#Opinion La Enmienda revaloriza la Vicegobernación

#Opinion La Enmienda revaloriza la Vicegobernación

El 27 de Enero no solo se habilitaría la posibilidad para que Sergio Casas sea Gobernador hasta 2023, sino que se transformará a la Vicegobernación como el ‘cargo más codiciado’ por los dirigentes. Siguiendo los pasos de Casas, quien se consagre como compañero de fórmula de Sergio, luego podría ser Gobernador hasta 2031. Para decidir al Vice, primero habrá que definir quién es el 2 del PJ riojano.

Hasta ahora, la Vicegobernación era un ‘premio consuelo’ que dirigentes de ‘segunda línea’ recibían para no ‘romper’ con el oficialismo. El antecedente mas cercano así lo confirma: a poco menos de un mes de perder la Interna frente a Casas, a Néstor Bosetti, Beder le ofreció la Vicegobernación para que el entonces Ministro de Infraestructura no se vaya del PJ.

Sin embargo, el ‘caso Casas’ -con enmienda incluida- marcará un antes y un después en la historia de La Rioja. Luego de ser un Vicegobernador ‘leal’ (diferenciándose de Tere Luna y Néstor Bosetti), Sergio Casas logró consagrarse como Gobernador de La Rioja el 5 de Julio de 2015. Cuando el 27 de Enero, la Enmienda Constitucional -que fue aprobada por los dos tercios de la Cámara de Diputados- sea ratificada en la Consulta Popular, Casas podrá extender su período hasta el 10 de Diciembre de 2023.

Este escenario abre un nuevo camino en la Política Riojana: un Vicegobernador ‘fiel y leal’, luego podrá ser Gobernador durante 8 años. Si quien sea elegido Vice de Casas para el período 2019-2023 sigue los pasos de su líder, luego podría transformarse en el Gobernador de la Provincia (si tiene una buena gestión, buscar la reelección hasta 2031), ya que Sergio Casas NO podrá ser candidato a Gobernador en 2023.

De esta manera, comparadas con la Vicegobernación, la Intendencia Capitalina o una Diputación Nacional, pasan a ser ‘cargos menores’. Consecuentemente, de aquí hasta que se defina la fórmula del PJ, los dirigentes de peso en el Partido, irán a ‘todo o nada’ por la Vice de Casas.

En Casa de las Tejas dan por seguro que la Enmienda será ratificada el 27 de Enero, y no dejarán pasar tiempo para continuar con la sensación de ‘triunfo’: casi inmediatamente se convocará a la elección para Gobernador. Según pudo averiguar RL, la fecha que hoy más convence es la del 7 de Abril, que ya fue elegida por el Wertelineck para ir por la Reelección luego de ser Vicegobernador (misma situación de Casas) en Río Negro.

¿Quién es el 2 del PJ?

Desde el 4 de Junio de 2018, cuando el Gobernador le pidió la renuncia al archi bederista Ricardo Guerra, no quedan dudas quién es el líder y conductor del Gobierno, y del PJ. Por ello, tal como te lo viene anticipando RL desde hace varios meses, el único Plan A que tiene Casa de las Tejas es ir por la reelección del actual Gobernador.

Si bien a muchos le tomó su tiempo entenderlo, hoy en las esferas más altas de la dirigencia ya todos comprendieron, y cambiaron sus ambiciones. Es decir, aquellos que hasta mediados de año pasado estaban en la palestra como posibles pre candidatos a Gobernador, hoy entienden que ese escenario quedó en el pasado y lo que prometía ser una Interna para definir al ‘gran candidato’, se transforma en una disputa para decidir quién acompañara a Casas en la Fórmula.

 

Ahora bien, metiéndonos de lleno en la elección de la Vicegobernación, lo primero que deberá definir el Gobernador y su entorno íntimo, es cuál será el factor fundamental para definir a su acompañante. En ese sentido, se destacan cuatro ejes: votos, consenso o confianza. 

Si lo que predomina es la ‘cantidad de votos’ que puede aportar por caudal propio el Vicegobernador, los Diputados Capitalinos Ricardo Quintela y Teresita Madera corren con ventaja. Quintela es (sacando a Martínez, Casas, APU y Beder) quién más mide en todas las encuestas, seguido de cerca por Tere Madera, que fue quien encabezó la fórmula del #4J donde el PJ venció al Paredismo y a Cambiemos en Capital. En este factor, no hay que descartar a Silvia Gaitán, imbatible en Chilecito y con ascendencia en el resto de la Provincia.

En este sentido, será fundamental la elección del 27. Seguramente, el SÍ logrará triunfos cómodos en los Departamentos del Interior, pero muchos pondrán la Lupa sobre Capital. En Casa de las Tejas se murmura que si ‘el SÍ logra vencer al NO en Capital, la Vice se dirimirá en un mano a mano entre Quintela y Madera’.

No la tienen fácil los Diputados Capitalinos, ya que en la última elección el Oficialismo perdió por 20 mil votos en el Departamento Capital. Conseguir un triunfo en este distrito le aseguraría a Tere y el Gitano sacar de carrera a todos los otros posibles candidatos a Vice que suenan en el Interior. Uno se quedaría con la Vicegobernación y el otro con la candidatura a Intendente capitalino.

