinó la ‘buena vibra’ en un reencuentro deseado

Reinó la ‘buena vibra’ en un reencuentro deseado

Tal como te lo anticipó RL ayer bien temprano, el equipo del Municipio fue hacia las instalaciones de Infraestructura para reunirse con parte del Gabinete provincial y diagramar conjuntamente el trabajo de emergencia para superar el temporal. El reencuentro fue ‘ameno’, abundaron los abrazos, las risas, y no hubo reproches. ‘Somos amigos, y algunos hasta familiares, hay menos tensión acá que en las conferencias con Mashasha’, confió a RL un paredista.

Redacción de RiojaLibre

No se esperaba que el propio Intendente dijera presente, por eso el encuentro entre los equipos paredistas y casistas, tomó mayor preponderancia. Alberto Paredes Urquiza fue hacia el edificio de Infraestructura y se reencontró con viejos amigos de toda su carrera política.

Dos fotos exclusivas a las que tuvo acceso RL reflejan la ‘buena vibra’ que se vivió durante el reencuentro:

No es difícil entender el por qué de las sonrisas que abundan en las imágenes. Hasta 2016, los integrantes de dicha foto fueron compañeros inseparables. Solo basta recordar que Alberto Paredes Urquiza -en ese entonces al frente de la Secretaría General de la Gobernación- fue el principal sostén de Sergio Casas en la interna del 8 de Marzo, en la que el actual Gobernador le ganó a Bosetti el derecho a ser candidato por el PJ.

Paredes, Solorza, Scaglioni, Velardez (presentes ayer) y muchos otros que se sumarán a la ‘foto’ en los próximos días (Juan Luna, Ariel, Rejal de un lado y Felipe y José del otro), son parte de lo que fue un equipo inseparable hasta 2016. Son amigos, y algunos hasta familiares por padrinazgos recíprocos de sus hijos.

Consecuentemente, es sencillo comprender por qué ayer reinaron las sonrisas y los abrazos, mientras que en las conferencias que al paredismo le toca compartir con Mashasha y su equipo, se impone la ‘tensión y el hermetismo’.

La Unidad es el objetivo. Ayer se dio un primer gran paso. El retorno de APU al justicialismo está en marcha.