Cifra confirmada por la Secretaría de Trabajo

Cifra confirmada por la Secretaría de Trabajo

Aunque el INDEC macrista siga mintiendo, diciendo que en La Rioja el desempleo es de solo el 2,3%, la cruel realidad muestra como las políticas económicas de Nación están devastando a nuestra Provincia. Por cierres de comercios y caídas en las ventas, 300 riojanos perdieron su fuente laboral en los últimos meses. “Los comercios están teniendo un ahogo importante”, confirmó la Secretaria de Trabajo Myriam Espinosa

Aún cuando las tasas de desempleo registradas por el INDEC para el segundo trimestre del año marcan apenas un 2,3 por ciento en el caso de la Provincia, la realidad para cientos de riojanos sigue mostrando otra cara: según la titular de la Secretaría de Trabajo local, Miriam Espinosa, hasta fines de septiembre se concretaron 290 denuncias por despidos y suspensiones sólo en el sector comercial.

La funcionaria reflejó así la grave crisis que viene sobrellevando el comercio riojano, lo que se suma a las advertencias que periódicamente se realizan desde el Centro Comercial e Industrial de La Rioja. Recientemente, su titular, Irma Dueñas, calificó de “terrible” la situación en lo que va del año.

“Estamos preocupados porque bajaron las ventas y aumentaron los precios, los proveedores no quieren vender. A los comercios que tienen empleados y alquilan, el gasto fijo se les disparó, por cada cuadra hay cinco y siete comercios cerrados”, indicó la dirigente en declaraciones a la prensa.

Se calcula que en la actualidad en el microcentro, hay un 30 por ciento de locales desocupados. Basta recorrer las calles principales para notar que muchos espacios quedaron vacantes, disponibles para ser alquilados, incluso en lugares hasta ahora codiciados por su excelente ubicación, como frente a la plaza 25 de Mayo o en esquinas muy transitadas.

Dueñas resaltó otros datos que denotan que el comercio está rojo: “en La Rioja las ventas bajaron entre un 20 y un 40 por ciento, dependiendo del rubro. La gente no está comprando ropa, solamente está comprando alimentos”, aseveró.

Para completar un diagnóstico que alarma, la secretaria de Trabajo de la Provincia, Miriam Espinosa, dijo este lunes, al ser consultada por medios radiales, que “hasta septiembre, hay 290 denuncias de despidos y suspensiones” radicadas en el organismo vinculadas al comercio. Se trata de personas que perdieron su empleo de las que queda constancia, ya que muchas otras llegan a arreglos privados o bien optan directamente por la vía judicial, aclaró.

Según Espinosa, varios de los comercios más tradicionales efectuaron consultas a la Secretaría de Trabajo, a fin de llevar adelante, de forma consensuada, medidas que les permitan paliar la crisis sin llegar al extremo de los despidos de personal. Algunas de éstas son las suspensiones o las reducciones horarias, por las que el trabajador acuerda recibir menos salario.

“Los comercios están teniendo un ahogo importante”, confirmó Espinosa, quien comparó la situación a la crisis que atravesó el país en 2001. “Es mucha la gente que se está quedando sin su fuente laboral”, lamentó.