Una premisa que el Gobierno no puede desconocer

Una premisa que el Gobierno no puede desconocer

En la danza de nombres que se agita para acompañar a Sergio Casas en la fórmula aparecen varias alternativas. Sin embargo, Casa de las Tejas sabe que -como sea- no puede darse el lujo de ‘enojar’ a Quintela y Madera a punto de que -disconformes con la definición- decidan ‘cruzarse de brazos’, o -peor aún- jugar en contra. El Gobierno debe contener al Gitano y a Tere.

Redacción de RiojaLibre

Como te lo venimos anticipando en RL, desde Junio de 2017 Ricardo Quintela y Teresita Madera sostienen un acuerdo programático que respetan a rajatabla. Se construyó una Unidad entre ambos espacios, logrando solidez y -sobre todo- trabajo mancomunado y toma de decisiones conjuntas.

Tanto el Gitano como Tere saben que son ‘imprescindibles’ en Capital, que el PJ no puede prescindir de ellos a la hora de encarar una elección. El #27E fue una prueba más de ello: los 15 mil votos del núcleo duro del Quintelismo, más 10 mil que aportó la blonda Diputada fueron la columna vertebral de los 29 mil votos conseguidos por el PJ en el Departamento más grande de la Provincia.

Los Diputados saben que Casa de las Tejas necesita esos 25.000 votos (que seguramente se potenciarán en la elección general cuando suba la cantidad de votantes) para ganar la gobernación. Sea como sea, Quintela y Madera deberán estar en la mesa chica de la toma de decisiones, y el Gobernador deberá asegurase que ‘queden conformes’ con lo definido. Caso contrario, si los Diputados se van enfadados, su ‘no trabajo’ en Mayo le costaría muy caro al PJ.

Es por ello que Quintela y Madera apuntan alto: uno/a Vicegobernador/a, y el otro/a candidato a Intendente/a. De ahí no se mueven. Claramente esto representa un problema para el Gobernador y su entorno íntimo: ¿cómo hacer para conformar a Gitano/Tere, Intendentes del Interior, Ministros y Diputados al mismo tiempo, si todos pretenden el mismo premio mayor: la Vicegobernación?

A la hora de tomar la decisión, Casas deberá analizar cuál es costo que deberá pagar por la lista de ‘enojados’. Basicamente, preguntarse ‘cuántos votos’ aporta cada sector interesado, y a partir de allí comenzar a definir la lista de imprescindibles y prescindibles.

En ese marco es donde la alianza Quintela/Madera saca ventaja: sus votos en Capital son imprescindibles.