La cruda realidad social arrincona a Cambiemos

La cruda realidad social arrincona a Cambiemos

La víspera de Navidad, fecha en la que las familias se reúnen, hay clima de festejo y se comparten presentes y buenos deseos, encuentra a los argentinos intentando de sobreponerse a la tremenda crisis que arrasó al país, ya desde mediados de año. En ese sentido, el sacerdote y coordinador del Grupo de Curas en Acción por los Pobres, Eduardo De la Serna, opinó sobre el clima que se vive en los barrios.

El sacerdote y coordinador del Grupo de Curas en Acción por los Pobres, Eduardo De la Serna, analizó el pulso social que se vive hacia finales del 2018.

“La fiesta de Navidad suele ser una fiesta de encuentro de la familia alrededor de una mesa. Cuando la mesa está vacía es una expresión más de tristeza que de fiesta. Antes todos los domingos se podía comprar un asado, ahora estaban esperando Navidad. Otros ni siquiera, está lleno de parroquias que están haciendo comida para celebrar”, contó el religioso, durante una entrevista otorgada al programa radial de Gustavo Sylvestre.

Asimismo, remarcó: “Las comidas en las parroquias son una expresión de cómo las mesas están vacías y la gente quiere celebrar como la Fe. No es el trabajo ni la justicia social. En la parroquia han llegado varias donaciones, siempre cualquier donación es para una vez. En el fondo hay una contradicción. En la calle hay un clima de tristeza, desesperanza, de no ver salida”.

En tanto, cuestionó que se quiera “bastardear la Navidad con los colores parecidos al del norte”. “Como ese Papá Noel ridículo o el parque navideño que hizo Rodríguez Larreta donde no había algo religioso. Hemos sido derrotados por el mercado, la Navidad es una fiesta de mercado y no religiosa, cosa que no ha pasado con las pascuas. Es bueno que uno tenga la oportunidad de la reflexión y de incorporar elementos de fe”, instó.

“El tema es muy triste, lo que originalmente era tristeza está derivando en violencia, que se engendra en cosas chiquitas. Empieza a ver reacciones destempladas que son fruto de un malestar que empieza cada vez más fuerte a expresarse de esa manera. Lamentablemente es consecuencia obvia de cómo está viviendo la gente, eso va a ir creciendo“, advirtió De la Serna, durante la entrevista de hoy.