Incluso perdiendo el SÍ en Capital, pero por menos de 5.000 votos, Quintela y Madera tendrán sobrados motivos para festejar. Será clave la diferencia de votos que haya entre el SÍ y el NO en Capital para definir al próximo Vicegobernador.

Si el NO vapulea al SÍ en Capital, repitiendo los guarismos de Octubre de 2017, en la definición del Vicegobernador tomará fuerza la noción que impulsan los Intendentes del Interior: el Consenso. “El ‘elegido’ debe tener el consenso de la gran mayoría de la dirigencia de toda la Provincia, para así lograr que ‘todos’ trabajen por la fórmula”, coinciden Intendentes y Diputados.

Ahora bien, cada grupo tiene su propio candidato. En la Legislatura, los Diputados ya definieron que ‘ese consenso’ lo tiene Adriana Olima. Incluso, algunos legisladores (Hugo Páez, Juan Romero, Fede Sbíroli, etc.) ya salieron a pedir públicamente a Olima como candidata el próximo año.

Por su parte, los Intendentes de los Llanos más uno impulsan el nombre de Fernando Rejal, que ha sabido operar entre los Jefes Comunales para convencerlos de que si él llega al poder, los Municipios del Interior serán ‘beneficiados’ como nunca antes. El Ministro de Producción tiene una larga lista de ‘derrotas electorales’ en la columna del ‘debe’ a la hora de la definición.

El último tramo del 2018, teniendo al Consenso como factor decisivo, potenció el nombre del Diputado Nacional Danilo Flores. Sus gestiones en el Congreso para que La Rioja se alce con 4.240 millones extra son destacadas por todos. Los Intendentes estarán eternamente agradecidos por los 120 millones fijos que recibirán, y es un hecho que respaldarán a Danilo como Vice. Por su parte, hasta Diciembre del 2017, Flores habitó en la Legislatura, donde supo consolidar vínculos. Danilo Flores sería el Vice de la Unidad; unidad de la Legislatura e Intendentes, y unidad de Casas y Beder, ya que es uno de los pocos que sostiene una excelente relación con ambos.

El tercer factor a tener en cuenta es el de la ‘Confianza’ que el Gobernador tenga sobre su Vice. Para no repetir lo sucedido en este mandato, donde Casas tuvo a un ‘enemigo’ comandando la Legislatura, se podría definir al Vice teniendo en cuenta la lealtad con el actual mandatario. Aquí, encabezan la nómina Florencia López y Adriana Olima.

La Jefa Comunal de Arauco goza de la extrema confianza del Gobernador, quien le reconoce haber sido Casista cuando Casas no tenía el poder que hoy ostenta. Por su parte, Olima se ha destacado por ser la ‘voz de Casas’ en la Legislatura; indudablemente, es una persona que responde fielmente al Gobernador. En este factor no habría que descartar a Ariel Puy Soria, que si bien hasta ahora no ha demostrado deseos de desmbarcar en la política electoral, goza de la confianza ciega de Casas: Puy y López son los únicos dos dirigentes -junto a Gastón Mercado Luna- que entran al Despacho de Casas sin audiencia previa ni aviso.

¿Y Beder y APU?

Algunos no se resignan a ver al ex Gobernador o al actual Intendente capitalino dentro de la estructura del Oficialismo. Teniendo en cuenta la importancia que adquiere la Vicegobernación, hay quienes sostienen que Paredes Urquiza aceptaría la Vice de Casas sin dudarlo. Hoy parece inaudito pensar en esa fórmula, pero en la Política todo puede pasar.

Claro está que con APU jugando ‘adentro’, el PJ definiría por completo la elección restando todo tipo de posibilidad a la Oposición. Vale recordar que el PJ ganó en las PASO de 2017 (cuando Paredes se mantuvo al margen), y perdió en Octubre, cuando el Intendente capitalino jugó activamente a favor de Julio Martínez. También es cierto que ‘APU Vicegobernador en el PJ’ provocaría el enojo y bronca incontenible de muchos dirigentes que hoy se muestran militando el Casismo, y no le perdonarían al Gobernador darle la ‘Vice’ a un opositor.

‘Beder se lanzó a Gobernador para venir a negociar la Diputación Nacional, o -por qué no- la Vice’, disparan desde Casa de las Tejas cuando se consulta sobre la candidatura del ex Gobernador. Casas-Beder es otra fórmula que hoy pareciera totalmente impensada, aunque insistimos que -como repetía el ex Presidente Carlos Menem- ‘la Política es el arte de lo Posible’.

Como sea, para comenzar a imaginar a cualquiera de estos dirigentes justicialistas dentro de la estructura del Oficialismo, deberá haber gestos concretos antes del 27 de Enero. El acompañamiento a la Enmienda es el último plazo que desde el Casismo se pone a APU, Beder y cualquier otro ‘justicialista distanciado’ para ‘volver’ al PJ.