La denuncia fue presentada en la Policía: hay pruebas!!!

La denuncia fue presentada en la Policía: hay pruebas!!!

La Ciudad cabecera del Departamento General Belgrano vive momentos de hermetismo por una denuncia de acoso y abuso sexual contra el Gerente del Banco Nación. Se trata de una empleada de la entidad, que viene padeciendo el acoso en reiterada oportunidades. También hubo abuso, ya que el Gerente ‘tocó’ a la mujer en sus partes íntimas. La denuncia ya está presentada en la Justicia y se espera la condena. 

Redacción de RiojaLibre

Aunque algunos medios no se animen a informar, afortunadamente las Mujeres están perdiendo el ‘miedo’, denunciando en la Justicia los casos de acoso sexual por parte de sus Jefes. Una práctica despreciable que hasta hace unos meses era aceptada socialmente, pero que hoy es imperdonable, y debe ser castigada con todo el peso de la Ley.

En esta oportunidad sucedió en la sucursal en Olta del Banco Nación, donde el Gerente acosaba cotidianamente a la única empleada mujer de la entidad. Según cuentan testigos a RL, la bronca e indignación se incrementaba por la complicidad que el Gerente recibía del resto del personal del Banco, cuatro empleador varones.

La gota que rebalsó el vaso fue cuando el Gerente tocó inapropiadamente a la mujer en su trasero, provocando la inmediata respuesta de la víctima. La trabajadora presentó la denuncia correspondiente en la Justicia, y pidió licencia en el Banco hasta que se resuelva el caso. Según pudo averiguar RL existen pruebas cabales del acoso y abuso del Gerente, como por ejemplo un audio enviado a su víctima en el que pide ‘perdón’ y reconoce el abuso en cuestión.

Con la denuncia ya presentada, es hora de que la Justicia actúa. La víctima, en uso de licencia, espera la condena para ver si puede regresar a su lugar de trabajo. Casos como estos son los que deben castigarse con todo el peso de la Ley, no solo para castigar al ‘gerente abusador en cuestión’, sino para ‘educar’ a todos los otros abusadores que andan suelto en su ‘altos cargos jerárquicos’.