La mejor manera de ‘acumular’ votos

La mejor manera de ‘acumular’ votos

El paredismo asegura en Nación que la mejor manera de garantizar el triunfo del macrismo en La Rioja es con el Intendente capitalino al frente de la fórmula. Es que sin APU encabezando, muchos votos peronistas se fugarán al oficialismo; en cambio, sin Mashasha encabezando, no hay riesgo de que radicales voten a Casas o Beder. El Municipio sostiene que con esta fórmula es un hecho la derrota del oficialismo.

Redacción de RiojaLibre

Con encuestas en mano, los principales operadores políticos del Intendente capitalino visitan el despacho de Rogelio Frigerio aseverando que la fórmula APU-Mashasha consigue varios miles más de votos que Mashasha -APU. El argumento explicativo se basa en la teoría de la acumulación, bien conocida por el Macrismo, ya que la ha utilizado varias veces en varias Provincias.

El votante de Julio Martínez es opositor al Gobierno Provincial por naturaleza. Obviamente, querrá que sea el radical quien encabece la fórmula, pero si Mashasha es Vicegobernador, de ninguna manera analiza dejar este frente opositor y ‘votar al oficialismo’.

La situación cambia en el espectro de votos que tiene Paredes Urquiza, cuya gran mayoría es de orígenes peronistas. Muchos ‘paredistas’ son peronistas que quieren un Peronismo nuevo, pero dudan mucho de que ese peronismo nuevo signifique a llevar a un radical a la Gobernación. Si APU no encabeza la fórmula, miles y miles de peronistas quedarán en la encrucijada de ‘votar a un radical’ para que saque al peronismo del poder.

A la dirigencia también le cabe este escenario: con APU Gobernador saben que serán contenidos en el nuevo Gobierno, pero con un radical al frente su llegada (o vuelta en muchos casos) a Casa de las Tejas es totalmente incierta. Al mismo tiempo, apenas se confirme que APU  no es candidato a Gobernador, operadores casistas tentarán a los dirigentes paredistas disconformes con la noticia.

En cuanto a la Intendencia capitalina, con APU-Mashasha, en el Palacio Ramírez de Velasco mantienen la teoría de que hay que poner a los mejores candidatos en cancha: esto sería los dos candidatos más fuertes que tiene el frente opositor. Una lista radical y una peronista, encabezadas por Inés Brizuela y Doria y Felipe Álvarez respectivamente, para ‘colectarle’ a APU-Mashasha alrededor de 60.000 votos en Capital. Quien pierda la batalla tendría un tentador premio consuelo: Ministro de Gobierno.

En cuanto a las elecciones de Octubre, para Diputados Nacionales donde se renuevan tres bancas, el objetivo principal del radicalismo pretende que Héctor Olivares conserve su lugar. El paredismo cedería en ese estamento, y propondía a Tere Luna como ‘segunda candidata’ o como variante para encabezar otra lista, las dos colectoras de Macri Presidente. Las encuestas definirán si hay más probabilidades de lograr dos bancas con una sola lista fuerte o con dos boletas, una radical-PRO y otra paredista pura.