Claro mensaje del Intendente al Senador radical

Claro mensaje del Intendente al Senador radical

Tal como te lo adelantó RL, ayer por la tarde noche Alberto Paredes Urquiza convocó a su dirigencia para anunciarles que trabajarán por el NO el próximo 27 de Enero. Sin embargo, la frase que más ruido hizo fue “yo soy peronista y quiero que el próximo gobernador sea peronista”. La dirigencia aplaudió fervorosamente. El paredismo se distancia de Julio Martínez.

Redacción de RiojaLibre

El acto fue solo para dirigentes paredistas, y sorprendió por la convocatoria. “Nunca antes vi que tanta cantidad de dirigentes asistan, y más teniendo en cuenta que estamos en enero”, fue la definición sintética de uno de los dirigentes paredistas a RL.

Desde el momento que se convocó el encuentro, ya todos sabían que APU se había definido por sostener su postura por el NO a la Enmienda, rechazando así el acuerdo político que había ofrecido el Casismo. Sin embargo, lo que sorprendió a todos fue el freno tajante que APU le puso a Julio Martínez: “yo soy peronista y quiero que el próximo gobernador sea peronista, pero no del peronismo de Beder”.

Ayer, APU le dijo que NO a Casas, pero también le dijo que NO a Mashasha. Con esa frase, la dirigencia confía -y duerme tranquila- que no tendrá que trabajar para juntarle votos a un radical para que llegue a la Gobernación. No es casual la frase que pronunció el Intendente: un gran parte del paredismo había visto con buenos ojos el acuerdo ofrecido por Provincia, y ya se ilusionaban con la fórmula Casas-Paredes.

Con este freno que APU le pone a Julio Martínez, lleva tranquilidad a su propia dirigencia. ‘Sigan confiando en mi, sigamos apretando a Provincia, todavía no es el tiempo de acordar, pero tranquilos que de ninguna manera vamos a trabajar para un radical Gobernador‘, es la interpretación que muchos dirigentes hicieron del mensaje que enfatizó ayer Paredes Urquiza.

De esta manera, APU alienta a su tropa a trabajar por el NO el 27E, aunque muchos ‘soldados’ aún creen que ‘si gana el NO, gana Mashasha’.