Cortocircuitos en Cambiemos por el revés en las urnas

Cortocircuitos en Cambiemos por el revés en las urnas

La derrota de Cambiemos en La Rioja motivó un pase de facturas en el Gobierno, en donde apuntan a parte de la mesa judicial por el triunfo del gobernador Sergio Casas, que logró que los riojanos le validaran la reelección en una consulta popular. También hubo críticas para el candidato en La Rioja, el radical Julio Martínez, porque en su ciudad natal, Chilecito, el «Sí» a la reelección de Casas le sacó el doble de los votos al «No».

La nota completa de La Política Online:

Pase de facturas en el Gobierno por la derrota en La Rioja

En el Ejecutivo cuestionan la falta de muñeca de Garavano. Macri le pidió a Frigerio que fuera el vocero del conflicto.

La derrota de Cambiemos en La Rioja motivó un pase de facturas en el Gobierno, en donde apuntan a parte de la mesa judicial por el triunfo del gobernador Sergio Casas, que logró que los riojanos le validaran la reelección en una consulta popular.

En un sector del Ejecutivo acusan a la mesa judicial de no haber movido los hilos en la Corte para frenar el referéndum de La Rioja.

El presidente del Máximo Tribunal, Carlos Rosenkrantz volvió a votar en soledad a favor de Cambiemos. Elena Highton lo volvió a desairar y votó junto a Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti.

Rosenkrantz responde a uno de los integrantes de esa mesa: Fabián «Pepín» Rodríguez Simón. La mesa también la integra el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien como reveló Clarín se encontraba de vacaciones en los días previos a la resolución del Supremo.

Garavano salió a hablar este lunes sobre el plebiscito de Casas y advirtió que «fue un proceso muy manoseado».

Derrota de Cambiemos: la Corte habilitó la consulta para la reelección de Casas

Pero Mauricio Macri no quería que fuera el ministro de Justicia quien se refiriera a ese tema. El presidente había hablado con Rogelio Frigerio, quien también habló con Marcos Peña, y definieron que el ministerio del Interior sería el encargado de oficiar de vocero para plantear la postura del Gobierno nacional.

Por eso luego de que se adelantara Garavano por radio, quien salió a hacer declaraciones fue Sebastián García de Luca, viceministro de Interior. De Luca aseveró que el plebiscito de Casas «carece de legitimidad política» y remarcó que «la falta de apoyo a este tipo de medidas demuestra que los riojanos están reclamando otra cosa».

En el Gobierno explicaron a LPO que los próximos pasos que tomarán serán una presentación ante la Corte provincial y otra ante la Corte Suprema.

Los cuestionamientos a Garavano vinieron además por el sector del radical Ernesto Sanz, uno de los fundadores de Cambiemos, que hizo llegar su malestar a través de la senadora riojana Inés Brizuela y Doria. Las presentaciones promovidas por el radicalismo contra Casas fueron promovidas por el jurista Ricardo Gil Lavedra, que como contó LPO ya había sido víctima de reproches internos. Gil Lavedra trabaja junto a Sanz en el intento hasta ahora fallido de tener injerencia en las decisiones de la Corte.

También hubo críticas para el candidato en La Rioja, el radical Julio Martínez, porque en su ciudad natal, Chilecito, el «Sí» a la reelección de Casas le sacó el doble de los votos al «No».