El Concejo sancionó la Emergencia Comercial

El Concejo sancionó la Emergencia Comercial

El Concejo Deliberante de la Capital sancionó ayer la “emergencia comercial” que implica una importante reducción en las tasas y contribuciones municipales. El proyecto de la concejal Alcira Brizuela fue aprobado por unanimidad, con el objetivo de coadyuvar ante la profunda crisis en la que está sumido el sector.

Redacción de RiojaLibre

“Es una sentida necesidad que nos vienen expresando los comerciantes desde hace tiempo, debido a que la cruda situación económica generada a nivel nacional, golpea muy fuerte”, expresó la edil justicialista al término de la primera sesión ordinaria del año celebrada ayer.

Concejal Alcira Brizuela

Brizuela entendió que el Concejo debía convertirse en la caja de resonancia de este reclamo, por lo que se elaboró un proyecto que ayer finalmente vio a luz aprobándose por unanimidad en el seno del cuerpo deliberativo.
La iniciativa “seguramente no solucionará los profundos problemas en los que está sumido el sector comercial, pero servirá para quitar el ahogo impositivo constante, que muchas veces genera hasta el cierre de negocios y por ende, la pérdida de fuentes de trabajo”.
El texto sancionado por los ediles, establece “la reducción del 30 por ciento del valor actual de todas las tasas municipales que gravan la actividad de los pequeños y medianos comerciantes” de la Capital. La reducción tendrá una duración de seis meses y podrá ser renovado con el voto de la mayoría de los ediles.
En otro de los artículos, la ordenanza estipula “la posibilidad de cancelar obligaciones tributarias provenientes de tasas y contribuciones municipales, vencidas o por vencer, mediante planes de pago de hasta seis cuotas sin interés”.
También se dictaminó que se reducirá por el plazo de seis meses, el importe de las multas impuestas a los comercios capitalinos, al tiempo que se determinó suspender por seis meses el cobro vía ejecución fiscal de las multas impuestas por la actividad comercial que desarrollen.
La concejal Brizuela no ocultó su beneplácito por la sanción de esta ordenanza, sobre todo porque “viene a cumplir una importante misión social apuntada a nuestros comerciantes, que vienen siendo castigados rotundamente por las políticas económicas y la baja en el consumo, producto de la fuerte inflación reinante”.