Días claves para definir al candidato Opositor

Días claves para definir al candidato Opositor

Faltan apenas 26 días para que venza el plazo, y los Partidos deban presentar las listas oficialmente en la Justicia Electoral. El oficialismo provincial ya tiene definido a su candidato a Gobernador (Sergio Casas), pero la oposición aún no. Si predominan los antecedentes y la pertenencia con el Macrismo, seguramente será Julio Martínez; pero la profunda crisis económica y encuestas de opinión (Macri en caída libre) le abren la puerta a Paredes Urquiza.

Que bien que estábamos cuando estábamos mal’, esa es la frase que se repite cada vez con más frecuencias, no solo en los despachos más importantes de la Provincia, sino en las calles, en los Cafés, en todos aquellos lugares que aportan su cuota al imaginario colectivo. En 2015 La Rioja le dio la espalda a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner: tanto en las PASO, las elecciones Generales y en el Ballotage, los riojanos condenaron al oficialismo nacional, propinándole sendas derrotas.

Para el riojano, en 2015 la situación estaba mal, ‘estábamos mal’; por eso confió en quien prometía un Cambio, logrando que Mauricio Macri obtenga un categórico triunfo en nuestra Provincia. Pero tres años y tres meses después de que el ‘Cambio’ se instalara en el País, los riojanos están defraudados, decepcionados y ‘agotados’. Las encuestas coinciden en que siete de cada diez riojanos rechazan las políticas económicas de Nación, y de ninguna manera votarán un candidato que represente al Macrismo.

Esa tendencia fue ratificada el último 27 de Enero, cuando la gran mayoría del 42% que fue a votar lo hizo por el SÍ, sabiendo que el NO beneficiaba a Mauricio Macri y sus representantes en La Rioja. Los riojanos sabemos que ahora estamos mucho peor que en 2015, por eso empezamos a añorar aquellas épocas donde se podía llegar a fin de mes, no hacía falta pagar los servicios básicos en cuotas, se podía tomarse dos semanas de vacaciones, se podía ‘comer asado’, y hasta se podía ahorrar unos pesitos llegado el 30 o 31 de cada mes. Por eso, muchos comienzan a pensar ‘qué bien que estábamos antes de 2015, cuando estábamos mal’.

Hoy, La Rioja sufre cada vez con más fuerza los resultados de un sistema económico centralista, que vapulea las economías regionales, y que –por orden del FMI- prima el ahorro del gasto público, sean cuales sean sus consecuencias. Para una Provincia como la nuestra, que depende casi exclusivamente de los fondos que llegan de Nación, el panorama es cada vez más oscuro. Las fábricas no dejan de cerrar, y los comercios y PYMES ya no aguantan más el combo fatal que resulta el aumento de los servicios y la baja de las ventas.

Los datos que difunden instituciones y consultoras locales no hace más que reflejar la profunda crisis económica que provocó el Macrismo: en los últimos cinco meses se abrieron 54 merenderos y 10 comedores. Muchas familias dejan el orgullo de lado, y –humillados- deben acudir a los Comedores para que sus hijos no mueran de hambre. Otro dato para aportar: en los Supermercados la caída de ventas se ubica por encima del 20%.

Por su parte, la caída del consumo es drástica: en enero la venta de autos 0 Km cayó 60%, y la carga de combustibles acumula cinco meses en baja. La venta de motos mermó 37%.

Con lo puesto, el ciudadano riojano queda encerrado en un laberinto sin salida. La última víctima del Macrismo fue la fábrica de papel Convenor, que –según pudo averiguar RL- ya se deshizo de 60 empleados, y luego de las elecciones (ya tiene convenio para imprimir los votos) despedirá a los últimos diez y cerrara sus puertas. Luego de varias negociaciones en las que intervino la Secretaría de Trabajo de la Provincia, la empresa aceptaría pagar el 60% de la indemnización a cada trabajador.

Ahora bien, la crisis económica más el desgaste psicológico que padece cada trabajador que pierde su empleo, tiene como resultado un estado de desesperación sin salida. Cada trabajador despedido se hace una pregunta que nadie les puede contestar: ¿qué hacer con el dinero recibido en concepto de indemnización?. Si se guarda el dinero bajo el colchón, la inflación se lo come; invertirlo en un comercio propio, sabiendo que semana a semana cierran varios por falta de ventas, resulta una locura; y hasta muchos temen de ‘meterlo en el banco’ por temor a que se haga real el Deja Vu del 2001.

