Lo aseguró la Jueza Marta Yañez en una nota con Clarín

Lo aseguró la Jueza Marta Yañez en una nota con Clarín

Hasta Julio de 2017 Julio Martínez fue Ministro de Defensa de la Nación. La Jueza Marta Yañez sostiene que “en julio de 2017, cuatro meses antes del último viaje, el submarino había tenido un incidente similar con la válvula que abre y cierra el snorkel. Hay que determinar qué ocurrió con esa reparación”. De esta manera, el riojano podría estar seriamente involucrado en la peor tragedia de la Marina argentina.

Redacción de RiojaLibre

No es una nota de RL, sino una entrevista de Clarín con la Jueza Marta Yañez, la que compromete seriamente a Julio Martínez tras la aparición del Submarino ARA San Juan. En la misma se desprende la responsabilidad que tuvo el Ministro riojano por la tragedia:

“Todos los testimonios que tomé hasta ahora aportaron datos muy valiosos. Y hay mucha documentación. En nuestro análisis está la incidencia que cada avería pudo haber acarreado. En julio, el submarino había sufrido el mismo ingreso de agua, en el sector de barra de baterías de proa número 3″.

-¿Existe la sospecha de que esa reparación no se hizo bien?

-Si se resolvió bien o no todavía no lo sabemos. Sabemos que el mecanismo del incidente fue similar y ocurrió un nuevo ingreso de agua.

El ex Gobernador Luis Beder Herrera pidió públicamente a Julio Martínez que de las explicaciones pertinentes:

La nota completa en Clarín:

ARA San Juan: la jueza sospecha que una falla mal reparada pudo haber causado el colapso del submarino

Es porque en julio de 2017 hubo un incidente similar. En pocas horas Yáñez analizará 67 mil imágenes que tomó el Seabed Constructor del submarino colapsado. Su mensaje para los familiares.

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, se subirá en pocas horas a un avión que la traerá a Buenos Aires para analizar 67 mil imágenes del ARA San Juan colapsado. Son las que tomó el Seabed Constructor en su último día antes de abandonar el área en la que fue hallado el submarino. “Hay fotos y videos”, confirmó Yáñez en una entrevista con Clarín. También aseguró que ahora convocará a declarar a los familiares de los tripulantes. Y deslizó que ya hay algunos indicios de por qué pasó lo que pasó, con el fantasma de una posible negligencia sobrevolando la causa.

Yáñez aspira a realizar una pericia del accidente sin el submarino presente, es decir, hundido a 907 metros y a 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia. En un radio de 80 por 100 metros a la redonda, el Seabed Constructor, a través de los minisubmarinos que lleva a bordo, hizo un mapeo fotográfico y en video que ahora deberá ser reconstruido en tierra por expertos. “El objetivo es reproducir en imágenes el escenario más fiel posible de cómo quedó el ARA San Juan en el fondo del mar. Es un rompecabezas”, explicó Yáñez.

Luis Tagliapietra, familiar de uno de los 44 tripulantes que perdieron la vida en el accidente, aún se encuentra a bordo del Seabed Constructor y aseguró que ya tuvieron acceso a todas esas imágenes. “Las fotos que fueron difundidas son capturas de video. Nosotros ya vimos todo on line en HD. El casco resistente quedó aplastado como una lata de gaseosa”, dijo en camino a Ciudad del Cabo, desde donde volverá en avión a la Argentina. Los familiares ya le hicieron un pedido expreso al jefe de la Armada para pedirle reserva con respecto a la publicación de ese material.

Además de las 67 mil imágenes que en breve serán enviadas por la empresa Ocean Infinity a la Armada y a la jueza, hay una cantidad de documentación fílmica en crudo a la que también accederá la Justicia. Ese material es el que que traerán los veedores de la Armada que ahora están a bordo del Seabed junto a algunos familiares, y que también desembarcarán en Ciudad del Cabo, en alrededor de diez días. Hacia esa ciudad sudafricana partió la embarcación este sábado a la noche, tras completar la toma de imágenes.

“Fue un gran gesto de la empresa realizar ese trabajo extra. Por contrato sólo tenían que enviar tres fotos que son las que ya todo el mundo vio, como para comprobar que efectivamente habían encontrado el submarino”, agregó Yáñez. Sobre el material en crudo, aseguró que “servirá para evitar cualquier tipo de especulación o sospechas de manipulación”.

Ahora se abre una etapa clave en la investigación. La magistrada de Caleta Olivia no pudo estimar tiempos. “Analizaremos las 67 mil imágenes y nos quedaremos con las más valiosas, que nos sirvan para determinar qué le pasó al submarino”. También dijo que en esta nueva fase de la causa empezará a tomarles declaración a los familiares. “El aporte será valioso, hasta ahora decidí respetar el dolor y la situación emocional”, dijo.

Aparecen diferencias entre los familiares y no todos quieren sacar el submarino
Casi 80 testigos dieron su testimonio hasta ahora en la causa, que ya tiene 15 cuerpos y 44 cajas con documentación. De esas declaraciones de ex tripulantes del San Juan y autoridades de la Armada, Yáñez ya cuenta con una idea de lo que le pudo haber ocurrido el 15 de noviembre de 2017. “En julio de 2017, cuatro meses antes del último viaje, el submarino había tenido un incidente similar con la válvula que abre y cierra el snorkel. Hay que determinar qué ocurrió con esa reparación”, explicó la jueza.

-¿Cree que en el incendio que se reportó previo a la desaparición del San Juan pudo haberse repetido lo mismo?

-Todos los testimonios que tomé hasta ahora aportaron datos muy valiosos. Y hay mucha documentación. En nuestro análisis está la incidencia que cada avería pudo haber acarreado. En julio, el submarino había sufrido el mismo ingreso de agua, en el sector de barra de baterías de proa número 3.

-¿Existe la sospecha de que esa reparación no se hizo bien?

-Si se resolvió bien o no todavía no lo sabemos. Sabemos que el mecanismo del incidente fue similar y ocurrió un nuevo ingreso de agua.

Otro de los temas que aparece en la agenda de Yáñez es el de la posibilidad o no del rescate del submarino. En las últimas horas, desde el Gobierno se impuso el discurso de que el ARA San Juan no será rescatado, por el gasto que implica y los dudosos resultados que dicho trámite podría obtener. Yáñez, sin embargo, no le cerró la puerta del todo a esta posibilidad. “Puede ser que luego de la representación que haremos con las imágenes alguna de las partes no quede conforme. Por eso ordené un estudio de factibilidad técnica y económica de esta operación”, aseguró.

-¿Qué les puede decir a los familiares que están exigiendo “la verdad” y que “no les mientan” más?

-Les digo que mi objetivo es llegar a la verdad material de lo que sucedió. Yo soy la primera que expreso mi solidaridad. La mejor manera de honrar es trabajar todo los días y seriamente, no llevarnos por el arrebato. Haremos una valoración de la totalidad de las pruebas y daremos nuestra conclusión.