Arreglos Superficiales en el Castro Barros

Arreglos Superficiales en el Castro Barros

Para disuadir la protesta, las autoridades del Ministerio de Educación hicieron arreglos superficiales en el ISFD Castro Barros. Con un par de bancos y pintura pretenden tapar serios problemas edilicios. En esa foto que ve deben entrar de 70 a 80 alumnos. ¿Cómo llegan a la última fila? ¿Volando? ¿No entiende Flores que esa habitación no está preparada para ser un aula?

Cumpliendo su séptima noche de acampe en la calle Pelagio B Luna, los alumnos sostienen su protesta con los siguientes argumentos:

-A ver a ver… alguien que me responda .. ¿Y por donde pasan las alumnas para llegar al fondo?? ¿A caso no se ve? qué me explique el ministerio de Educación, el ministro, el diario que publica que ya está finalizada la refacción del Edificio por Copiapó. ¿Por dónde pasan? tienen que subir a los bancos porque no hay paso.. o quizás tengan que trepar a las paredes… ¿no? Yo no tengo lugar para trabajar allí la Expresión Corporal. Cuando estamos en pleno invierno, tengo que esperar un poco a que deje de hacer frío para salir al patio ( mini también porque no entramos) para trabajar con ellas los contenidos de la cátedra.

Estas son las mentiras que divulga el gobierno, que le da la espalda a los ciudadanos.

Las aulas son pequeñas para la cantidad de alumnado en el Edificio Otorgado al ISFD Dr Pedro Ignacio de Castro Barros. .

Arreglos del Ministerio

Respecto del anuncio del Ministerio de Educación sobre la conclusión de las refacciones del edificio sobre calle Copiapó, los estudiantes afirman que las refacciones son superficiales. En un contexto de acampe, en asamblea, deciden los pasos a seguir, entre los que evalúan reclamar una certificación técnica que avale la aptitud edilicia

Los alumnos sostienen que sólo se cambió el color de las paredes, mientras continúan las falencias en los techos, la humedad y los riesgos de cortocircuitos. También se mantiene la reducción del espacio áulico para la cantidad de alumnos que asisten a clases. “Los bancos están pegados, uno al lado de otro, sin permitir la circulación (foto), ¿qué hacemos en una situación de emergencia?” plantearon los estudiantes frente a los medios de comunicación. Por ello consideraron que la remodelación es sólo superficial: “No hay arreglos estructurales que no pongan en peligro nuestras vidas”.

Ante esta situación, en asamblea decidían esta tarde de lunes, las futuras medidas, entre ellas mantener la protesta frente al ex edificio histórico de la Escuela Normal y exigir que una comisión integrada tanto por especialistas propuestos por los estudiantes como los del Ministerio de Educación, haga una evaluación y certifique que el edificio está en condiciones de ser utilizado para fines educativos.

“No hay tinte político”

Asimismo, destacaron que lo que el Ministerio de Educación anuncia como reinicio de clases no es tal, ya que el dictado de las mismas nunca se suspendió, sino que se daban en la calle.

Y aclararon que la protesta que llevan adelante con el acampe “no tiene tinte político”. Recordaron que llegaron a esa medida luego de agotar las vías “burocráticas y legales”. “No fuimos escuchados, por eso avanzamos con el acampe… No es un capricho, es una cuestión donde nuestras vidas están en riesgo”, afirmaron. Y agregaron que, en caso de regresar al edificio frente a Plaza 9 de julio, responsabilizarían “públicamente al Ministerio y el Estado por nuestra integridad física”.