Se vuelve a postergar el sueño de la Gobernación

Se vuelve a postergar el sueño de la Gobernación

Cuando el Domingo a las 19:30hs te dijimos en RL que “Julio Martínez fue el gran perdedor de la elección”, no solo fue una frase al azar. Quién más padecerá el resultado de la última elección en nuestra Provincia es el Senador radical. Los 20 mil votos que separaron al SÍ del NO devolvieron a Mashasha a la realidad: este 2019 tampoco podrá ser Gobernador. Hasta su candidatura está en duda.

Redacción de RiojaLibre

Tras el papelón del Domingo, Mashasha volvió al mutismo. Como siempre, cuando las cosas se ‘ponen fuleras’, el Senador radical ‘se guarda’ por un tiempo y no da explicaciones. Luego de la dura derrota del NO, Julio Martínez no habló con ningún medio riojano; de sus cinco apariciones diarias en los medios que venía sosteniendo hasta la elección, desde las 18 hs del Domingo NO apareció en ningún medio riojano.

Es que Julio Martínez NO tiene nada para decir: sabe, que más allá de refunfuñar en la Corte, el Domingo se confirmó que NO será Gobernador de La Rioja, al menos hasta 2023. El NO solo obtuvo 50 mil votos, y aún suponiendo que en Mayo vuelva a contar con el apoyo de todo el frente opositor incluido, debe sumar 50 mil votos más en solo tres meses para tener posibilidades de vencer al PJ.

El entorno de Martínez sabe que ni siquiera una buena noticia en la Corte le devolverá las esperanzas; por el contrario, lo terminará de condenar. Si la Corte anula la Enmienda y proscribe a Casas, el PJ se unirá para definir a un nuevo candidato.

Pero el gran problema que tiene Julio Martínez, que no había sucedido hasta ahora, es la falta de consenso puertas adentro de la oposición. En el paredismo no dudan en calificar a Julio Martínez como el gran perdedor de la jornada, reprochándole que ni si quiera pudo ganar en su Departamento, Chilecito.

Con este reclamo llevado a Nación, Paredes Urquiza espera que el Macrismo le suelte la mano definitivamente a Mashasha, y que la discusión deje de ser ‘Martínez o APU’, para pasar a ser ‘APU o Inés’. “Los partidos se ganan en la cancha”, decía desafiante el Intendente capitalino antes de la elección; APU lo ganó, pero Mashasha lo perdió.

Por primera vez en más de una década el liderazgo de Julio Martínez en la oposición esta seriamente en peligro. Incluso, dentro del radicalismo hay voces que apoyan la noción paredista de que ‘es hora de cambiar los nombres’.

Tras el #27E, Mashasha no solo sabe que NO será Gobernador, sino que ahora hasta su candidatura está en duda.