Consecuencias políticas de la crisis de Macri

Los datos y análisis que se arrojan en la presente columna calan hondo en cada uno de las figuras políticas que piensan ‘jugarse sus fichas’ el próximo 12 de Mayo. Hace algunos días, a Alberto Paredes Urquiza se lo escuchó decir en varias entrevistas radiales: “yo no soy Cambiemos, yo soy Encuentro Por La Rioja, soy peronista”.

La conclusión apresurada que muchos tomaron fue una ruptura de APU con Julio Martínez, y un posible retorno al PJ. Pero los hechos que sucedieron a la sorprendente frase, evidenciaron que Paredes no rompía el acuerdo político con Mashasha, sino que solo se ‘despegaba’ de Macri, cuya imagen negativa no para de crecer en nuestra Provincia.

El Intendente capitalino se reunió a solas con Rogelio Frigerio, con el que acordó ‘asistencia financiera’, y se comprometió a jugar en contra del Oficialismo Provincial, sea cual sea la definición de la fórmula. En dicho encuentro, APU le habría adelantado su estrategia de ‘distanciamiento’ de la figura del Presidente, recibiendo el ‘Ok’ del Ministro del Interior: ‘a nosotros nos interesa que nos juntes votos en Octubre, decí lo que quieras en Mayo’.

A propósito de Mayo, contrariamente a lo que muchos piensan, las chances de Paredes Urquiza de encabezar la fórmula para Gobernador no están agotadas. Por el contrario, el ‘proceso de acumulación’ y las Encuestas, le dan al Intendente capitalino y su espacio la posibilidad de seguir soñando con el premio mayor.

Es que en Casa Rosada están cada vez más convencidos de que con APU candidato son mayores las chances de pintar a otra Provincia de ‘amarillo’, que con Julio Martínez encabezando la fórmula. En La Rioja hay un 28% de personas que siguen confiando en el Presidente Mauricio Macri, y que se oponen con todas sus fuerzas al Gobierno Provincial. De ese espectro de votos, la gran mayoría –por ideología partidaria- prefiere que Julio Martínez sea el candidato, pero votarán ‘a quien sea’ que apoye el Gobierno Nacional en contra de Casa de las Tejas. Es decir, si el candidato es APU, ninguno de los riojanos que conforman ese 28% migrará hacia otro espacio. Es un caudal garantizado.

A la hora de sumar votos a ese 28% es cuando APU saca ventajas sobre Mashasha, porque el radical tiene a todos sus seguidores dentro de ese elector macrista anti PJ. En cambio, hay una gran porción de riojanos que votarían al Frente Opositor (Cambiemos) si el candidato es peronistas, o al menos no ‘híper macrista’. Hay un gran caudal de riojanos que son ‘anti Provincia’ pero ahora también se oponen al Gobierno Nacional; teniendo en cuenta solo ese espectro, APU aventaja ampliamente a Martínez.

En cuanto a la ‘estructura política’, aunque parezca raro, también el Frente Opositor sería más beneficiado si el candidato es APU. Es cierto que la UCR tiene una estructura considerablemente mayor a la del paredismo; pero esa estructura trabajará en contra del Gobierno Provincial cualquiera sea el candidato. Se repite la línea de análisis del 28% macrista. Si el candidato es APU, algunos radicales refunfuñarán, pero el 12 de Mayo no dudarán en votar en contra de Provincia.

En cambio, hay una estructura creciente en cada Departamento que ‘saldrá a la cancha’ solo si APU es candidato. Con Paredes Urquiza candidato, Marcelo Menem (Castro Barros), Patricio Vázquez (Sanagasta), Ruth Borda (Arauco), Yanina Veragua (Villa Unión), Raúl Alaníz (General Ocampo), Dito Rodríguez (Vinchina) –entre otros- serán candidatos a Intendente aún sabiendo que van a perder, solo para sumar la máxima cantidad de votos para APU Gobernador. Si el candidato es Mashasha, todos esas ‘boletas’ desaparecen, ya que esos dirigentes se enfocarán cien por ciento en Capital para lograr la reelección del Intendente.