En Famatina no existe la libertad de pensamiento

En Famatina no existe la libertad de pensamiento

Alberto Domingo Gaitán (foto, a la derecha) es un empleado municipal muy querido por sus pares. Cumple a la perfección con su tarea en Alumbrado Público y todos los días pone lo mejor de sí para mejorar la calidad de vida de los famatinenese. Pero tiene un pecado: políticamente, piensa distinto al Intendente Alberto Godoy. Eso le costó su cargo. El autoritarismo de Godoy generó el rechazo generalizado de la comunidad.

Un conocido empleado municipal de Famatina, que se desenvolvía en el área de Alumbrado Público, para lo cual se había capacitado, fue cambiado de sector de trabajo y enviado a barrer las calles.

Si bien todo trabajo dignifica, lo curioso de este hecho es que la determinación del intendente Alberto Godoy, se dio un día después que saliera una encuesta por un medio radial y virtual, donde lo colocaban al empleado como posible candidato a concejal del sector de la oposición que encabeza Roberto Turra y que forma parte de la oposición del municipio. Ante este hecho desde el sector de Turra denunciaron persecución política.

“Hace tiempo que todos hablan de que el intendente de Famatina, Alberto Godoy, y sus dirigentes persiguen a los empleados de la municipalidad, haciendo uso y abuso de su poder. Aquí lo podemos ver, será que la encuesta realizada en un medio importante de Famatina, lo llevó a tener una actitud miserable con nuestro compañero”, afirmaron.

“Mi apoyo incondicional para mi amigo y compañero, Alberto Domingo Gaitán”, afirmó Turra en su cuenta de Facebook y aseguró que “Famatina va a crecer con trabajadores como vos”.

En tanto, en diálogo con este medio, confirmó que Gaitán “es muy conocido en Famatina, estuvo participando políticamente con nosotros, desarrollamos actividades sociales de ayudar a la gente; pasa que se hizo una encuesta como posible candidato de nuestro sector para concejal contra Adriana Cuevas, de Desarrollo Social del municipio, se enteró de eso el intendente y entonces tomó la medida de sacarlos de la parte de Servicios Públicos, para lo cual se estuvo capacitando él en temas de alta tensión y otras cosas, y lo mandó a barrer las calles, si bien todo trabajo dignifica pero se notó que hubo una animosidad”.

Agregó que “la encuesta fue el viernes y el lunes le llegó la notificación de que se tenía que presentar en el otro sector. Salió gente por los medios de comunicación a repudiar este hecho, que también recibieron persecución”.